We're sorry, but an error has occurred while processing your request.

Tamaño del Texto

Estudio muestra que pruebas de saliva pueden servir para evaluar en recién nacidos la potencial pérdida de audición

Un estudio del 2 de Junio del New England Journal of Medicine, encontró que hisopos impregnados con saliva de la boca del recién nacido pueden ser un método efectivo para la detección de la infección por citomegalovirus (CMV), la cual conduce a la pérdida de audición en niños.

De acuerdo con los Centros de Control y Prevención de Enfermedades, la infección congénita del CMV es la infección más común pasada de la madre al hijo. Cada año, uno en 150 niños nacen con la infección congénita del CMV y uno de cada 150 niños desarrollan problemas permanentes como la pérdida de audición o desarrollo de incapacidades. Los infantes y niños que son infectados por el CMV después del nacimiento usualmente no presentan problemas.

En un esfuerzo por encontrar la prueba más efectiva para la detección de la infección por CMV, los investigadores de la Universidad de Alabama en Birmingham reclutaron 35,000 recién nacidos, provenientes de siete hospitales, en un estudio que comprendió entre junio del 2008 y noviembre del 2009. Las muestras de saliva tomadas de los infantes de aproximadamente un día de vida, fueron comparadas con muestras de sangre deshidratadas, que es el método convencional utilizado para detectar la infección por CMV en recién nacidos. Se encontró que tanto la saliva liquida como la sangre deshidratada fueron precisas en la identificación de recién nacidos portadores de la infección (100% y 97.4% respectivamente), conduciendo a los investigadores a concluir que las pruebas de saliva "deberían ser consideradas como una herramienta potencial de detección de infección por CMV en recién nacidos".

Aquellos que dieron positivo para la infección por CMV fueron incluidos en un programa de acompañamiento para monitorear su audición cada seis meses hasta completar 4 años de edad.

Según Suresh Boppana, M.D., investigador de la UAB: "Ahora sabemos que tenemos una prueba con saliva que funciona". "El desafío es, a diferencia de los kits de sangre deshidratada que ya están listos para la prueba en recién nacidos en los hospitales a los largo de la nación, que no poseemos un sistema en los lugares para la recolección de la saliva. Sin embargo, hemos mostrado que si se desea realizar la prueba para una gran cantidad de bebes para la infección por CMV, puede ser hecho".

La investigación fue financiada por los Institutos Nacionales del Instituto Nacional de la Salud de la Sordera y Otros Desordenes de Comunicación.

©2010 Asociación Dental Americana. Todos los derechos reservados. La reproducción o la publicación se encuentran terminantemente prohibidas sin el permiso previo por escrito de la Asociación Dental Americana.

08/18/2011

ColgatePalmolive.com  |  Colgate.com  |  Legal/Privacidad  |  Mapa del Sitio  |  Contacto
© Colgate-Palmolive Company. Todos los derechos reservados.
Estas viendo el sitio de Estados Unidos