Formas sencillas de mejorar la salud bucal

Madre enseñándole a su hija a lavarse los dientes

Probablemente no creas que tener mejor estado de salud que un atleta olímpico es una meta fácil pero, si seguís nuestros consejos sobre las formas sencillas de mejorar tu salud bucal, no dudes que la medalla de oro será tuya. El periódico El Debate y el doctor Norberto Debbag, entre otros, señalan que los estudios realizados apuntan a que los deportistas tienen más probabilidades de desarrollo de caries o erosiones dentales a causa de las dietas altas en azúcares y consumo de bebidas deportivas, concluyendo que entre el 15% y el 75% de los deportistas tenían caries y que los mismos reconocían no dar mucha importancia a la salud bucal. Casi la mitad de estos atletas no se habían sometido a ningún examen o cuidado de higiene dental en el año anterior.

Se concluyó que la salud bucal de estos atletas era deficiente. Muchos de ellos reconocían que esto tenía un impacto negativo en su rendimiento deportivo y bienestar general.

Los instrumentos adecuados para la rutina idónea

Practicar una rutina de higiene bucal adecuada y usar los instrumentos adecuados son determinantes para mejorar la salud bucal. La Red Argentina de Salud Unimédica Victoria recomienda cepillarse dos veces al día con un cepillo de cerdas suaves y crema dental para ayudar a eliminar los alimentos y la placa (la película adherente de bacterias que se forma en la línea de las encías y en los dientes) de los espacios interdentales. La técnica de cepillado correcta consiste en situar el cepillo de dientes en un ángulo de 45 grados con la línea de las encías y mover suavemente las cerdas hacia adelante y hacia atrás realizando movimientos cortos. Asegurate de cepillar las superficies externas, internas y de mordida de todos tus dientes. Cepillate también la lengua, o usá un limpiador de lengua. Usá un cepillo de dientes de un tamaño adecuado y una pasta de dientes que contenga ingredientes activos que puedan ayudar a abordar problemas específicos, como caries, enfermedad periodontal, mal aliento, acumulación de sarro, manchas o sensibilidad, como el cepillo Colgate® Sensitive Pro-alivio. La Universidad de Buenos Aires (UBA) recomienda el uso del hilo dental una vez al día como rutina diaria para una higiene saludable.

Otras formas de mejorar la salud bucal

Llevá una dieta equilibrada y limitá snacks y bebidas con azúcar. Los granos integrales, panes y cereales bajos en azúcar, frutas y verduras frescas, y proteínas de alta calidad como las de carnes magras, huevos, pescado, queso y porotos son las mejores opciones alimenticias para una boca saludable. Según la prensa especializada, la mitad de cada ingesta debería estar compuesta por frutas y verduras, y la otra mitad repartida entre granos enteros, productos lácteos bajos en grasa y alimentos con proteínas magras. Las frutas y verduras son especialmente beneficiosas porque masticar alimentos firmes, gruesos, acuosos y fibrosos, como el brócoli, la coliflor, las espinacas, las manzanas y la lechuga, estimula el flujo de saliva, lo que a su vez favorece la digestión de los alimentos y reduce su retención en la boca. El tofu fortificado con calcio puede ser un sustituto de fuentes de proteínas animales.

Acudí periódicamente al consultorio odontológico para someterte a exámenes orales y limpiezas profesionales. Cumplí con los controles dentales periódicos dos veces al año pero no olvides que solo tu profesional de la salud dental puede decirte con qué frecuencia debés hacerte un chequeo y una limpieza profesional según tus necesidades. Si no estás seguro de cómo limpiar tu boca adecuadamente, pedile a tu odontólogo que te muestre la técnica correcta. Si experimentás síntomas de alguna enfermedad, como encías molestas o sangrantes, no esperes al examen periódico porque podrían ser el signo de un problema que requiera una atención inmediata.

Usá un protector bucal si practicás deporte. Los protectores bucales ayudan a prevenir lesiones amortiguando los golpes en labios, dientes y mandíbula durante el ejercicio. No todos los atletas olímpicos toman esta precaución. Un protector bucal es una muy buena opción para prevenir una rotura o caída de dientes. Hay muchos tipos de protectores bucales, así que pedíle consejos a tu odontólogo para decidir cuál es la más conveniente para vos.

Los atletas olímpicos son vistos como personas sanas. Pero, ¿qué significa realmente estar sano? La salud oral es una parte importante del bienestar. Si cuidás tu organismo, hacé lo mismo con tu boca: es muy sencillo.

Sobre el autor: Dianne L. Sefo es higienista dental y educadora en materia de higiene dental. Ha participado en múltiples publicaciones, ha trabajado en centros privados de Nueva York y California del Sur, y ha sido miembro del cuerpo docente del Monroe Community College, el Concorde Careers College (San Diego) y la New York University.

La finalidad de este artículo es fomentar la comprensión y el conocimiento de temas generales de salud oral. Su propósito no es sustituir la opinión, el diagnóstico o el tratamiento profesionales. Solicita siempre la opinión experta de tu dentista u otro proveedor de salud Calificado y Dile siempre cualquier pregunta que tengas en relación con alguna enfermedad o tratamiento médico.

OTROS ARTÍCULOS

Cómo USAR HILO DENTAL

  1. Saque de 45 a 60 cm de hilo dental del dispensador.

  2. Enrolle los extremos del hilo en sus dedos índice y medio.

  3. Sujete el hilo con firmeza alrededor de cada diente formando una C; mueva el hilo hacia adelante y hacia atrás jalando y empujando, de arriba hacia abajo contra el lado de cada diente.

Cómo CEPILLARSE

  1. Ponga el cepillo en un ángulo de 45 ° con respecto a la línea de las encías. Mueva el cepillo de atrás hacia adelante, y repita dichos movimientos en cada diente.

  2. Cepille la superficie interna de cada diente, usando la misma técnica de atrás hacia adelante.

  3. Cepille la superficie masticatoria (parte de arriba) del diente.

  4. Use la punta del cepillo para cepillar la parte de atrás de cada diente –con cepilladas de adelante y atrás, arriba y abajo, en la parte superior e inferior.

  5. No se olvide de cepillar la lengua para quitar el mal olor causado por las bacterias.

No ignore su salud bucal

El cepillado y el hilo dental son las claves para una sonrisa saludable. Consulte los productos para encontrar cuál es el correcto para usted.