Tipos de lenguas anormales y su apariencia

Amigas tomándose una foto mientras hacen muecas

Puede que no pienses en tu lengua muy a menudo, pero su papel en tu vida cotidiana no es secundario. La necesitás para saborear los alimentos, hablar y tragar. También interviene en la producción de saliva, ayuda a masticar y protege al resto del organismo de las bacterias patógenas y otros gérmenes, como remarcan desde la Asociación Guardianes Ambientales. Una lengua anormal puede dificultar la realización de numerosas acciones que solemos dar por sentadas. A menudo, los problemas relacionados con la lengua son fáciles de tratar, aunque otras condiciones más raras pueden requerir tratamientos médicos más complejos.

Macroglosia

Si has estudiado griego, habrás adivinado que macroglosia significa "lengua grande". La macroglosia es poco frecuente y generalmente se produce junto con una enfermedad congénita o se desarrolla como consecuencia de una afección adquirida. En los casos más particulares, una persona puede nacer con una lengua agrandada como rasgo hereditario. Pero según fuentes profesionales, se trata de un síndrome poco frecuente, con una incidencia de 1:15 000 nacimientos.

Si la macroglosia se desarrolla como consecuencia de otra afección, como el hipotiroidismo o la tuberculosis, el tratamiento de la afección subyacente a menudo puede contribuir a reducir el tamaño de la lengua. La cirugía también puede ser una opción válida. El mismo estudio propone la reducción quirúrgica de la lengua con el fin de restituir la función deglutoria y aumentar el espacio de la vía aérea superior.

1. Lengua escrotal

La lengua escrotal, también denominada lengua fisurada, es otra anormalidad de la lengua bastante rara, al menos en Argentina. Aunque su incidencia en niños de 5 a 18 años es solo del 1,08 % de la población mundial, esta cifra puede llegar al 21 % en la edad adulta. El signo más claro de la lengua escrotal es la aparición de surcos en la superficie lingual. Las ranuras, o fisuras, dan a la lengua una apariencia y una textura arrugadas.

La buena noticia en relación con la lengua escrotal es que suele ser una anomalía inocua. Su aspecto anormal no debería afectar al sentido del sabor, la masticación ni el habla. El problema más generalizado en los pacientes con la lengua fisurada es la sensación de ardor al comer alimentos picantes o ácidos.

Los surcos linguales pueden ser un escondite idóneo para las bacterias, lo que significa que conviene prestarle un poco más de atención a la higiene bucal en el caso de tener la lengua fisurada. Cepillate dos veces al día para eliminar restos de comida, placa y bacterias de la lengua, y planteate el uso de un cepillo dental con un innovador diseño de limpiador de mejillas y lengua, como el cepillo de dientes Colgate 360° Advanced Total 12.

2. Lengua vellosa

Hablando de limpieza de la lengua y la boca en su conjunto, acá hay otra razón para que cuides a fondo tu higiene bucal. La lengua puede adoptar una textura "peluda" o "vellosa" si no te cepillás los dientes con frecuencia. La lengua peluda no significa que esté cubierta de vello. La apariencia "peluda" se crea por un agrandamiento y decoloración de las papilas filiformes en la superficie de la lengua, como explica el centro médico del Dr. Hoogstra.

La lengua peluda puede tener un aspecto alarmante e ir acompañada de mal aliento o un sabor de boca anormal. A menudo, cepillarse los dientes es suficiente para acabar con el problema. Si la textura vellosa persiste, es conveniente acudir al odontólogo, que te ayudará a saber qué sucede.

3. Colores anormales de la lengua

Una lengua sana suele ser una lengua rosada. Si tu lengua tiene otro tono, puede hacerte pensar que algo va mal. Por ejemplo, una capa blanquecina en la lengua puede indicar desde boca seca hasta aftas bucales. Como señala la Universidad Nacional de Rosario, una lengua roja con textura lisa puede ser un signo de deficiencia de vitamina B12, niacina (B3) o hierro, mientras que una lengua pálida puede ser un signo de anemia, entre otras amenazas de la salud bucal. El tratamiento del problema subyacente, ya sea una infección por levaduras o una deficiencia nutricional, ayudará a recuperar el tono rosado de una lengua saludable.

¿Cómo está tu lengua? Si observás algo inusual en tu lengua, hablá con tu odontólogo. Él te indicará qué hacer para devolver a tu lengua su color y su textura normales.

La finalidad de este artículo es fomentar la comprensión y el conocimiento de temas generales de salud oral. Su propósito no es sustituir la opinión, el diagnóstico o el tratamiento profesionales. Solicita siempre la opinión experta de tu dentista u otro proveedor de salud Calificado y Dile siempre cualquier pregunta que tengas en relación con alguna enfermedad o tratamiento médico.

OTROS ARTÍCULOS

¿Cuáles son las partes del diente?

Cada diente tiene varias partes diferentes; aquí le presentamos un resumen de cada parte:

  • Esmalte – es la parte externa y más dura del diente que posee el tejido más mineralizado del cuerpo. Pueden dañarlo las caries si no se cuidan los dientes correctamente.

  • Dentina – es la capa del diente que se encuentra debajo del esmalte. Si la caries pasa a través

  • Pulpa – es el tejido blando que se encuentra en la parte central de todos los dientes, donde están ubicados el tejido nervioso y los vasos sanguíneos. Si las caries alcanzan la pulpa, normalmente se siente dolor y puede ser necesario realizar un tratamiento de canal.