Conozca mejor sus dientes

Cigarro: el enemigo de la salud y de los dientes blancos

¿Fumas? Si tu respuesta es sí, estás poniendo no solamente tu salud en riesgo sino también a la salud de tu boca. El tabaco causa mal aliento, la dificultad de la cicatrización, las manchas en los dientes y hasta cáncer de boca y de garganta. 

 A nivel de las consecuencias estéticas, el cigarro es uno de los principales responsables por las tales manchas extrínsecas, que son aquellas que surgen de los factores externos. El hábito de fumar causa una acumulación de alquitrán y la resina del tabaco en la superficie del diente. Esas substancias quedan pegadas en los defectos u ondulaciones del esmalte. El resultado son las manchas cafés y un tono amarillo generalizado de los dientes, que en algunos de los casos puede ir más al fondo en la estructura y eso puede dificultar más de salir. 

Pero hay una solución. Primero, obviamente, es mejor dejar el cigarro de una vez por todas. Después de eso puedes recurrir al dentista. Pues él es quien puede orientarte correctamente sobre los procedimientos más indicados que puedes tomar en cada caso. Existe el blanqueamiento en el consultorio, hecho con láser o con LED, y los caseros, pero siempre con una orientación profesional. 

OTROS ARTÍCULOS