Cuidado dental infantil: elegir un odontopediatra

dentista sonriente de mediana edad en consultorio odontológico

¡Por fin ha llegado el momento! Tu bebé tiene su primer diente, y es precioso. Después de hacerle las debidas fotos y compartirlas con tus amigos, toca investigar un poco. Ahora que tu bebé ya tiene dientes, tenés que empezar a pensar en el cuidado dental infantil. Esto significa que es el momento de elegir un buen odontopediatra.

El primer examen dental del bebé

Periódicamente acudís con tu bebé a su consulta para las revisiones médicas, y la próxima será la visita al odontólogo. La Asociación Odontológica Argentina (AOA) en su sitio web tiene extensa información sobre el ámbito de actuación de los odontopediatras. Si tu hijo muestra signos de dentición tardía, asegurate de llevarlo al odontólogo antes de que cumpla el año.

En la primera consulta, el odontólogo revisará el estado de las encías y los dientes de tu hijo por si hubiera alguna anomalía. Le limpiará la boca y te dará consejos importantes de cuidado dental en la infancia. Después del primer examen, deberás volver cada seis meses a lo largo de toda la vida de tu hijo.

Por qué los odontopediatras son diferentes

El programa de la Carrera de Especialización en Odontopediatría de la Asociación Odontológica Argentina (AOA), de 2 años de duración una vez obtenido el título de odontólogo, incluye actividades clínicas, distribuidas en la atención de pacientes de las clínicas asociadas y en actividades sobre el terreno, con un servicio de tutoría. Estos odontólogos están especializados en la etapa infantil. Tienen instrumentos y técnicas especiales para las bocas pequeñas. A menudo practican técnicas de odontología "suaves" para facilitar las visitas de los niños. Por último, su formación específica les ayuda a detectar problemas de desarrollo propios de la infancia. Un buen odontopediatra puede anticiparse a los problemas dentales y prevenir costosos tratamientos de ortodoncia en el futuro.

Los odontopediatra enseñarán a tu hijo a confiar en estos profesionales en lugar de tenerles miedo. Unas experiencias tempranas agradables pueden conducir a tu bebé hacia la senda de los buenos hábitos de salud bucal.

La elección del odontólogo

Para elegir a tu odontólogo, primero hacé una lista de los odontopediatras de tu zona. Consultá sus sitios web para conocer su formación, así como los servicios y las instalaciones que ofrecen los diferentes centros odontológicos. Preguntá a tus amigos cuáles son sus odontopediatra favoritos y por qué. Recordá que se trata de hacer que estas primeras consultas sean lo más agradable posible para tu hijo. Puede que tengas que conocer personalmente varias opciones para encontrar la que mejor se adapte a su personalidad.

El cuidado dental preventivo en la infancia es una parte importante de la rutina de salud del bebé. Elegí un buen odontopediatra con quien te sientas a gusto y mantenete fiel a tu consulta semestral. Con unas visitas positivas y divertidas, tu hijo estará deseando que llegue el momento de la limpieza dos veces al año.

La finalidad de este artículo es fomentar la comprensión y el conocimiento de temas generales de salud oral. Su propósito no es sustituir la opinión, el diagnóstico o el tratamiento profesionales. Solicita siempre la opinión experta de tu dentista u otro proveedor de salud Calificado y Dile siempre cualquier pregunta que tengas en relación con alguna enfermedad o tratamiento médico.

OTROS ARTÍCULOS

Qué Esperar de la VISITA AL DENTISTA

Durante su primera visita al dentista, este establecerá el historial completo de su salud. En las visitas de seguimiento, si su estado de salud ha cambiado, no se olvide de comentárselo al dentista. He aquí lo que debe esperar de la mayoría de sus visitas al dentista.

  • Una limpieza profunda – el higienista dental o el dentista rasparán a lo largo y por debajo de la línea de la encía para remover la placa y el sarro que puede causar enfermedad de las encías, cavidades, mal aliento y otros problemas. Luego pulirá los dientes y pasará hilo dental.

  • Un examen dental completo – su dentista le examinará los dientes, las encías y la boca en profundidad para ver si hay signos de enfermedad u otros problemas.

  • Rayos X – con los rayos x se pueden diagnosticar problemas que, de lo contrario, pasarían desapercibidos, como daños en los maxilares, dientes impactados, abscesos, quistes o tumores y caries entre los dientes.