Xerostomía: 4 formas de humectar la boca seca

Mujer sonriente bebiendo un vaso de agua

¿Tu boca está seca como el desierto del Sáhara? Si es así, hay muchas formas de combatir la sequedad bucal (o xerostomía). La sequedad bucal produce una sensación incómoda, pero hay formas de aliviarla. Sin embargo, si la afección persiste durante varias semanas, incluso después de probar estos remedios caseros, solicitá asistencia a un médico u odontólogo.

Causas de la xerostomía

Básicamente, la xerostomía se produce por una falta de saliva atribuible a varios factores:

  • Efectos secundarios médicos: La xerostomía es un efecto secundario de enfermedades como la diabetes, la leucemia, la enfermedad de Sjogren, la anemia perniciosa, la enfermedad de Hodgkin y el SIDA. Los pacientes con cáncer pueden perder la capacidad de producir saliva dado que la radiación destruye las glándulas salivales. Ciertos medicamentos también provocan sequedad bucal. Leé exhaustivamente la etiqueta de todos los medicamentos.
  • Deshidratación: ¿Tomás suficiente agua? Si consumís mucho café y sentís la boca seca, podés estar experimentando un efecto diurético. O, si hacés ejercicio durante mucho tiempo, no te olvides de hacer pausas para hidratarte.
  • Deficiencias vitamínicas: La sequedad bucal está relacionada en algunos casos con deficiencias vitamínicas. Aunque la producción de saliva sea normal, una deficiencia de vitaminas puede afectar al revestimiento de la boca creando una sensación de sequedad.

Síntomas frecuentes

¿Sentís alguno de estos síntomas?

  • Una sensación de algodón que dificulta hablar, comer y tragar.
  • Ardor en la boca y la lengua o llagas.
  • Grietas cerca de las comisuras de los labios.
  • Mal sabor de boca o aliento persistente.

Remedios caseros antisequedad

La xerostomía puede llegar a ser una pesadilla dental, ya que la saliva no diluye el ácido bacteriano que deteriora los dientes e irrita las encías. Estos remedios caseros pueden ayudarte a sentirte mejor y proteger tus dientes.

  • ¡Tomá agua!: Tené siempre a mano una botella de agua y tomá unos sorbos con frecuencia. También es importante evitar las bebidas ácidas, como el jugo de naranja, las gaseosas y cualquier otra bebida que contenga ácido cítrico o fosfórico. La boca ácida y seca es un caldo de cultivo para las caries dentales.
  • Masticá chicle: Masticar chicle favorece el flujo de saliva. El único inconveniente es que el azúcar en las encías puede causar caries, así que usá variedades sin azúcar, especialmente las endulzadas con sorbitol o edulcorantes similares.
  • Usá enjuague bucal: Dado que una menor cantidad de saliva es un precursor de las caries dentales, es conveniente usar un enjuague con flúor antes de acostarte. Esto ayuda a remineralizar los dientes, y protegerlos de las caries y las enfermedades de las encías.
  • Productos de venta libre: Hay sprays, enjuagues y cremas dentales especialmente formuladas para mantener hidratada la cavidad bucal.
  • Vitaminas: La vitamina C ayuda a los tejidos orales a reparar el daño causado por una sequedad excesiva. Las vitaminas B ayudan a combatir las bacterias al mejorar el sistema inmunológico, por lo que podés plantearte tomar un suplemento del complejo B con tiamina, niacina, riboflavina y B6.
  • Usá un humidificador: Por la noche, mantené húmedo el ambiente de la habitación con la ayuda de un humidificador.

La finalidad de este artículo es fomentar la comprensión y el conocimiento de temas generales de salud oral. Su propósito no es sustituir la opinión, el diagnóstico o el tratamiento profesionales. Solicita siempre la opinión experta de tu dentista u otro proveedor de salud Calificado y Dile siempre cualquier pregunta que tengas en relación con alguna enfermedad o tratamiento médico.

OTROS ARTÍCULOS

BOCA SECA

Definición

Conocida por el término médico xerostomía, la boca seca ocurre cuando no se tiene suficiente saliva para mantener la boca húmeda e hidratada.

Causas

La boca seca puede ocurrir cuando las glándulas de la boca que producen saliva no funcionan bien. Algunas de sus causas son:

  • Estrés

  • Determinados medicamentos

  • Terapia contra el cáncer (radiación/quimioterapia)

  • Trastornos autoinmunes como el síndrome de Sjögren

  • Fumar

Condiciones Relacionadas