Llagas bucales de colitis ulcerosa y la solución

Mujer mayor tomando un vaso de agua

Según la Fundación FEBEBA, la enfermedad inflamatoria intestinal (EII) se ha convertido en una enfermedad mundial con una alta incidencia en los países industrializados, superior al 0,3% de prevalencia. Las llagas bucales de colitis ulcerosa acompañan a menudo a la EII, por lo que es importante cuidar la salud bucal en estos pacientes.

¿Qué es la EII?

La enfermedad inflamatoria intestinal es un término genérico que hace referencia a las condiciones de colitis ulcerosa, colon irritable y enfermedad de Crohn. Estas enfermedades producen abundantes síntomas, principalmente en el colon o el intestino grueso, como dolor abdominal y diarrea. El Dr. Alberto Cormillot destaca entre la gran variedad de síntomas de la EII las náuseas, el dolor de cabeza, los gases, la fatiga, la depresión, la ansiedad, la dificultad para concentrarse y el dolor articular.

La EII es una enfermedad del canal o tracto digestivo. El canal digestivo es el conducto para procesar alimentos y líquidos que empieza en la boca y recorre la garganta pasando por la faringe hasta el esófago, llega al estómago y el intestino, y termina en el recto. (Fundeccu Argentina ofrece una guía paso a paso del funcionamiento del sistema digestivo.) La EII puede afectar a todas las partes del tracto digestivo en distintos niveles y de diferentes formas.

Mucha gente no sabe que la colitis ulcerosa también puede afectar a la mucosa oral (el tejido blando, como las mejillas y encías). Las lesiones orales que ocasiona la EII (llamadas aftas ulcerosas) pueden provocar dolor y mal aliento. El tratamiento de las llagas bucales como síntoma de la EII puede ayudar a los pacientes a comer más cómodamente y sobrellevar mejor la enfermedad.

Úlceras bucales de colitis ulcerosa

La EII se manifiesta en la boca en forma de episodios de colitis ulcerosa, úlceras bucales o ulceraciones aftosas, que pueden originarse tanto por la afección en sí como por una reacción a los medicamentos recetados para la EII, como indican fuentes especializadas. Estas ulceraciones pueden desarrollarse en cualquier parte dentro de la boca en los tejidos blandos, como las mejillas y encías, y suelen durar de 7 a 10 días. Los casos más graves pueden tardar varias semanas en sanar.

Aunque tal vez no produzcan el dolor de las llagas bucales de colitis ulcerosa causadas por la enfermedad, los pacientes con EII también pueden desarrollar llagas bucales debidas a deficiencias nutricionales. Si el dolor y los síntomas de la EII dificultan la alimentación, los pacientes pueden exponerse a un riesgo de desnutrición. La carencia de vitamina B en concreto puede derivar en llagas bucales e hinchazón.

Tratamiento y cuidado

Para prevenir las lesiones orales, evitá los alimentos que puedan empeorar los síntomas. Aunque varían según la persona, pueden incluir cualquier cosa ácida como frutas cítricas o crujiente como patatas fritas y "pretzels". Cepillarte dos veces al día y mantener un buen cuidado bucal puede ayudarte a disfrutar de una boca limpia y sin llagas.

Si notás una llaga, procurá mantenerla lo más limpia posible para evitar las infecciones por partículas de alimentos o acumulación de bacterias. Métodos como mantenerse bien hidratado, evitar los líquidos calientes y los alimentos picantes, y usar un enjuague bucal antibacteriano pueden ayudar a sobrellevar las incómodas llagas.

Si experimentás llagas bucales relacionadas con la EII, podés visitar al odontólogo para supervisar su tamaño y gravedad. Si tenés alguna afección digestiva, hablá con tu odontólogo y médico para que te elaboren un plan de tratamiento personalizado para el conjunto de la boca y el organismo.

La finalidad de este artículo es fomentar la comprensión y el conocimiento de temas generales de salud oral. Su propósito no es sustituir la opinión, el diagnóstico o el tratamiento profesionales. Solicita siempre la opinión experta de tu dentista u otro proveedor de salud Calificado y Dile siempre cualquier pregunta que tengas en relación con alguna enfermedad o tratamiento médico.

OTROS ARTÍCULOS