5 remedios para aliviar y curar las quemaduras en la lengua

Mujer tomando remedio casero para lengua quemada

Cuando te quemás la lengua, solo te preocupa una cosa: saber cuándo te sentirás mejor. Es frecuente quemarse la lengua cuando no se advierte lo caliente que está una comida o bebida antes de comer un bocado o tomar un sorbo. Este incidente puede llegar a provocar la desaparición temporal de las papilas filiformes (protuberancias naturales de la lengua). Es fácil olvidarse de la temperatura antes de comer o beber, de ahí que esta sea una causa habitual de quemaduras en la lengua.

Una quemadura bucal exige una respuesta ágil para aliviar el dolor. Por suerte, hay varios remedios para las quemaduras en la lengua que pueden ayudarte a sobrellevar tu próximo sorbo de café hirviendo o bocado de pizza ardiente.

1. Beber y calmar

La primera respuesta a una quemadura en la lengua determina la rapidez de la recuperación. Al igual que con cualquier quemadura menor, el agua fría puede calmar la irritación en poco tiempo. Tomá un vaso de agua para bajar la temperatura de la lengua y mantener la boca hidratada. El flujo de saliva es esencial para impedir que las bacterias provoquen más daños en la zona. Hasta que la quemadura sane, es mejor evitar cualquier alimento o bebida caliente, o la irritará aún más.

2. Refrescar

Después del incidente, consumí alimentos blandos y fríos el resto del día para atenuar la sensación de escozor de forma natural. Da prioridad a los alimentos fáciles de ingerir, como un tazón de frutas, yogur o compota de manzana. Estos alimentos más delicados contribuyen a calmar la sensación de ardor. Asegurate también de tomar agua para eliminar los restos de comida que queden, dado que podrían lastimar aún más la lengua.

3. Enjuagar con agua salada

Una vez rebajada la temperatura, intentá enjuagar con una mezcla de agua tibia con sal. Añadí 1/8 de cucharadita de sal a un vaso de agua tibia. Agítala por la boca y escúpela. Un enjuague con agua salada actúa como un antiséptico natural que puede reducir la inflamación y el dolor para aliviar los síntomas de las quemaduras en la lengua.

4. Aplicar miel

La miel es otra cura para quemaduras que se ha estudiado por sus propiedades antimicrobianas y su capacidad para estimular una curación más rápida. Además de ser deliciosa, la miel es un remedio milenario para las quemaduras. Solo asegurate de cepillarte los dientes después para evitar las caries a causa del azúcar.

5. Tomar un calmante

Si todas las recomendaciones anteriores no te aportan el alivio que necesitás, siempre podés recurrir a un analgésico sin receta estándar. Tomá la dosis recomendada de acetaminofeno para el dolor o ibuprofeno para reducir la inflamación. Usá un cepillo de dientes con cerdas extrasuaves, más delicado con el tejido bucal blando.

Si no estás seguro de cuál es la causa de los síntomas de la quemadura en la lengua, o simplemente no desaparecen, acudí al odontólogo para descartar el síndrome de lengua ardiente, que es un problema crónico cuya causa no es realmente ninguna quemadura.

Las quemaduras en la lengua terminan por desaparecer pero, mientras tanto, te tranquilizará saber que disponés de remedios tan sencillos como eficaces para la lengua quemada. Para evitar nuevas quemaduras o arriesgarte a empeorar las que ya tenés, empezá tomando pequeños sorbos y bocados para medir la temperatura de los alimentos y bebidas calientes. En poco tiempo recuperarás la normalidad.

La finalidad de este artículo es fomentar la comprensión y el conocimiento de temas generales de salud oral. Su propósito no es sustituir la opinión, el diagnóstico o el tratamiento profesionales. Solicita siempre la opinión experta de tu dentista u otro proveedor de salud Calificado y Dile siempre cualquier pregunta que tengas en relación con alguna enfermedad o tratamiento médico.

OTROS ARTÍCULOS

Afecciones comunes durante la ADULTEZ

A medida que se envejece, el cuidado dental de los adultos es muy importante. A continuación se presentan algunas de las afecciones que tener en cuenta:

Enfermedad de las encías – si ha reducido su rutina de cepillado y uso de hilo dental y ha dejado de lado sus limpiezas dentales regulares, puede aumentar la placa bacteriana y el sarro de sus dientes. La placa y el sarro si se dejan sin tratar pueden dañar de forma irreparable los maxilares y las estructuras de soporte, lo que puede provocar la pérdida de dientes.

Cáncer bucal – de acuerdo con el National Institute of Dental and Craniofacial Research (Instituto Nacional de Investigación Dental y Cráneo-facial), los hombres mayores de 40 años son los que tienen más riesgo de contraer cáncer de boca. A alrededor de 43 mil personas se les diagnosticará cáncer de boca, lengua o garganta, y el ACS estima que cerca de 7 mil personas morirán a causa de estos tipos de cáncer. El uso de productos derivados del tabaco y el alcohol aumentan el riesgo de tener cáncer de boca. La mayoría de los cánceres bucales son diagnosticados primero por el dentista durante un chequeo de rutina. 6

Rotura del empaste dental – Los empastes duran de 8 a 10 años, pudiendo durar hasta 20 años o más. Cuando el empaste comienza a romperse, el alimento y las bacterias pueden entrar debajo de ellos y cariar profundamente los dientes.

Mantenga sus dientes limpios con una rutina de salud oral

Establecer una rutina de salud oral es importante para una boca sana. Pruebe uno de nuestros productos de salud oral para ayudarle a establecer un programa.