Cómo aliviar la fiebre de su bebé ocasionada por la dentición

Recién nacido sin dientes

La dentición es parte de la transición de un bebé a niño pequeño y suele presentarse entre los cuatro y los siete meses de edad. Sin embargo, esta etapa no llega sin su porción correspondiente de dolores y malestares para todos los involucrados. Como madre, lo he experimentado con mis propios dos hijos.

La fiebre ocasionada por la dentición, por ejemplo, es un síntoma frecuente cuando brotan dientes nuevos. Tratar la fiebre podría parecer fácil, pero es importante que sepa qué métodos son los mejores para su bebé. A continuación, le presentamos algunos de los errores más comunes y las mejores alternativas para otorgarle alivio a su bebé.

Errores y métodos frecuentes para la fiebre ocasionada por la dentición en bebés

Error n.° 1: Bajar demasiado la temperatura de la habitación. Aunque parezca una forma lógica para hacer sentir mejor a alguien que tiene fiebre, la temperatura de la habitación de su bebé siempre debería estar entre los 18,3 y los 21,1 grados °C.

Una mejor alternativa: Para ayudarle a su bebé a sentirse mejor, puede darle un baño tibio o humedecer un paño en agua tibia y usarlo para frotarle y masajearle el cuerpo. Lo que más me gusta de este método es que su bebé sentirá alivio de inmediato y, además, es seguro.

Error n.° 2: Darle a su bebé una aspirina o algún medicamento para adultos. Nunca es buena idea darle a su bebé algún medicamento para adultos, incluso si la dosis es muy baja.

Una mejor alternativa: Hay medicamentos para reducir la fiebre que están hechos específicamente para bebés, cuya ingesta es segura para ellos. No olvide leer las instrucciones de dosificación para asegurarse de darle la cantidad correcta a su bebé.

Error n.° 3: Darle de beber agua fría a su bebé. Aún cuando parezca lógico darle algo frío cuando la temperatura corporal de su bebé es demasiado alta, ha habido cierta polémica sobre si el agua es buena para ellos cuando son tan pequeños.

Una mejor alternativa: Mantener a su bebé hidratado definitivamente es una buena forma de ayudarle a sobrellevar la fiebre, pero, en lugar de darle agua fría, amamántelo o déle un poco de fórmula para bebés.

Además de estas alternativas que le sugerimos, masajear las encías de su bebé con el dedo puede aliviar un poco el dolor y ayudarle a dormir a pesar de la fiebre. Lo más importante es que conserve la calma. La fiebre debido a la dentición es normal y no suele durar más de un día. Si la fiebre dura más de dos días, no dude en llamar a su pediatra.

La finalidad de este artículo es fomentar la comprensión y el conocimiento de temas generales de salud oral. Su propósito no es sustituir la opinión, el diagnóstico o el tratamiento profesionales. Solicita siempre la opinión experta de tu dentista u otro proveedor de salud Calificado y Dile siempre cualquier pregunta que tengas en relación con alguna enfermedad o tratamiento médico.

OTROS ARTÍCULOS

Principales consejos para un buen cuidado bucal durante la INFANCIA

He aquí algunas maneras para cuidar los dientes y encías de tu bebé:

  • Antes de que le nazcan los dientes, limpia las encías de tu bebé y luego los dientes frotando un trapo limpio y húmedo a lo largo de las encías superiores e inferiores.

  • Cuando le nazcan los dientes, comience a cepillárselos al menos dos o tres veces al día con un cepillo dental de cedras suaves y con agua.

¿Cómo cuidar los primeros dientes de tu bebé?

Tan pronto como los dientes de leche erupcionen es importante empezar a cuidar de ellos. Utiliza una crema dental con fórmula sin flúor creada especialmente para los más pequeños.