Salud oral: lavarse la boca, usar hilo y comer bien

Mujer lavándose los dientes

¿Alguna vez se ha preguntado si se le ha pasado por alto alguna medida importante para mantener su higiene oral? Además de cuidar bien de su propia salud oral, como padre también le corresponde transmitirle buenas prácticas dentales a sus hijos. A veces, las tareas frecuentes se vuelven un hábito y se nos olvida usar las técnicas adecuadas. Siga leyendo para refrescar sus conocimientos de cómo cepillarse los dientes, usar el hilo dental y comer bien para tener dientes y encías saludables.

Cómo cepillarse los dientes

La meta del cepillado dental es eliminar toda la placa que sea posible. Según la Asociación Dental Americana (ADA), la placa es una sustancia transparente que contiene bacterias y que cubre los dientes y las encías. Eliminar la placa con el cepillado mantiene los dientes saludables y sin caries. Tanto usted como sus hijos deben cepillarse los dientes durante un mínimo de dos minutos. Durante el cepillado, es importante que se cepille la parte interior, exterior y superior de cada diente con movimientos cortos de la encía hacia el diente. No olvide cepillarse los dientes con suavidad, ya que el cepillado demasiado fuerte puede irritar las encías. Cepíllese también los tejidos suaves, incluida la lengua y el borde de las encías para eliminar todas las bacterias que se pueda. Una opción para ayudarle a limpiar la boca entera es usar un cepillo de dientes que tenga limpiadores de lengua y mejillas.

Cómo usar el hilo dental

Aunque puede que el cepillo de dientes elimine la mayor parte de la placa, no puede limpiar bien entre los dientes. Es por ello que es indispensable usar hilo dental todos los días. Según la ADA, el uso de hilo dental destruye las colonias de bacterias que se forman a lo largo del borde de las encías a la vez que estimula el tejido gingival y previene la enfermedad de las encías. Comience por tomar un tramo de medio metro de hilo dental. Enrolle la mayor parte de hilo en torno a los dedos medios y use los índices para guiar el hilo entre los dientes. Use algunos centímetros del hilo y muévalo suavemente entre cada diente con movimientos de ida y vuelta. Asegúrese de curvar el hilo en torno a la parte inferior del diente de modo que limpie un poco por debajo del borde de las encías. No olvide usar una porción nueva de hilo dental para cada espacio para no llevar la placa de un diente al otro. Evite aplicar demasiada fuerza, ya que podría cortarse o lastimarse las encías.

Consejos alimenticios para la salud dental

Las bacterias orales se alimentan de azúcar. De hecho, el azúcar es la fuente alimenticia natural de las bacterias de la boca. Según la ADA, las dietas bajas en almidones y en azúcar pueden eliminar las bacterias de la boca por inanición. En lugar de consumir alimentos procesados con aditivos y carbohidratos simples, prepare más comidas con vegetales frescos y proteínas magras para toda la familia. Además, trate de evitar que los niños coman bocadillos entre comidas para mantener sus bocas limpias y saludables entre cada cepillado. Otra forma fácil de reducir el consumo de azúcares es cambiar las bebidas carbonatadas y endulzadas por agua. Esto no solo les ayudará a eliminar las bacterias, sino también a enjuagar la boca.

La finalidad de este artículo es fomentar la comprensión y el conocimiento de temas generales de salud oral. Su propósito no es sustituir la opinión, el diagnóstico o el tratamiento profesionales. Solicita siempre la opinión experta de tu dentista u otro proveedor de salud Calificado y Dile siempre cualquier pregunta que tengas en relación con alguna enfermedad o tratamiento médico.

OTROS ARTÍCULOS

Cómo USAR HILO DENTAL

  1. Saque de 45 a 60 cm de hilo dental del dispensador.

  2. Enrolle los extremos del hilo en sus dedos índice y medio.

  3. Sujete el hilo con firmeza alrededor de cada diente formando una C; mueva el hilo hacia adelante y hacia atrás jalando y empujando, de arriba hacia abajo contra el lado de cada diente.

Cómo CEPILLARSE

  1. Ponga el cepillo en un ángulo de 45 ° con respecto a la línea de las encías. Mueva el cepillo de atrás hacia adelante, y repita dichos movimientos en cada diente.

  2. Cepille la superficie interna de cada diente, usando la misma técnica de atrás hacia adelante.

  3. Cepille la superficie masticatoria (parte de arriba) del diente.

  4. Use la punta del cepillo para cepillar la parte de atrás de cada diente –con cepilladas de adelante y atrás, arriba y abajo, en la parte superior e inferior.

  5. No se olvide de cepillar la lengua para quitar el mal olor causado por las bacterias.

No ignore su salud bucal

El cepillado y el hilo dental son las claves para una sonrisa saludable. Consulte los productos para encontrar cuál es el correcto para usted.