¿Qué Es La Micrognatia?

Bebé dentando

La micrognatia es el nombre de la afección en la que la mandíbula es más pequeña de lo normal. Es bastante frecuente en bebés y en muchas ocasiones se corrige por sí misma. La afección se puede prevenir y se presenta cuando el bebé padece de algún otro síndrome. Entender las causas de la micrognatia y cómo puede afectar a una persona le puede ayudar a satisfacer cualquier necesidad especial y los cuidados adicionales que pudieran hacer falta.

 

Causas

 

La micrognatia es relativamente frecuente en los bebés. De acuerdo con The Fetal Medicine Foundation, hay 1 caso cada 1,500 nacimientos. Aunque esta cifra podría sonar preocupante, la afección se puede identificar con un ultrasonido durante el embarazo, lo que ayuda a que el bebé nazca en un centro de cuidado que se ajuste a las necesidades de la familia.

Según el Hospital de Niños de Filadelfia, la micrognatia puede ser hereditaria o ser el resultado de una mutación genética. La anomalía genética puede presentarse como parte de varios síndromes, incluido el síndrome de Pierre Robin, el síndrome de Stickler, el síndrome de Beckwith-Wiedemann, el síndrome de Treacher Collins, la microsomía hemifacial, el labio fisurado y el paladar hendido, entre otros.

 

Síntomas

 

Una mandíbula demasiado pequeña puede ocasionar problemas para la lactancia y la respiración, sobre todo si está relacionada con el síndrome de Pierre Robin. La micrognatia puede ocasionar un posicionamiento incorrecto de la lengua y complicar la capacidad de succión del bebé, según la Revista de la Asociación Osteopática de los E.U.A. En estos casos, el bebé podría recibir los alimentos necesarios con una sonda de alimentación.

El posicionamiento incorrecto de la lengua también puede afectar la capacidad del bebé para respirar con normalidad. El Hospital de Niños de Filadelfia señala que la afección también puede provocar un alineamiento irregular de los dientes, debido a la falta de espacio en la boca.

 

Opciones de tratamiento

 

La micrognatia con frecuencia se corrige por sí misma a medida que el niño se desarrolla. Sin embargo, si este no fuera el caso, hay métodos tanto quirúrgicos como no quirúrgicos para tratar la mandíbula. Es importante que consulte al médico de su hijo para encontrar el método más apropiado para su caso.

Los métodos no quirúrgicos no cambian la posición de la mandíbula, pero pueden hacer posible una vida más cómoda. Según explica el Hospital de Niños de Filadelfia, una de las opciones de tratamiento es cambiar la posición en la que duerme su hijo de modo que esté boca abajo para liberar las vías respiratorias. Algunos pacientes también pueden hacer uso de un tubo endotraqueal, que se inserta a través de la nariz para y sirve para mantener abiertas las vías respiratorias.

Cualquier opción quirúrgica debe debatirse a profundidad con su médico. La recomendación del tratamiento estará basada en la edad y la etapa de desarrollo de su hijo, pero podría incluir un procedimiento para sujetar la base de la lengua la mandíbula en una posición más cercana a la barbilla o una traqueotomía para crear una apertura de las vías respiratorias. Para alargar quirúrgicamente la mandíbula, el médico podría sugerir un procedimiento llamado distracción osteogénica mandibular. Este tratamiento quirúrgico conlleva la colocación de distractores (tornillos) en la mandíbula durante las primeras semanas de vida. De acuerdo con el Hospital de Niños de Orange County, el aparato puede permanecer en su lugar durante 12 semanas hasta que se forme el hueso nuevo.

 

Cuidados adicionales

 

La micrognatia no necesariamente es una afección mortal, sin embargo un diagnóstico temprano es clave para controlarla. El médico y el dentista le pueden dar consejos sobre cómo darle la mejor calidad de vida al individuo afectado. Al cuidar de alguien que padece de esta afección o cualquiera de estos síndromes, la paciencia y el compromiso son esenciales.

Asegúrese de encontrar un equipo médico que entienda las necesidades de su hijo, incluido un dentista que pueda adaptarse a su condición y encontrar una rutina de cuidado bucal adecuada. Acuda con regularidad a las revisiones periódicas para asegurarse de que la boca de su hijo se desarrolle correctamente y permanezca lo más saludable posible.

La finalidad de este artículo es fomentar la comprensión y el conocimiento de temas generales de salud oral. Su propósito no es sustituir la opinión, el diagnóstico o el tratamiento profesionales. Solicita siempre la opinión experta de tu dentista u otro proveedor de salud Calificado y Dile siempre cualquier pregunta que tengas en relación con alguna enfermedad o tratamiento médico.

OTROS ARTÍCULOS

¿Cuáles son las partes del diente?

Cada diente tiene varias partes diferentes; aquí le presentamos un resumen de cada parte:

  • Esmalte – es la parte externa y más dura del diente que posee el tejido más mineralizado del cuerpo. Pueden dañarlo las caries si no se cuidan los dientes correctamente.

  • Dentina – es la capa del diente que se encuentra debajo del esmalte. Si la caries pasa a través

  • Pulpa – es el tejido blando que se encuentra en la parte central de todos los dientes, donde están ubicados el tejido nervioso y los vasos sanguíneos. Si las caries alcanzan la pulpa, normalmente se siente dolor y puede ser necesario realizar un tratamiento de canal.