Dientes sensibles después de una limpieza en el dentista

Mujer sufriendo de dolor dental

Es normal tener los dientes sensibles luego de someterse a tratamientos de limpieza, sobre todo después de que su higienista dental le haga una limpieza profunda. Con el tiempo, la sensación disminuirá, dejando sus dientes y encías más saludables que antes. Sin embargo, si experimenta dientes sensibles después de un tratamiento de limpieza y esto continúa por más tiempo de lo normal, su dentista podrá ofrecerle la ayuda y los consejos que presentamos a continuación.


Limpieza profunda

Cuando el sarro y otras bacterias resistentes se calcifican en los dientes, la limpieza profunda es la única manera de eliminarlas. El sarro aparece en o cerca del borde de las encías, y el dentista o higienista dental puede eliminarlo con herramientas especiales a través de un proceso llamado raspado dental. Su higienista dental también podría realizar un alisado radicular, que consiste en usar herramientas entre las encías y las raíces dentales para retirar la placa y el sarro de la superficie de las raíces.

Antes de una sesión de limpieza profunda, las encías podrían estar inflamadas e hinchadas, e incluso podría haber huecos profundos infectados con bacterias. Tanto el raspado dental como el alisado radicular ayudan a tratar estos problemas, pero también pueden ocasionar un poco de molestia y sangrado natural. Su dentista puede ofrecer colocarle anestesia local si es probable que la limpieza profunda cause más irritación.


Qué pasa después

La molestia generalizada, los dientes sensibles y el sangrado de las encías son normales después de una limpieza profunda en el consultorio dental. Algunos efectos se deben al contacto entre las herramientas y las encías inflamadas que sangran con facilidad. Otro efecto de la limpieza profunda es que quedan expuestas las superficies de los dientes que antes estaban cubiertas con sarro. En los lugares donde las encías se han retirado de los dientes, quitar el sarro hace que las raíces queden expuestas, y puede tardar un poco hasta que los dientes se acostumbren a esta nueva vulnerabilidad. Estas áreas no están cubiertas por esmalte, por lo que son más sensibles que el resto de los dientes.


Dientes sensibles

El sangrado, la molestia y la sensibilidad dental después de una limpieza no deberían durar más de una semana, de acuerdo con la Asociación Dental Americana (American Dental Association, ADA). Las encías inflamadas, sensibles o con sangrado irán mejorando gradualmente con el tiempo, siempre y cuando se cepille los dientes con cuidado y con constancia. Sin embargo, en la mayoría de los pacientes, la molestia general debida a la limpieza dental desaparece en un día o dos. Lamentablemente, en la vida diaria la sensibilidad dental es más difícil de evitar, sobre todo al comer o beber alimentos calientes o fríos, así como al morder y al cepillarse los dientes, pero esto no debería ser un problema durante más de una semana.


Cuidado dental después de una limpieza profunda

Cuidar bien los dientes después de un tratamiento de limpieza profunda ayudará a sus encías a sanar, reducirá los detonantes más comunes del dolor y la sensibilidad. Espere al menos un día antes de usar hilo dental y cepíllese los dientes con cuidado usando un cepillo dental de cerdas suaves mientras sus encías estén adoloridas. Use una crema dental para dientes sensibles para ayudar a tratar y prevenir la sensibilidad dental, y evite comer alimentos o tomar bebidas que detonen su sensibilidad. Si los dientes siguen sensibles tres o cuatro semanas después del tratamiento o si tiene otro motivo de preocupación, póngase en contacto con su dentista para una consulta de seguimiento. Él o ella podrá revisar si las encías están sanando bien.

Los dientes sensibles después de una limpieza profunda no son motivo de preocupación inmediata: puede tratarlos en casa con la crema dental apropiada y cuidando lo que come y bebe. Si los síntomas duran más de un par de semanas, es importante que se ponga en contacto con su dentista, pero siempre cuente con que la causa sea alguna omisión en la rutina de cuidado en casa.




 

La finalidad de este artículo es fomentar la comprensión y el conocimiento de temas generales de salud oral. Su propósito no es sustituir la opinión, el diagnóstico o el tratamiento profesionales. Solicita siempre la opinión experta de tu dentista u otro proveedor de salud Calificado y Dile siempre cualquier pregunta que tengas en relación con alguna enfermedad o tratamiento médico.

OTROS ARTÍCULOS

SENSIBILIDAD DENTAL

Definición

La sensibilidad dental se produce cuando el esmalte que protege los dientes pierde espesor, o cuando se produce la retracción de las encías, exponiendo la superficie subyacente, la dentina, y reduciendo, por lo tanto, la protección que el esmalte y las encías dan a los dientes y la raíz.

Causas

Si los alimentos o las bebidas calientes, frías dulces o muy ácidas, o si respirar aire frío, le provocan sensibilidad o dolor en los dientes o un diente, puede que usted esté sufriendo sensibilidad dental. La sensibilidad dental puede aparecer y desaparecer con el tiempo.

¿La sensibilidad dental da calambres a tu estilo?

La sensibilidad dental puede hacer que comer y beber sea una experiencia dolorosa. Pruebe uno de nuestros productos de alivio de la sensibilidad que, con el uso continuado, puede ayudar a prevenir futuras ocurrencias.