Cómo reconocer los efectos secundarios de la bulimia

Amigas felices sonriendo

Puede ser difícil saber si un ser querido padece de bulimia nerviosa, un tipo de trastorno alimenticio. Según el Consultorio para la Salud de la Mujer (Office on Women's Health), las personas con bulimia suelen tener peso normal y ocultar bien sus atracones y purgas.

La primera persona en notar los efectos secundarios de la bulimia podría ser un dentista. Muchas personas con bulimia toman purgas para evitar subir de peso provocándose el vómito. La exposición regular y repetida al ácido que se encuentra en el vómito puede tener un efecto negativo en la salud bucal de una persona. Si usted sospecha que uno de sus seres queridos padece este trastorno alimenticio, aquí le presentamos algunos de los efectos secundarios dentales más comunes a los que debe prestar atención.

Esmalte dental desgastado

Uno de los efectos secundarios más comunes de la bulimia, sobre todo en personas que provocan el vómito, es el desgaste del esmalte dental. La Asociación Dental Americana señala que el desgaste del esmalte dental se informa en más del 90 % de los casos de bulimia.

De acuerdo con un artículo publicado en la Revista de Trastornos Alimenticios, el desgaste del esmalte dental puede aparecer hasta seis meses después de que una persona empieza a purgarse. La gravedad del desgaste dental depende de la cantidad y de la frecuencia con que la persona vomita, el tipo de alimentos que consume durante los atracones y cuánto tiempo lleva enfrentándose a la bulimia.

Con el tiempo, el desgaste del esmalte dental puede aumentar el riesgo de padecer caries. El desgaste también puede hacer los dientes más sensibles al calor y al frío, así como a ciertos alimentos. Un dentista puede ayudarle a una persona que sufre de los efectos secundarios de la bulimia ofreciendo tratamientos con fluoruro que se aplican en el consultorio o que se usan en casa.

Otros efectos bucales

No sólo las purgas por provocar el vómito pueden aumentar el riesgo de una persona de padecer deterioro dental y caries. Los alimentos con alto contenido de azúcar y los carbohidratos simples también contribuyen al deterioro dental.

Una persona con bulimia podría observar otros cambios en la salud de los dientes y las encías. El ácido estomacal que se encuentra en el vómito también puede irritar las encías, provocando sangrado y aumentando el riesgo de padecer gingivitis y enfermedad periodontal. Las personas con bulimia también podrían notar que le sangran las encías con facilidad al cepillarse los dientes o presentan inflamación y sensibilidad en las encías. También es bastante común que las personas con bulimia tengan la boca seca, probablemente debido a los cambios en el flujo de saliva por el vómito constante.

Glándulas salivales inflamadas

Existe otro efecto secundario de la bulimia que no afecta directamente los dientes y las encías, pero que se presenta en la cavidad bucal. Del 10 al 50 % de los pacientes que padecen de este trastorno alimenticio y que provocan el vómito pueden sufrir de sialadenitis, una inflamación o agrandamiento de las glándulas salivales, de acuerdo con la Revista de Trastornos Alimenticios. No está del todo claro por qué los pacientes con bulimia pueden padecer de inflamación de las glándulas salivales, pero es posible que se deba a que la inflamación está relacionada con la presencia del ácido estomacal o de ciertas enzimas proteolíticas del páncreas, o con las cantidades elevadas de carbohidratos que se encuentran en la comida que consumen los pacientes en los atracones.

Cómo obtener ayuda

La bulimia nerviosa es un trastorno que tiene muchas facetas y que afecta la salud física, mental y bucal de las personas. El tratamiento de la bulimia puede estar conformado de terapia, grupos de apoyo, terapia nutricional, medicamentos y atención dental. Además de las visitas al dentista para reducir o mejorar algunos de los efectos secundarios bucales que están relacionados con la enfermedad, seguir una buena rutina de cuidado bucal en casa, incluido el cepillarse los dientes dos veces al día con una crema dental que reponga el calcio natural ,  puede reducir el riesgo de caries y ayudar a fortalecer el esmalte dental.

Probablemente se preocupe mucho por la salud y el bienestar general de su ser querido. La buena noticia es que, como dice el Consultorio para la Salud de la Mujer, la mayoría de las personas con un trastorno alimenticio pueden mejorar y proceder al desarrollo de hábitos saludables de alimentación y ejercicio.

La finalidad de este artículo es fomentar la comprensión y el conocimiento de temas generales de salud oral. Su propósito no es sustituir la opinión, el diagnóstico o el tratamiento profesionales. Solicita siempre la opinión experta de tu dentista u otro proveedor de salud Calificado y Dile siempre cualquier pregunta que tengas en relación con alguna enfermedad o tratamiento médico.

OTROS ARTÍCULOS

Efectos de la ANOREXIA/BULIMIA sobre la salud bucal

Con anorexia, se puede desarrollar osteoporosis, la cual debilita los huesos de la mandíbula, que sirven de soporte a los dientes, causando pérdida de dientes. Con bulimia, los ácidos estomacales de los vómitos pasan a través de la boca y erosionan el esmalte dental, provocando erosión y sensibilidad dental, descoloración y posible pérdida de dientes.