La candidiasis

Mujer tomando bebida caliente

¿Qué es?

La candidiasis es el nombre común que se le da a una infección en la boca causada por el crecimiento anormal del hongo Cándida. Este hongo vive normalmente en la boca. La candidiasis es una infección superficial. Puede afectar las esquinas de la boca, las paredes de las mejillas, la lengua, el paladar y la garganta.

La candidiasis es común en bebés. Un recién nacido puede adquirir el hongo de la Cándida en el parto si la madre tiene una infección vaginal por levadura activa. Los síntomas de la candidiasis suelen manifestarse a los 7 o 10 días del nacimiento. Los bebés con la infección se la pasan a sus madres durante la lactancia. Luego se contagian el uno al otro. La madre siente dolor al amamantar y un dolor profundo en el interior de los senos. Los pezones se ponen inusualmente rojos o sensibles. Habla con tu médico si tienes estos síntomas.

En niños mayores y en adultos, la candidiasis suele desencadenarse por:

  • Enfermedades o fármacos que afectan al sistema inmune
  • Quimioterapia contra el cáncer
  • Tratamiento con esteroides
  • Tratamientos con antibióticos

Los antibióticos desencadenan candidiasis ya que matan la población normal de bacterias de la boca. Cuando estas bacterias normales desaparecen, el hongo Cándida puede crecer sin competencia. Las personas con la boca seca tienen menos saliva y son más propensas a desarrollar candidiasis. Muchos medicamentos, tanto los recetados como los de venta libre, pueden causar resequedad bucal. Informa a tu médico y dentista sobre todos los medicamentos que estés tomando. Incluye tanto los medicamentos con receta como los de venta libre.

Algunas personas son más propensas a la candidiasis. Como quienes usan dentaduras, personas diabéticas, y personas mayores y más debilitadas. Las personas malnutridas tienen un mayor riesgo de contraer candidiasis, así como las personas con enfermedades que debilitan sus defensas inmunes, como el cáncer o el VIH.

Síntomas

Los primeros síntomas pueden ser un mal sabor en la boca y un sentido del gusto debilitado. La candidiasis causa la aparición de placas blanquecinas, con una textura similar al requesón, dentro de la boca. Se encuentran principalmente en la lengua, el paladar, la parte trasera de la garganta y las esquinas de la boca. Si intentamos raspar la superficie blanquecina de una placa, normalmente encontraremos un área roja e inflamada debajo de esta. Podría sangrar un poco. También podrías encontrar zonas agrietadas, rojas y humedecidas de la piel en las esquinas de la boca.

A veces las placas de la candidiasis son dolorosas, pero no suelen serlo. Los niños que tengan placas dolorosas podrían estar más irritables y comer menos.

Diagnóstico

Tu dentista o médico suele diagnosticar la candidiasis al examinar tu boca, raspando las placas blanquecinas con un abatelenguas o una gasa. Si el diagnóstico es incierto, tu médico o dentista también podrían enviar una muestra del tejido recolectado a un laboratorio para análisis. En algunos casos, se necesitará realizar una biopsia. En este procedimiento, se retira un pequeño pedazo de piel y se examina en el laboratorio.

En la mayoría de los pacientes, esto es lo único que se necesita hacer para emitir un diagnóstico. Sin embargo, si sueles tener candidiasis a menudo o si no desaparece, es posible que tengas una enfermedad médica no diagnosticada. Diabetes, cáncer e infección por VIH son posibles causas. En este caso, será necesario hacer análisis de sangre y otro tipo de pruebas. Tu médico o dentista te harán preguntas sobre tu historial con estas enfermedades y sobre recientes tratamientos farmacológicos.

Tu médico o dentista también te preguntarán sobre el uso reciente de antibióticos o de medicamentos que debiliten el sistema inmune, como tratamientos con esteroides o quimioterapia para el cáncer. El médico o dentista también podrán determinar si estás tomando algún medicamento que cause resequedad bucal.

Duración estimada

Con el tratamiento médico adecuado, las infecciones sencillas por candidiasis pueden tardar entre 7 y 14 días en curarse.

Prevención

Tú puedes contribuir a prevenir la candidiasis. Usa antibióticos únicamente si el doctor te los receta. Visita a tu dentista tan pronto detectes alguna irritación en tu boca o sensibilidad en tu dentadura. Para prevenir la candidiasis en los recién nacidos, avísale a tu doctor si durante el embarazo tienes alguna descarga vaginal espesa, blanquecina con aspecto de requesón.

Los pacientes con VIH o quienes estén tomando fármacos que debilitan el sistema inmune, podrían tener un mayor riesgo de candidiasis. El médico puede recetar fármacos antimicóticos, como el clotrimazol (Mycelex), para prevenir la candidiasis. Sin embargo, existen pruebas de que el hongo Cándida termina volviéndose resistente a estos fármacos. Por lo tanto, este uso preventivo sigue causando controversia.

Tratamiento

Los médicos tratan la candidiasis con medicamentos antimicóticos como:

  • Nistatina (Mycostatin, Nilstat)
  • Clotrimazol (Mycelex)
  • Ketoconazol (Nizoral)
  • Fluconazol (Diflucan)

En casos moderados, se puede usar un enjuague bucal con nistatina o clotrimazol. Se puede tomar ketoconazol con fluconazol, una vez al día durante 7 a 10 días. Las esquinas de la boca se pueden tratar de eficazmente con una pomada de nistatina.

Después de tratar exitosamente la candidiasis, es posible que el doctor cambie los medicamentos que sospecha que hayan podido causar resequedad bucal significativa por otros medicamentos que resequen menos. Solo tu doctor debe cambiar los medicamentos recetados que estás tomando. A veces, los medicamentos no se pueden sustituir por razones médicas. En estos casos, deberás tomar más agua y usar hidratantes bucales y sustitutos de saliva más a menudo.

Cuándo llamar a un profesional

Consulta a tu médico o dentista cuando observes placas blancas con aspecto de requesón dentro de tu boca o de la boca de tu bebé. Llama del pediatra inmediatamente si alguna irritación bucal no deja que tu bebé se alimente con normalidad. Raras veces, el hongo podría afectar el esófago y causar problemas para tragar. Si esto sucede, deberás llamar a tu dentista o médico. Todos los pacientes con sistemas inmunes debilitados deberían ir a consulta regularmente para descartar problemas orales como la candidiasis.

Pronóstico

En la mayoría de los pacientes sanos, una infección por candidiasis correctamente tratada desaparece sin dejar daños permanentes en la piel. La infección podría no volver a aparecer mientras estés sano y bien nutrido. Sin embargo, las personas con enfermedades crónicas y sistemas inmunes debilitados podrían tener episodios frecuentes de candidiasis. En algunos pacientes debilitados, el hongo Cándida puede extenderse a la garganta, causando una esofagitis por Cándida, o a otras partes del cuerpo.

La finalidad de este artículo es fomentar la comprensión y el conocimiento de temas generales de salud oral. Su propósito no es sustituir la opinión, el diagnóstico o el tratamiento profesionales. Solicita siempre la opinión experta de tu dentista u otro proveedor de salud Calificado y Dile siempre cualquier pregunta que tengas en relación con alguna enfermedad o tratamiento médico.

OTROS ARTÍCULOS