Tratamientos para la disfagia que facilitarán la deglución

Familia sonriendo mientras come

Todos tenemos un nudo en la garganta de vez en cuando que puede dificultar la deglución (tragar). Cuando esta dificultad es un problema constante, puede afectar otras áreas de la vida. La disfagia, o trastorno de la deglución, puede presentarse por varias razones. Es más frecuente en personas de edad avanzada y suele aparecer cuando los músculos de la garganta se debilitan, según el Instituto Nacional de Sordera y Otros Trastornos de la Comunicación de los EUA. Según la causa y la gravedad de la condición, hay varias opciones de tratamiento disponibles para la disfagia.

Causas de la disfagia

Algunos problemas que pueden conducir a la disfagia son los accidentes cerebrovasculares, la enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE), los tumores y la diabetes. En algunos casos, la causa de los problemas para tragar puede ser un problema dental, como una dentadura mal ajustada o deterioro dental grave. Las personas también pueden presentar problemas de deglución como resultado del tratamiento de otra condición, como por ejemplo durante la quimioterapia.

Etapas de la deglución

El mejor tratamiento para la disfagia depende en parte de la causa del problema de deglución y de la etapa en la que se presenta. Según señala la Asociación Americana del Habla, Lenguaje y Audición(American Speech-Language-Hearing Association, ASHA), hay tres etapas del proceso de deglución en las que se puede presentar el problema.

  • La primera etapa es la fase oral, que es el acto en sí de masticar y succionar los alimentos.
  • La segunda etapa es la fase faríngea, que es la etapa en la que los alimentos empiezan a ser empujados por la garganta, cerrando la tráquea para evitar que estos entren a las vías respiratorias.
  • La última etapa es la fase esofágica, durante la cual los alimentos pasan del esófago al estómago.

Opciones de tratamiento para la disfagia

Las opciones de tratamiento para la disfagia suelen tener ya sea un enfoque de compensación o de rehabilitación, señala la ASHA. Las técnicas de compensación no resuelven el problema de deglución, pero pueden ayudarle a manejarlo. Pueden incluir girar la cabeza de cierta forma para que los alimentos bajen por el esófago con mayor facilidad o cambiar la consistencia de los alimentos que come para tragarlos con facilidad.

Las técnicas de rehabilitación en los tratamientos de disfagia están dirigidas a la mejora de su habilidad para tragar, y tienen efectos a largo plazo. Pueden incluir ejercicios para fortalecer los músculos de la cara y del esófago o el aprendizaje de una técnica de deglución que asegure que la vía respiratoria esté bloqueada, evitando que los alimentos bajen por la tráquea hasta los pulmones. Otra técnica, conocida como la deglución supraglótica, se realiza aguantando la respiración antes de tragar para cerrar la vía aérea, según el Centro Médico Wexner de la Universidad Estatal de Ohio.

Tratamientos médicos y quirúrgicos

Las técnicas de rehabilitación pueden ser suficientes para tratar los problemas de deglución de algunos pacientes. Sin embargo, en los casos en que la condición está relacionada con un problema médico persistente, como la ERGE, o con un problema en la forma y el tamaño del esófago, puede ser necesario un tratamiento médico o quirúrgico. Los tratamientos médicos pueden incluir la toma de antiácidos o de otros medicamentos para controlar los síntomas de la ERGE. Si la disfagia está relacionada con problemas para controlar la saliva o con saliva espesa, también pueden recetarse los medicamentos apropiados.

Un procedimiento quirúrgico que podría ser necesario en personas con un esófago estrecho o un músculo esofágico contraído es la llamada miotomía. Durante la cirugía, se cortan los músculos del esfínter esofágico inferior, lo que permite que los alimentos pasen con mayor facilidad del esófago al estómago, explica el Sistema de Salud Memorial Hermann.

La disfagia y los cuidados dentales

En ocasiones, los problemas para deglutir pueden estar relacionados con problemas dentales. La fase oral de la deglución depende del número de dientes que hay en la boca y de cuán saludables están estos dientes, concluye un artículo publicado en la revista Current Physical Medicine and Rehabilitation Reports. Aunque cuidar bien de sus dientes no curará la disfagia de manera directa, los buenos cuidados bucales son indispensables para prevenir y reducir los problemas de la deglución. Cepillarse los dientes al menos dos veces al día con una crema dental con flúor previene las caries y la acumulación de placa y tártaro dental.

En ocasiones, el tratamiento de la disfagia involucra todo un equipo de profesionales médicos: un dentista, un terapeuta del habla, un médico general y un cirujano especializado en procedimientos del oído, la nariz y la garganta. En conjunto, su equipo de profesionales médicos puede determinar el mejor plan de acción para aliviar cualquier problema para tragar.

La finalidad de este artículo es fomentar la comprensión y el conocimiento de temas generales de salud oral. Su propósito no es sustituir la opinión, el diagnóstico o el tratamiento profesionales. Solicita siempre la opinión experta de tu dentista u otro proveedor de salud Calificado y Dile siempre cualquier pregunta que tengas en relación con alguna enfermedad o tratamiento médico.

OTROS ARTÍCULOS

Afecciones comunes durante la ADULTEZ

A medida que se envejece, el cuidado dental de los adultos es muy importante. A continuación se presentan algunas de las afecciones que tener en cuenta:

Enfermedad de las encías – si ha reducido su rutina de cepillado y uso de hilo dental y ha dejado de lado sus limpiezas dentales regulares, puede aumentar la placa bacteriana y el sarro de sus dientes. La placa y el sarro si se dejan sin tratar pueden dañar de forma irreparable los maxilares y las estructuras de soporte, lo que puede provocar la pérdida de dientes.

Cáncer bucal – de acuerdo con el National Institute of Dental and Craniofacial Research (Instituto Nacional de Investigación Dental y Cráneo-facial), los hombres mayores de 40 años son los que tienen más riesgo de contraer cáncer de boca. A alrededor de 43 mil personas se les diagnosticará cáncer de boca, lengua o garganta, y el ACS estima que cerca de 7 mil personas morirán a causa de estos tipos de cáncer. El uso de productos derivados del tabaco y el alcohol aumentan el riesgo de tener cáncer de boca. La mayoría de los cánceres bucales son diagnosticados primero por el dentista durante un chequeo de rutina. 6

Rotura del empaste dental – Los empastes duran de 8 a 10 años, pudiendo durar hasta 20 años o más. Cuando el empaste comienza a romperse, el alimento y las bacterias pueden entrar debajo de ellos y cariar profundamente los dientes.

Mantenga sus dientes limpios con una rutina de salud oral

Establecer una rutina de salud oral es importante para una boca sana. Pruebe uno de nuestros productos de salud oral para ayudarle a establecer un programa.