Formas sencillas para tener una salud bucal excelente

Mamá enseñándole a sus hijos a lavarse los dientes

Seguramente no piense que tener una mejor salud que la de un atleta olímpico es algo fácil de alcanzar, pero si adopta algunos métodos sencillos para mejorar su salud bucal, usted será quien se lleve la medalla de oro. Un estudio reciente conducido por el Instituto Dental Eastman en la Revista Británica de Medicina del Deporte examinó la salud bucal de los atletas olímpicos de Londres 2012 y reveló que el 55 % tenía caries, el 76 % gingivitis (inflamación o infección de las encías) y el 15 % periodontitis (inflamación o infección de las encías extendida hasta los ligamentos y el hueso que da soporte a los dientes). Casi la mitad de estos atletas no había recibido una evaluación dental ni cuidados de higiene dental en el año previo.

Se concluyó que la salud dental de estos atletas era deficiente. Muchos de ellos consideraban que esto había tenido un impacto negativo en su bienestar y en su desempeño como atletas.

Las herramientas adecuadas para el régimen correcto

Llevar un régimen de higiene oral adecuado y usar las herramientas correctas son formas importantes de mejorar su salud bucal. La página Mouth Healthy de la Asociación Dental Americana (ADA) recomienda lavarse los dientes dos veces al día con un cepillo dental de cerdas suaves y crema dental para eliminar los restos de alimentos y placa (una película pegajosa de bacterias que se forma en el borde de las encías y en los dientes). Una técnica de cepillado correcta es inclinar el cepillo a un ángulo de 45 grados hacia el borde de la encía y mover las cerdas con suavidad hacia adelante y hacia atrás en movimientos cortos. Asegúrese de limpiar las superficies exteriores, interiores y de mordida de todos los dientes. Cepíllese también la lengua o use un raspador lingual. Utilice un cepillo de dientes que quepa cómodamente en la boca y una crema dental que contenga ingredientes activos que le ayuden a protegerse de problemas específicos como las caries, la enfermedad de las encías, el mal aliento, la acumulación de tártaro, las manchas o la sensibilidad. La ADA también recomienda el uso de un limpiador interdental como lo es el hilo dental una vez al día como parte de una rutina diaria para una boca sana.

Otras formas de mejorar su salud bucal

Coma una dieta balanceada y reduzca su consumo de bebidas y alimentos azucarados. Los granos enteros, los panes y los cereales bajos en azúcar, los vegetales y las frutas frescas, así como las proteínas de alta calidad como las que contienen las carnes magras, los huevos, el pescado, los quesos y los frijoles son las mejores elecciones de comida para una boca sana. De acuerdo con la ADA, las frutas y los vegetales deberían ocupar la mitad del plato, mientras que la otra mitad tendría que estar dividida entre granos enteros, productos lácteos bajos en grasa y alimentos magros ricos en proteína. Las frutas y los vegetales son especialmente beneficiosos, ya que masticar alimentos firmes, ásperos, fibrosos y con mucha agua como el brócoli, la coliflor, la espinaca, las manzanas y la lechuga estimula el flujo de saliva, lo que a su vez facilita la digestión de los alimentos y minimiza la retención de comida en la boca. El tofu fortificado con calcio puede ser un sustituto para las fuentes de proteínas animales.

Visite al dentista con regularidad para revisiones bucales y limpiezas profesionales. Es importante que acuda a las consultas dentales de mantenimiento dos veces al año, pero sólo el dentista le puede decir la frecuencia con la que debería acudir a revisiones y limpiezas dentales según sus necesidades. Si no sabe cómo limpiarse la boca apropiadamente, pídale al profesional de salud dental que le enseñe la técnica correcta. Si presenta síntomas de una enfermedad como sangrado de encías o molestias, no espere a su revisión rutinaria, ya que podría ser un síntoma de un problema que requiere de atención inmediata.

Use un protector bucal cuando practique deportes. Los protectores bucales previenen lesiones amortiguando los golpes a labios, dientes y mandíbula mientras practica deportes. No todos los atletas olímpicos toman esta precaución, pero los protectores bucales son la mejor protección contra las rupturas o fracturas de dientes. Hay muchos tipos de protectores bucales, por lo que tendrá que pedirle al dentista que le ayude a decidir cuál es el mejor para usted.

Los atletas olímpicos son vistos como personas saludables. Pero ¿qué significa ser saludable? La salud bucal es una parte importante de su bienestar. Cuando cuidamos el cuerpo, la boca tiene que estar incluida, lo cual es fácil de hacer.

Acerca de la autora: Dianne L. Sefo es una higienista dental y educadora de higiene dental. Ha formado parte de múltiples publicaciones, trabajó en consultorios privados en Nueva York y en el Sur de California y ha sido miembro facultativo del Colegio Comunitario de Monroe, el Colegio Concorde Careers, la universidad de San Diego y la Universidad de Nueva York.

La finalidad de este artículo es fomentar la comprensión y el conocimiento de temas generales de salud oral. Su propósito no es sustituir la opinión, el diagnóstico o el tratamiento profesionales. Solicita siempre la opinión experta de tu dentista u otro proveedor de salud Calificado y Dile siempre cualquier pregunta que tengas en relación con alguna enfermedad o tratamiento médico.

OTROS ARTÍCULOS

Cómo USAR HILO DENTAL

  1. Saque de 45 a 60 cm de hilo dental del dispensador.

  2. Enrolle los extremos del hilo en sus dedos índice y medio.

  3. Sujete el hilo con firmeza alrededor de cada diente formando una C; mueva el hilo hacia adelante y hacia atrás jalando y empujando, de arriba hacia abajo contra el lado de cada diente.

Cómo CEPILLARSE

  1. Ponga el cepillo en un ángulo de 45 ° con respecto a la línea de las encías. Mueva el cepillo de atrás hacia adelante, y repita dichos movimientos en cada diente.

  2. Cepille la superficie interna de cada diente, usando la misma técnica de atrás hacia adelante.

  3. Cepille la superficie masticatoria (parte de arriba) del diente.

  4. Use la punta del cepillo para cepillar la parte de atrás de cada diente –con cepilladas de adelante y atrás, arriba y abajo, en la parte superior e inferior.

  5. No se olvide de cepillar la lengua para quitar el mal olor causado por las bacterias.

No ignore su salud bucal

El cepillado y el hilo dental son las claves para una sonrisa saludable. Consulte los productos para encontrar cuál es el correcto para usted.