Macroglosia: Causas, síntomas, diagnóstico y tratamiento

Niño pequeño sacando la lengua

Macroglosia es el término médico que se usa cuando la lengua es más grande de lo normal. Los términos lengua más grande de lo normal o engrosada o ancha también describen esta afección, según lo explica la Organización Nacional para Trastornos Raros (National Organization for Rare Disorders, NORD). Esto es lo que debe saber sobre las causas, los síntomas, el diagnóstico y el tratamiento de este trastorno poco común.

Causas de la macroglosia

Esta afección puede estar relacionada con algunos trastornos hereditarios o congénitos, según los Institutos Nacionales de Salud de los E.U.A. (National Institutes of Health, NIH), como por ejemplo la acromegalia, el síndrome de Beckwith-Wiedemann y el síndrome de Down. La macroglosia también se puede presentar como una característica hereditaria aislada.

También puede estar relacionada con algunas afecciones adquiridas, como ciertas enfermedades metabólicas y del sistema endocrino, como el hipotiroidismo o la amiloidosis. Los traumas y el cáncer también pueden ocasionar macroglosia.

Síntomas de la macroglosia

Las personas con macroglosia tienen la lengua demasiado grande en relación con el tamaño de la boca. En ocasiones, la lengua puede sobresalir de la boca. De acuerdo con la Organización Nacional para Trastornos Raros (National Organization for Rare Disorders, NORD), como resultado del tamaño grande de la lengua, los dientes pueden estar desalineados o protruidos.

El tamaño grande de la lengua puede interferir con muchas actividades, como comer y hablar. Es posible que las personas que padecen esta afección ronquen o emitan sonidos sibilantes al respirar.

Diagnóstico de macroglosia

De acuerdo con la NORD, para confirmar un diagnóstico de macroglosia su médico podrá preguntarle por su historial clínico familiar y realizar un examen físico. Para determinar la causa subyacente de la macroglosia,, puede ser que haya que realizar las pruebas médicas correspondientes. Debido a que esta afección tiene muchas causas posibles, las pruebas pueden variar. El médico le puede explicar las pruebas de diagnóstico que usará para su situación particular.

Tratamiento de la macroglosia

De acuerdo con los NIH, el tratamiento también varía de acuerdo con la causa y la gravedad de la macroglosia. Los tratamientos médicos se pueden poner en práctica cuando la causa es tanto identificable como tratable. Por ejemplo, si se determina que la causa es el hipotiroidismo, el tratamiento de este también podría ayudar a tratar la macroglosia. En los casos en los que la causa no está clara, los tratamientos médicos no han demostrado ser útiles.

Para los casos leves de macroglosia, los NIH explican que la terapia del lenguaje puede ayudar a mejorar el habla. En los casos más graves, podría ser necesaria una reducción quirúrgica. Los procedimientos quirúrgicos pueden ayudar a disminuir los problemas al hablar, masticar y comer.

Si cree tener macroglosia, consulte a su dentista o médico. Un profesional de la salud puede proporcionarle ayuda.

La finalidad de este artículo es fomentar la comprensión y el conocimiento de temas generales de salud oral. Su propósito no es sustituir la opinión, el diagnóstico o el tratamiento profesionales. Solicita siempre la opinión experta de tu dentista u otro proveedor de salud Calificado y Dile siempre cualquier pregunta que tengas en relación con alguna enfermedad o tratamiento médico.

OTROS ARTÍCULOS

¿Cómo el tabaco puede SER UNA AMENAZA PARA LA SALUD BUCAL?

La mayor amenaza del tabaco para la salud es su relación con el cáncer de boca. La Sociedad Americana Contra el Cáncer informa que:

  • Cerca del 90% de las personas con cáncer de boca y algunos tipos de cáncer de garganta consumen tabaco. El riesgo de desarrollar estos cánceres aumenta a medida que las personas fuman o mastican tabaco con más frecuencia o durante un período mayor.

  • Los fumadores tienen seis veces más de probabilidad de desarrollar estos cánceres que los no fumadores.

  • Alrededor del 37% de los pacientes que continúan fumando después de realizar un tratamiento para el cáncer desarrollan cánceres secundarios en la boca, garganta o laringe. Solamente el 6% de las personas que dejan de fumar desarrollan estos cánceres secundarios.

  • El tabaco sin humo se ha relacionado con cánceres de mejilla, encías y en la superficie interna de los labios. El tabaco sin humo aumenta el riesgo de contraer estos cánceres casi 50 veces.