¿El flúor es malo?

Niño bebiendo agua

El flúor es un mineral natural que, cuando lo incorporas a tus cuidados orales, fortalece los dientes y ayuda a prevenir las caries. Por ello, desde hace 70 años, su presencia en los sistemas de agua potable se ha considerado como algo ventajoso en países como los Estados Unidos. Desde sus comienzos, la práctica de fluoración del agua potable ha creado controversia. ¿El flúor es malo?

Los orígenes de la controversia sobre el flúor

En 1945, la ciudad de Grand Rapids, Michigan, empezó a agregar flúor al suministro de agua; fue la primera ciudad del mundo en hacerlo. Poco después, otras ciudades de los Estados Unidos y Canadá constataron los beneficios del flúor y siguieron el ejemplo, según informó la Asociación Dental Canadiense.

No obstante, existen unas cuantas razones por las que esta práctica ha generado controversia. Algunas personas opinan que los programas de fluoración son muy costosos, aunque el costo por persona de por vida es menor que el de un solo empaste dental, según la Asociación Dental Americana (ADA). Otros argumentan que el gobierno no debería intervenir en la salud dental de la población. Desde luego, los supuestos riesgos del flúor para la salud son otra fuente constante de controversia. A continuación, explicamos lo que algunos estudios científicos afirman sobre dichos riesgos.

¿Por qué el flúor es seguro?

Los Centros para el control y la prevención de enfermedades (CDC) confirman que tanto la seguridad como los beneficios del flúor están bien documentados. No existen pruebas científicas que vinculen el flúor con efectos dañinos sobre la salud. De hecho, las pruebas muestran de forma sistemática que el flúor es seguro y efectivo en las cantidades que se encuentran tanto en la crema dental como en el agua para consumo doméstico. Despreocúpate pues nada de lo siguiente tiene vínculos reales con el flúor:

  • Alergia
  • Enfermedad de Alzheimer
  • Cáncer
  • Síndrome de Down
  • Enfermedades cardiacas
  • Baja inteligencia
  • Osteoporosis
  • Trastornos renales (de los riñones)

Y los CDC no son los únicos defensores de los méritos del flúor; según la ADA, más de 125 organizaciones de todo el mundo también reconocen que es seguro y valioso. Entre ellas, la ADA, la Asociación Médica Estadounidense y la Organización Mundial de la Salud.

Fluorosis

El flúor es seguro en dosis adecuadas; pero, como todo, el exceso no es recomendable. Tras décadas de investigación, el riesgo principal ligado al exceso de flúor es la fluorosis dental, un trastorno cosmético que los niños llegan a desarrollar si se exponen a dosis excesivas de flúor cuando son muy pequeños.

Los dientes de los niños afectados podrían presentar manchas o líneas blancas, y en casos severos, incluso una decoloración marrón o grisácea en sus esmaltes. Este trastorno ocurre cuando los niños se tragan la crema dental fluorada, por lo que es importante supervisarlos mientras se lavan los dientes para asegurarnos de que la escupan.

Cómo el flúor protege los dientes

El flúor protege tus dientes de diversas maneras. En primer lugar, los fortalece al ayudar al proceso de remineralización del esmalte, en el cual se depositan minerales como el calcio en tus dientes. Complementar con estos minerales ayuda a que tu esmalte se conserve fuerte y lo protege del deterioro. En segundo lugar, el flúor ayuda a controlar el ácido que existe dentro de la boca. Las bacterias de tus dientes suelen alimentarse de azúcares y producen ácidos que erosionan la superficie de los dientes, pero el flúor hace que tu boca se mantenga resiliente ante este efecto frecuente.

Lavarte los dientes dos veces al día con una crema dental fluorada y un cepillo dental de cerdas suaves es una forma sencilla de asegurar el suministro necesario de flúor al esmalte de tus dientes. Mientras tengas dientes sanos, la combinación de agua potable fluorada con crema dental fluorada es suficiente para tu rutina diaria. Si el agua corriente de tu casa no tiene flúor, o si bebes agua embotellada que no tenga flúor propio, tu dentista podrá recomendarte tratamientos de flúor que podrán aplicarse en el consultorio para asegurar que recibas la protección que necesitas.

El flúor ha creado controversia desde el inicio, pero ¿es malo de alguna forma visible? Afortunadamente, la respuesta es negativa. Este mineral presente de forma natural en el agua es un ingrediente seguro que puede ayudar a conservar tus dientes fuertes y sin caries. Si te preocupa que quizá no estés recibiendo la cantidad necesaria de flúor, habla con tu dentista para ver si existe algún tratamiento profesional indicado para ti.

La finalidad de este artículo es fomentar la comprensión y el conocimiento de temas generales de salud oral. Su propósito no es sustituir la opinión, el diagnóstico o el tratamiento profesionales. Solicita siempre la opinión experta de tu dentista u otro proveedor de salud Calificado y Dile siempre cualquier pregunta que tengas en relación con alguna enfermedad o tratamiento médico.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Cómo Usar FLUORURO

Tú puedes obtener los beneficios del fluoruro de diferentes partes. Puede trabajar de manera externa y desde el interior de tu cuerpo. Para que trabaje mejor, necesitas obtenerlo de ambas formas. En casa, tú y tu familia deben cepillarse con una crema dental con fluoruro al menos dos veces al día por dos minutos, especialmente después del desayuno y antes de dormir.

La crema dental con fluoruro es una medida que puedes tomar para prevenir las caries.

Prueba una de nuestras cremas dentales para ayudar a mantener tus dientes sin caries.