Colores de brackets: cómo elegir la tonalidad ideal

Mujer sonriendo con brackets

Los brackets suelen ser la primera línea de corrección en lo que respecta a perfeccionar tu sonrisa. Aunque es posible que aún no tengas los dientes perfectos que buscas, no hay razón para no tener confianza en tu sonrisa mientras lleves brackets. Las bandas elásticas que se ponen alrededor de los brackets de metal o de cerámica vienen en muchos colores diferentes para que puedas elegir el que más te guste. Ya sea que quieras complementar tu tono de piel o animarte con un look más atrevido, puedes echar mano de los colores de brackets para adquirir más confianza hasta que te los puedan quitar. Así es como te sugerimos que elijas el color ideal.

Colores de brackets y tu tono de piel

Puedes elegir colores de brackets que combinen con tu tono de piel. Si tu piel es oscura o color oliva, elige tonos brillantes como oro, turquesa, violeta o azul marino. Si tienes piel clara, los colores fríos se verán mejor; prueba plateado, azul cielo, rosa suave o lila. Elegir los colores en función del tono de piel también ayuda a asegurar que tus brackets se vean siempre bien con lo que lleves puesto, ya que es más probable que elijas ropa de colores que realcen naturalmente tu piel.

Brackets y corrección del color de los dientes

Recuerda que tus brackets pueden contrastar con los elásticos y tus dientes, por lo que es posible que uses las bandas para corregir el color. Si te preocupa que tus dientes estén amarillentos o manchados, elige colores más oscuros, que pueden hacer que tus dientes se vean más blancos. Evita bandas amarillas o anaranjadas, que no contrastan tanto y que pueden hacer que tus dientes se vean amarillos también. Aunque el blanco parezca una buena idea, tus dientes podrían verse opacos por el contraste, y las bandas blancas pueden mancharse con el tiempo, así que es mejor elegir otro color. Si quieres un color menos notorio, elige elásticos transparentes. También es mejor evitar colores como negro, verde o marrón, dado que se pueden confundir con trozos de comida que se hayan quedado en tus dientes.

Atrévete con colores de brackets

Puedes elegir los colores de brackets dependiendo de tu estado de ánimo, alguna festividad, o incluso el espíritu de equipo, ya que te puedes cambiar las bandas cada cuatro a seis semanas. Estas son algunas ideas divertidas que puedes probar:

  • Colores alternos de tu escuela
  • Rojo y verde para Navidad
  • Naranja y negro para Halloween
  • Rojo, blanco y azul para el verano
  • Los colores de tu equipo deportivo favorito
  • Pregunta por las bandas que brillan en la oscuridad; son transparentes durante el día, pero brillan de color verde fosforescente por la noche.

Brackets y cuidados adecuados

Independientemente del color por el que te decantes, asegúrate de que tus dientes, brackets y elásticos se conserven limpios con los cuidados adecuados. Tu ortodoncista te dará consejos para mantener tus brackets limpios e intactos, como evitar alimentos pegajosos, lavarte los dientes dos veces al día y usar el hilo dental. Tener un cuidado adecuado de tus dientes significa que los elásticos se mantendrán limpios y los colores permanecerán vivídos hasta que sea hora de cambiarlos.

Usar brackets no tiene que interferir con tu estilo propio. De hecho, con la correcta elección de color, tus brackets pueden mejorar cómo te ves hasta que llegue el momento de revelar tu sonrisa perfecta. Elige con cuidado, y podrás mostrarle al mundo tu sonrisa mucho antes de que te quiten los brackets.

La finalidad de este artículo es fomentar la comprensión y el conocimiento de temas generales de salud oral. Su propósito no es sustituir la opinión, el diagnóstico o el tratamiento profesionales. Solicita siempre la opinión experta de tu dentista u otro proveedor de salud Calificado y Dile siempre cualquier pregunta que tengas en relación con alguna enfermedad o tratamiento médico.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Hechos relativos al cuidado bucal comunes en la ADOLESCENCIA

Al ir creciendo los adolescentes enfrentan ciertos problemas dentales, tales como tener frenillos o tener que sacarse las muelas del juicio. Muchos de estos procedimientos son una parte normal de la vida, mientras que otros son medidas proactivas que los dentistas toman para ayudar a asegurar una vida completa de salud bucal.

Estos son algunos buenos temas para discutir con tu adolescente:

  • Causas del mal aliento - el mal aliento, o halitosis, usualmente viene de las bacterias que se forman sobre la lengua. En muchos casos, un simple cambio en los hábitos de higiene bucal personales de tu adolescente pueden refrescar su aliento, comenzando con una buena higiene bucal, cepillarse la lengua y visitar regularmente al dentista.

  • Opciones de blanqueamiento – blanquear los dientes puede hacerse con cremas dentales blanqueadoras, enjuagues bucales y cepillos de dientes. El dentista también ofrece opciones de tratamiento blanqueador que se realizan en el consultorio dental y en casa.

  • Uso de tabaco – Los productos de tabaco contienen toxinas que pueden causar varios tipos de cáncer, enfermedad de las encías, mal aliento, decoloración de los dientes y una disminución del sentido del olfato. Es más fácil vencer un hábito de fumar al principio que más adelante.

  • Perforaciones bucales (piercings) – las perforaciones bucales pueden tener efectos adversos en la salud de tu lengua, labios, mejillas y úvula. Problemas bucales asociados con tragar / aspirar joyas, discapacidad del habla, dientes partidos y recesión de las encías pueden ocurrir.

¿Todo está cambiando? No olvides cuidar tus dientes

Muchos cambios ocurren durante la adolescencia pero eso no significa que tus dientes deban sufrir. Practica una buena higiene bucal con uno de estos productos para adolescentes.