La Evidencia Indica Que Los Selladores Dentales Mejoran La Salud Oral De Los Niños

¿Busca un arma adicional para combatir las caries dentales en su hijo? Considere los selladores dentales.

El cepillado de dientes y uso de seda dental cuidadoso ayuda a remover partículas de alimentos y placa de las superficies lisas de los dientes, pero los cepillos dentales no pueden llegar hasta las depresiones y ranuras para extraer los alimentos y la placa. Los selladores pueden ayudar a proteger estas áreas vulnerables al "sellar y dejar fuera" la placa y los alimentos.

Un sellador dental es un material plástico que usualmente se aplica a las superficies de los dientes posteriores - premolares y molares - con las que se mastica. La resina plástica se adhiere en las depresiones y ranuras de las superficies de los dientes posteriores con las que se mastica y actúa como una barrera, protegiendo el esmalte de la placa y de los ácidos.

En un estudio reciente publicado en Revista de la Asociación Dental Americana, los programas de aplicación de selladores dentales en las escuelas fueron alabados como un enfoque efectivo de salud pública para prevenir una enfermedad dental.

Aún si la escuela de su hijo no cuenta con un programa de aplicación de selladores dentales, usted puede proporcionar a su hijo los selladores dentales. Su odontólogo puede aplicarlos con facilidad y solamente toma unos cuantos minutos para sellar cada diente.

Los dientes que serán sellados se limpian y luego las superficies para masticar se hacen ásperas con una solución de ácido para ayudar a que el sellador se adhiera al diente. El odontólogo aplica una capa al esmalte del diente, en donde se adhiere directamente al diente y se endurece.

Siempre y cuando el sellador permanezca intacto, la superficie del diente estará protegida de la caries. Los selladores resisten bastante bien la fuerza del masticado normal y usualmente duran varios años antes de que se necesite una reaplicación. Durante su visita regular al consultorio del odontólogo, éste revisará la condición de los selladores y los reaplicará cuando sea necesario.

© 2018 Asociación Dental Americana. Todos los derechos reservados. La reproducción o la publicación se encuentran terminantemente prohibidas sin el permiso previo por escrito de la Asociación Dental Americana.

La finalidad de este artículo es fomentar la comprensión y el conocimiento de temas generales de salud oral. Su propósito no es sustituir la opinión, el diagnóstico o el tratamiento profesionales. Solicita siempre la opinión experta de tu dentista u otro proveedor de salud Calificado y Dile siempre cualquier pregunta que tengas en relación con alguna enfermedad o tratamiento médico.  

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Qué Esperar Durante un Procedimiento de SELLANTES

Colocar sellantes dentales igeneralmente es indoloro y no requuere de taladrado o medicamentos anestesiantes.

  1. Preparación del diente -- Primero, el higienista dental pulirá la superficie del diente para remover placa y restos de comida del foso y superfices escarpadas. Luego, el higienista aislará y secará el diente. De ahí el higienista grabará la superficie del diente, enjuagará el material de grabado y secará el diente.

  2. Aplicación del sellante – El higienista aplicará el material del sellante dental en la superficie del diente usando un cepillo; se usará una luz de autocurado por más o menos 30 segundos para adherir el sellante a la superficie del diente.

  3. Evaluación – Finalmente, el higienista dental y el dentista evaluarán el sellante dental y revisarán su oclusión. Una vez que el sellante dental se haya endurecido se convierte en un barniz plástico duro, y puedes masticar con el diente de nuevo.

Los dientes están sellados, ¿qué sigue?

Cepillarse es importante aún después de tener sellantes. Prueba uno de estos productos para ayudar a mantener tus dientes limpios y saludables.