Selladores Para Los Dientes: Lo Que Necesita Saber

Una vez los dientes permanentes nacen, estos deben durar toda la vida; esto requiere buen cuidado bucal y visitas regulares al dentista. Sin embargo, todavía es posible que usted necesite más tratamientos para proteger los dientes, asegurando que duren tanto como usted lo necesita. Uno de esos tratamientos son los sellantes dentales, que se aplica a menudo durante la infancia.

¿Qué es el sellador Dental?

Un sellante dental consiste en una capa delgada de plástico que se aplica a las superficies de masticación de los dientes, sobre todo en los dientes posteriores, los molares y los premolares. Los sellantes dentales son generalmente blancos o claros y no son visibles en los dientes durante actividades tales como hablar.

¿Cuál es su propósito?

Los dentistas e higienistas dentales normalmente recomiendan los sellantes dentales como una manera de proteger los dientes de las bacterias que contribuyen a la caries. La mayoría de las veces, el sellante se aplica poco después de que la superficie de masticación del diente entra en erupción, normalmente esto ocurre entre seis y doce años de edad.
Sin embargo, los sellantes también pueden utilizarse en niños mayores y también en adultos si sus dientes tienen ranuras o muestran signos de deterioro inminente. Su dentista puede ayudarle a decidir cuándo es el momento ideal para someterse al tratamiento.

¿Cómo se aplica?

La colocación del sellante dental es generalmente indolora y no requiere perforación ni medicamentos adormecedores. En primer lugar, el higienista dental limpiará la superficie del diente para eliminar placa y los restos de alimentos de las fosas y fisuras en las superficies de los dientes seleccionados para la colocación del sellante. A continuación, ella aislará el diente para que la saliva no cubra las fosas y fisuras de las superficies. Luego se seca la superficie del diente. El higienista dental marcará la superficie del diente en las áreas de fosas y fisuras, juagará las marcas y secará el diente. En este punto del proceso, el diente tendrá una apariencia calcárea. El higienista dental entonces aplicará el material sellante dental a la superficie del diente y seguirá las instrucciones del fabricante para aplicarlo. Si se está usando el material sellante fotopolimerizable, la luz de auto cura estará prendida durante unos 30 segundos de luz visible. Por último, el higienista dental y dentista evaluará el sellante dental y comprobará la oclusión.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Qué Esperar Durante un Procedimiento de SELLANTES

Colocar sellantes dentales igeneralmente es indoloro y no requuere de taladrado o medicamentos anestesiantes.

  1. Preparación del diente -- Primero, el higienista dental pulirá la superficie del diente para remover placa y restos de comida del foso y superfices escarpadas. Luego, el higienista aislará y secará el diente. De ahí el higienista grabará la superficie del diente, enjuagará el material de grabado y secará el diente.

  2. Aplicación del sellante – El higienista aplicará el material del sellante dental en la superficie del diente usando un cepillo; se usará una luz de autocurado por más o menos 30 segundos para adherir el sellante a la superficie del diente.

  3. Evaluación – Finalmente, el higienista dental y el dentista evaluarán el sellante dental y revisarán su oclusión. Una vez que el sellante dental se haya endurecido se convierte en un barniz plástico duro, y puedes masticar con el diente de nuevo.

Los dientes están sellados, ¿qué sigue?

Cepillarse es importante aún después de tener sellantes. Prueba uno de estos productos para ayudar a mantener tus dientes limpios y saludables.