Retenedores dentales: por qué usarlos y cómo conservarlos

Familia feliz

Los brackets crean hermosas sonrisas, pero los retenedores las conservan al tiempo que fomentan una mejor higiene oral incluso tras dejar de usarlos. Aunque los retenedores dentales suelen usarse más comúnmente para mantener los dientes en su lugar después de haber usado brackets, las ventajas de que tus niños los usen correctamente —atendiendo a las indicaciones de su ortodoncista— van incluso más allá. ¿Sabías que usar un retenedor también puede ayudar a despejar problemas del habla? No obstante, la parte más difícil de tener un nuevo retenedor es perderlo; comúnmente en el basurero de la cafetería de la escuela. Lograr que los niños adquieran el hábito de usar su retenedor correctamente y de conservarlo a salvo no es fácil, pero conocer sus ventajas y saber cómo asegurar que tus niños adopten los retenedores le ayudará a toda la familia a navegar el proceso con menos estrés, y a ganarse más puntos con el ortodoncista.

 

¿Por qué usar un retenedor?

Los retenedores dentales suelen usarse como la última fase del tratamiento de ortodoncia. Una vez que se han retirado los brackets, los dientes pueden volver a su posición original. Por eso, según el Centro Dental Nacional de Singapur, los retenedores que se usan por la noche (si no es que por periodos más largos) pueden ayudar a mantener la posición de los dientes alineados.

 

Derrotar las bacterias

Los dientes alineados son más fáciles de limpiar, la placa se les acumula menos y se reducen las posibilidades de tener caries, según la Academia Americana de Odontología Pediátrica (AAPD). Pero hay otras razones que quizás desconozcas. Los dientes alineados, junto con una mordida correcta, hacen que masticar la comida sea más eficaz. Al masticar mejor, los niños obtienen más nutrientes de los alimentos. Uno de los beneficios de poder masticar la comida adecuadamente, según explican en el programa televisivo, the kitchn, es el incremento de la producción de saliva. Y más saliva significa más enzimas digestivas para disminuir la acumulación de placa así como la aparición de caries.

 

Facilitar los cuidados ante la diabetes

Cuando los niños, y los adultos, usan sus retenedores correctamente, esto les ayuda a mantener los dientes alineados y alejar el riesgo de una mala salud general u oral, según la Revista Internacional de Odontología. Y de acuerdo con la Asociación Americana de la Diabetes (ADA), una mala salud oral puede exacerbar los efectos de la diabetes relacionados con la sangre. Usar un retenedor correctamente, además del uso del hilo dental, lavarse los dientes y enjuagárselos con productos como Colgate ® Máxima Protección, especialmente formulados para usarse después de los brackets, puede ayudar a contrarrestar las dolencias relacionadas con la diabetes.

 

Mejorar la respiración

Una ventaja menos conocida es que los retenedores pueden ayudar a algunos niños a respirar mejor. Se usan ciertos tipos especiales de retenedores, según la revista Consumer Guide to Dentistry, no solo para ayudar a alinear los dientes y la mandíbula, sino para problemas de ronquidos o dificultades respiratorias nocturnas.

 

Ayudar a superar dificultades del habla

Algunos niños usan retenedores para ayudarse con el habla. La organización KidsHealth afirma que los retenedores pueden ayudar a ajustar la colocación de la lengua de tal manera que los niños puedan formar los sonidos correctamente durante su desarrollo del lenguaje.

 

Adquirir el hábito de usar un retenedor

Ten en cuenta que el tiempo que toma formar un nuevo hábito es diferente para cada quien, y hacerlo divertido para tus niños podría facilitarles la adquisición del hábito. Te presentamos unos consejos para adquirir el hábito de usar un retenedor y no perderlo:

  • Hazte con una bolsa grande para guardar ahí el estuche del retenedor. Ya sea una mochila con su héroe de acción favorito o una bolsa de su color favorito, es menos probable que tu hijo olvide esta bolsa grande que un pequeño estuche de plástico.
  • Escribe una nota y guárdala en el estuche del retenedor de tu hijo. Puede ser divertido para tu hijo leerla y sirve como recordatorio para que guarde su retenedor.
  • Al igual que las llaves, conserva el estuche del retenedor en el mismo lugar. Y habrá muchas menos posibilidades de que se olvide o se pierda un estuche de colores vivos.

Quizá tus hijos ya no crean en el ratón Pérez, pero la alegría de despertarse y encontrar un regalito bajo la almohada tras usar su retenedor toda la noche siempre será de gran ayuda.

Puede ser difícil para los niños usar sus retenedores con regularidad y de forma correcta por largos periodos. Pero después de un tiempo, formará parte de sus vidas diarias; al igual que los cumplidos que recibirán por sus sonrisas bien conservadas.

La finalidad de este artículo es fomentar la comprensión y el conocimiento de temas generales de salud oral. Su propósito no es sustituir la opinión, el diagnóstico o el tratamiento profesionales. Solicita siempre la opinión experta de tu dentista u otro proveedor de salud Calificado y Dile siempre cualquier pregunta que tengas en relación con alguna enfermedad o tratamiento médico.

OTROS ARTÍCULOS

Mejores consejos de cuidado bucal de la ORTODONCIA EN ADULTOS

  • Uso de hilo dental – Tener una rutina de uso de hilo dental es importante durante el tratamiento de ortodoncia. Los ortodontistas e higienistas pueden recomendarle cepillos interdentales o hilos para que sea más fácil limpiarse entre los dientes.

  • Rutina de cepillado – Usar una crema dental con flúor y un cepillo de dientes de cedras suaves es ideal para limpiar los dientes cuando se usan aparatos de corrección dental. Comience limpiándose con un ángulo de 45 grados con respecto a la línea de las encías mediante pequeños movimientos circulares. Luego ponga el cepillo en la parte superior de los aparatos, inclinándolo hacia abajo para cepillar la parte superior de cada aparato. Por último, reubique el cepillo para cepillar la parte inferior del aparato así como también el hilo, inclinando el hilo hacia arriba.

  • Enjuague bucal con flúor – Después del cepillado y el uso de hilo dental, enjuagarse con un enjuague bucal con flúor puede ayudar a evitar cavidades y puntos blancos.

  • Protectores bucales – Use un protector bucal si practica deporte. Los protectores bucales pueden proteger sus mejillas y labios de cortes graves y pueden evitar que se dañe su aparato u ortodoncia si se cae o se golpea el rostro.

¿Boca de metal? Ayuda a mantenerla limpia para el futuro.

Mantener los dientes limpios es más difícil con el uso de frenillos dentales. Prueba uno de nuestros productos para facilitar el proceso.