Salud bucal y nutrición, dieta y alimentación | Colgate®

Introducción

Una nutrición apropiada significa comer una dieta equilibrada para que tu cuerpo pueda obtener los nutrientes necesarios para una buena salud y un buen estado físico. Si su dieta es baja en los nutrientes que su cuerpo necesita, su boca puede tener más dificultades para resistir infecciones. Esto puede contribuir a enfermedades periodontales, una de las principales causas de pérdida de dientes en adultos. Aunque una nutrición deficiente no provoca enfermedades periodontales de manera directa, muchos investigadores creen que la enfermedad progresa más rápidamente y puede ser más severa en personas con dietas pobres en nutrientes.

Si usted está cuidando de niños, una dieta equilibrada junto con hábitos de buena higiene oral les ayudará a desarrollar dientes fuertes y resistentes a la caries. Preste especial atención al calcio, fósforo y a los niveles de flúor adecuados.

Los patrones de comida y la elección de alimentos entre los niños y adolescentes son factores importantes que afectan a cuán rápidamente los jóvenes pueden desarrollar caries dentales. Cuando las bacterias entran en contacto con los alimentos en la boca, se produce un ácido que ataca los dientes. Esto puede eventualmente conducir a la formación de caries, si el uso de hilo dental y el cepillado de dientes no se completan de forma regular.

Comprensión

Una dieta pobre puede conducir a enfermedades periodontales y caries dentales. Alimentos ricos en carbohidratos, azúcares y almidones contribuyen en gran medida a la producción de ácidos de la placa que atacan el esmalte dental. Eventualmente, estos ácidos pueden causar que el esmalte dental se rompa, formando caries.

Si usted come alimentos altos en azúcar o calorías, intente comerlos durante las comidas, en lugar de entre comidas y evite que los alimentos se peguen a los dientes, ya que éstos pueden producir más placa. La producción de saliva aumenta durante las comidas, lo cual puede ayudar a enjuagar alimentos y ácidos de la boca.

Los alimentos que contienen azúcares de cualquier tipo pueden contribuir a la caries. Casi todos los alimentos, incluyendo la leche y las verduras, contienen algún tipo de azúcar. Sin embargo, estos alimentos son una parte necesaria de una dieta saludable, ya que muchos de ellos también contienen nutrientes importantes. Para ayudar a controlar la cantidad de azúcar que consume, lea las etiquetas de los alimentos y elija los alimentos y bebidas que son bajas en azúcares añadidos. Los azúcares agregados a menudo están presentes en refrescos, dulces, galletas y pasteles.

Planificación

Mantener los dientes sanos, ya sean los suyos propios o los de sus hijos, depende de varios factores. Usted sabe que debe utilizar el hilo dental una vez al día, cepillarse los dientes dos veces al día y visitar a su dentista regularmente, pero su dieta también juega un papel en la salud de sus dientes. Los alimentos altos en azúcar son una causa particularmente común de caries. No es necesario evitarlos completamente, pero considerándolos una amenaza en lugar de un elemento básico le ayudará a proteger tus dientes para años venideros. Considere agregar algunos alimentos bajos en azúcar a su plan de comidas regulares para aumentar la salud general de su familia y sus dientes.

Para mantener una dieta equilibrada, coma una variedad de alimentos de cada uno de los cinco grupos de alimentos principales y limite el número de refrigerios que toma. Si toma refrigerios, elija alimentos nutritivos tales como queso, vegetales crudos, un yogurt natural o una pieza de fruta. Y recuerde que los alimentos ingeridos como parte de una comida causan menos daño debido a que la saliva secretada ayuda a limpiar los alimentos de la boca y a disminuir los efectos de los ácidos.