Mujer lavándose los dientes

Cómo fortalecer el esmalte dental

Puede que usted no haya oído nada acerca del papel tan indispensable que juega el esmalte en la salud sus dientes sino hasta el momento en que tuvo algún problema con él. Aunque algunos de los daños al esmalte no se pueden reparar sin ayuda profesional, existen algunas medidas que usted puede tomar para protegerlo y brindarle apoyo. A continuación, veremos qué es el esmalte, cómo fortalecer los dientes y qué comportamientos es mejor evitar.

Cómo fortalecer el esmalte dental

La dura capa exterior que cubre las coronas (la parte visible) de los dientes se conoce como esmalte. Un dato curioso: el esmalte es el material más duro del cuerpo humano. Esta capa vital protege el interior blando de los dientes (también conocido como pulpa) de daños, caries e infecciones.

Pero, aunque el esmalte es un material muy resistente, puede debilitarse con el tiempo. No practicar una higiene dental apropiada o tener una dieta poco saludable puede dar paso a que las bacterias desgasten el esmalte con el tiempo, generando caries y otros problemas. Existen otros factores que pueden contribuir al desgaste dental, como los ambientes ácidos que no son causados por bacterias.

Las causas de un esmalte debilitado incluyen las siguientes:

  • Malos hábitos de higiene dental
  • Una dieta poco saludable, sobre todo el consumo excesivo de bebidas y alimentos azucarados o ácidos.
  • Cepillarse los dientes con demasiada fuerza o usar un cepillo dental de cerdas duras
  • Problemas crónicos de salud
  • Fumar o consumir productos de tabaco
  • Reflujo ácido o vomitar
  • Consumo excesivo de alcohol
  • Sequedad bucal (también conocida como xerostomía)
  • Lesiones por traumatismos

Es de suma importancia que usted cuide de su esmalte, ya que, a diferencia de las células de los huesos, este material no se regenera por sí mismo. La saliva ayuda a mantener el esmalte en buenas condiciones al mineralizarlo, neutralizar la acidez y eliminar restos de alimentos, pero no puede repararlo por completo.

Entonces ¿cómo se puede fortalecer el esmalte? Por suerte, existen algunas cosas que usted puede hacer para apoyar su esmalte y prevenir daños adicionales. A continuación, le damos algunos consejos.

1. Aliméntese sanamente

Cuando se trata de proteger el esmalte y su salud bucal a largo plazo, una de las opciones más efectivas es evitar consumir alimentos no saludables. Los entornos con demasiados azúcares y ácidos son justo lo que las bacterias necesitan para crecer en la boca y destruir el esmalte, por lo que evitar comidas y bebidas que les puedan servir de alimento a estas bacterias es una excelente decisión.

Las bebidas y los alimentos que son tanto azucarados como ácidos producen el doble de daños a la salud bucal cuando se consumen con regularidad. Según la Asociación Dental Estadounidense (American Dental Association), los refrescos son uno de los principales causantes del desgaste dental.

Algunos hábitos alimenticios que pueden dañar el esmalte incluyen los siguientes:

  • Comer demasiado entre comidas
  • Los refrescos, las bebidas azucaradas y las bebidas deportivas
  • Los jugos con cítricos como el limón, la lima o la toronja
  • Los dulces, los panes dulces y otros postres
  • Beber demasiado alcohol
  • Masticar hielo u otros objetos no comestibles (como plumas o lápices), así como alimentos duros como los crocantes o los caramelos duros
  • Los alimentos y las bebidas con alto contenido de azúcar o ácidos

Si usted llega a comer alguno de estos alimentos de vez en cuando, lo mejor es que acto seguido se enjuague la boca con agua o un enjuague bucal para ayudar a evitar algunos de los daños asociados. Además, asegúrese de cepillarse los dientes después. La Asociación Dental Estadounidense (American Dental Association) recomienda esperar 60 minutos luego de una comida o un tentempié.

2. Elija una dieta saludable para los dientes

Al igual que hay alimentos y bebidas que pueden contribuir al deterioro de los dientes, algunas opciones alimenticias son excelentes formas de apoyar tanto su esmalte dental como su salud bucal. Estas opciones tienen un alto contenido nutrimental, fomentan la producción de saliva, promueven la remineralización o todas las anteriores.

Algunas opciones alimenticias saludables para el esmalte incluyen las siguientes:

  • Granos enteros
  • Frutas y verduras
  • Proteínas magras
  • Productos lácteos bajos en grasa
  • Agua (¡para mantener su cuerpo hidratado!)

Un consejo útil: Masticar chicles sin azúcar que contengan xylitol también es una excelente forma de fomentar la producción de saliva y mantener fuerte su esmalte.

3. Elija productos con fluoruro

Existen varios productos disponibles que pueden ayudar a mantener en buen estado la salud de su esmalte, incluyendo los que sirven para remineralizar los dientes. Los principales productos en esta categoría son los que contienen fluoruro, un elemento provechoso que ayuda a fortalecer los dientes y a evitar las caries.

Algunos productos que contienen fluoruro son los siguientes:

  • La crema dental
  • Los enjuagues bucales y antisépticos
  • El agua (el agua de la llave casi siempre contiene fluoruro)

Si usted está buscando la opción más efectiva a su alcance, le recomendamos acudir a su profesional de la salud dental y preguntarle acerca de los geles concentrados de fluoruro que se pueden aplicar durante una consulta. Además, él o ella estará feliz de brindarle otros diagnósticos y consejos de tratamiento importantes en relación con su salud bucal.

4. Una buena higiene dental

Cuando se trata de su higiene bucal, la mejor noticia es que las decisiones que tienen el mayor impacto están enteramente en sus manos. Ya hablamos de las primeras opciones principales relacionadas con la alimentación La segunda parte consiste en llevar una buena rutina de cuidados dentales.

Algunos consejos de higiene bucal para que cuide bien de su esmalte incluyen los siguientes:

  • Cepíllese los dientes con cuidado dos veces al día usando un cepillo dental de cerdas suaves
  • Limpie los espacios entre sus dientes una vez al día usando hilo dental, una herramienta interdental o un cepillo interdental.
  • Cambie su cepillo dental cuando empiece a verse desgastado
  • Elija una crema dental con fluoruro para endurecer el esmalte
  • Acuda a su profesional de la salud dental al menos cada seis meses para tratar cualquier problema bucal que surja de forma temprana y evitar los daños a largo plazo

Si le está costando trabajo hacer cambios duraderos en su dieta o en su rutina dental, recuerde que el primer día siempre es el más difícil. Entre más tiempo mantenga su rutina, mejor se irá fundamentando el hábito y más fácil será tomar decisiones saludables. Además, el primer paso ya lo tomó al leer acerca de las cuatro decisiones principales que usted puede tomar para fortalecer la salud de su esmalte.

La finalidad de este artículo es fomentar la comprensión y el conocimiento de temas generales de salud oral. Su propósito no es sustituir la opinión, el diagnóstico o el tratamiento profesionales. Solicita siempre la opinión experta de tu dentista u otro proveedor de salud Calificado y Dile siempre cualquier pregunta que tengas en relación con alguna enfermedad o tratamiento médico.