Recién nacido sin dientes
Badge field

Cómo aliviar la fiebre de su bebé, inclusive durante la dentición

Published date field

 

La fiebre es un mecanismo de defensa del cuerpo para ayudar a combatir las bacterias, los virus y otras condiciones. La alta temperatura hace al cuerpo inhóspito para el patógeno no deseado y también moviliza el sistema inmunológico.

¿Qué explica por qué tantos padres experimentan que su hijo tenga fiebre al mismo tiempo que le están saliendo los dientes? Según los investigadores, la conexión entre la dentición y la fiebre no se comprende bien. Aunque se considera de conocimiento popular que la dentición podría causar fiebre, las investigaciones no son concluyentes. En cualquier caso, aceptar la dentición como causa de la fiebre podría retrasar que los padres busquen atención para las infecciones de sus hijos, por lo que es siempre preferible la valoración temprana de un pediatra.

Tratar la fiebre podría parecer fácil, pero es importante que sepa qué métodos son los mejores para su bebé. A continuación, le presentamos algunos de los errores más comunes y las mejores alternativas para otorgar alivio a su bebé. Al leer este artículo recuerde que debe tomar la fiebre durante la dentición tan en serio como lo haría en cualquier otro momento.

Errores y métodos frecuentes para aliviar la fiebre de su bebé, inclusive durante la dentición

Error n.° 1: Bajar demasiado la temperatura de la habitación. Aunque parezca una forma lógica para hacer sentir mejor a alguien que tiene fiebre, la temperatura de la habitación de su bebé siempre debería estar entre los 18,3 y los 21,1 grados °C.

Una mejor alternativa: Para ayudarle a su bebé a sentirse mejor, puede darle un baño tibio o humedecer un paño en agua tibia y usarlo para frotarle y masajearle el cuerpo. Lo que más me gusta de este método es que su bebé sentirá alivio de inmediato y, además, es seguro.

Error n.° 2: Darle a su bebé una aspirina o algún medicamento para adultos. Nunca es buena idea darle a su bebé algún medicamento para adultos, incluso si la dosis es muy baja.

Una mejor alternativa: Hay medicamentos para reducir la fiebre que están hechos específicamente para bebés, cuya ingesta es segura para ellos. No olvide leer las instrucciones de dosificación para asegurarse de darle la cantidad correcta a su bebé.

Error n.° 3: Darle de beber agua fría a su bebé. Aún cuando parezca lógico darle algo frío cuando la temperatura corporal de su bebé es demasiado alta, ha habido cierta polémica sobre si el agua es buena para ellos cuando son tan pequeños.

Una mejor alternativa: Mantener a su bebé hidratado definitivamente es una buena forma de ayudarle a sobrellevar la fiebre, pero, en lugar de darle agua fría, amamántelo o déle un poco de fórmula para bebés.

Además de estas alternativas que le sugerimos, masajear las encías de su bebé con el dedo puede aliviar un poco el dolor y ayudarle a dormir a pesar de la fiebre.

 

La finalidad de este artículo es fomentar la comprensión y el conocimiento de temas generales de salud oral. Su propósito no es sustituir la opinión, el diagnóstico o el tratamiento profesionales. Solicita siempre la opinión experta de tu dentista u otro proveedor de salud Calificado y Dile siempre cualquier pregunta que tengas en relación con alguna enfermedad o tratamiento médico.