Compendio

Cuida bien los dientes de leche de tu niño. Terminarán por caerse pero hasta que eso suceda, los dientes de leche juegan un papel importante en ayudar a tu hijo a morder y masticar la comida, y a hablar claramente. Los dientes de leche también guardan espacio para los dientes permanente, y le ayudan a ponerse en su lugar.

Incluso antes de que a tu bebé le salga el primer diente, debes limpiar sus encías con un masajeador de encías infantiles, una gaza limpia o un pañito humedecido. Una vez salgan los dientes de tu bebé, cepíllalos al menos dos veces al díam con un cepillo de dientes de cerdas suaves y agua.

Debajo de los dientes de leche de tu bebé, las raíces y la posición de los dientes permanentes están creciendo en su sitio.

Investigaciones muestran que los niños que desarrollan caries en sus dientes de leche son más propensos a desarrollar caries cuando sean adultos, por eso asegúrate de llevar a tu niño al dentista para un chequeo. Es importante mantener los dienets de leche de tu niño limpios, pero una vez que los dientes permanentes comiencen a salir verdaderamente necesitas que sea una prioridad limpiarlos. Estos dientes le durarán a tu niño toda la vida.

Por supuesto, aunque sean los niños, sus dientes son aún susceptibles a las mismas condiciones y daños a los que se enfrentan los dientes adultos. Si su hijo tiene un alto riesgo de caries, es tiempo de reducir los refrigerios altos en calorías, como galletitas saladas y patatas fritas y limitar las bebidas azucaradas. Recuerde que dar a su hijo una botella de líquido azucarado muchas veces al día, o permitir que se duerma con un biberón durante la siesta o por la noche, puede ser perjudicial para los dientes del niño.

Muchos de los mismos tratamientos y evaluaciones para adultos también están disponibles para los niños. Estos incluyen radiografías, sellantes dentales, tratamiento de ortodoncia y más.

Comprensión

Cepillado y Uso del Hilo Dental 
Comienza a usar crema dental para cepillar los dientes de tu bebé cuando él (o ella) cumpla dos años. Ten cuidado y usa sólo una pequeña cantidad de crema dental (más o menos el tamaño de un grano de maíz). Los niños pequeños tienden a tragar crema denatl cuando se cepillan, en lugar de escupirla. Empieza a usar crema dental con fluoruro cuando tu niño sea lo suficiente mayor para no tragarla. Tan pronto como un diente empiece a tocar al de al lado, usa hilo dental una vez al día. Puedes usar hilo dental regular o sostenedores plásticos especiales de hilo dental.

En algún momento, niño deseará cepilltrase por sí mismo. Está bien darle la oportunidad. Pero después, siempre debes cepillarle los dientes una segunda vez. La mayoría de niños no sabrán cepillarse bien los dientes por sí mismos hasta que cumplan más o menos 8 años.

Nutrición
Aunque lo que tu niño come es importante para la salud de sus dientes, con qué frecuencia come es igual de importante. Comer bocadillos frecuentemente incrementa el riesgo de caries en un niño.

Las caries puede desarrollarse cuando los alimentos que contienen azúcar se quedan en la boca por largo tiempo. Las bacterias que viven en los dientes se alimentan de estos trozos de comida. Así crean create ácidos, que desgastan el esmalte dental. La saliva enjuaga los ácidos entre las comidas y bocadillos. Si tu niño siempre está comiendo, puede que no haya tiempo para que este ácido sea enjuagado.

Cuando la mayoría de personas piensa en azúcar, piensan en el azúcar blanco que se encuentra en el dulce y los productos horneados. Pero todas las comidas contiene carbohidratos terminará por descomponerse en azúcares.

Visita Dental 
Los nuevos padres a menudo preguntan, "¿Cuándo debe mi niño empezar a ver a un dentista?” Tu niño debe empezar a ver a un dentista al cumplir su primer año.

La idea de esas visitas dentales tan tempranas aún sorprende a muchos nuevos padres. Sin embargo, estudios a nivel nacional han mostrado que niños en edad preescolar están teniendo más caries.

Pérdida de los Dientes de Leche 
En proporción los niños empiezan a perder sus dientes de leche cuando tienen más o menos 6 ó 7 años de edad. No significa que algo ande mal si tu niño pierde su primer diente antes o después de esta edad. La mayoría de los niños pierden sus dientes en el mismo orden en que salieron. Por ejemplo, pierden el diente central inferior primero.

Ortodoncia Temprana
Los niños hoy tienden a tener frenillos a una edad mucho más temprana que en años anteriores. Algunos patientes con problemas especiales con un tratamiento de ortodoncia incluos a los 6 años. Los dientes permanentes empiezan a salir más o menos a esta edad, y es cuando los problemas de ortodoncia se hacen aparentes. Debido a que la mandíbula aún está creciendo, éste es el momento ideal para evaluar a un niño.

Planeación

Los dientes permanentes necesitan cepillado y uso de hilo dental regularmente, y los dentistas recomienda seguir esta rutina después de cada comida. Cuando empiezas a cuidar los dientes permanentes de tu hijo, necesitarás cepillarle los dientes y usar hilo dental por él hasta que esté un poco más grande. Usa crema dental y un cepillo de dientes diseñado para niños. Un cepillo de dientes para niños tiene cerdas más suaves que no lastimará los dientes y encías de tu niño. Prueba usar hilo dental con asas para que puedas enseñarle a tu niño cómo usar hilo dental por sí mismo.

Cuando un niño tiene más o menos 6 años sus dientes comenzarán a aflojarse. Deja que el diente de vaya aflojando hasta que se le caiga por sí solo. Eso minimizará el dolor y el sangrado asociados con la caída del diente.

Algo más para estar pendientes es las caries. Qué bocadillos comen tus niños y con qué frecuencia lo hacen tiene un gran impacto en su salud bucal. Estos ason algunos buenos consejos acerca de los bocadillos:

Dale a tu niños bocadillos saludables, tales como frutas frescas, vegetales y quesos.

Compra comidas libres de azúcar o sin endulzantes.

Sirve alimentos azucarados o almidonados como parte de una comida, en lugar de dárselos como un bocadillo. La mayoría de niños been líquidos durante una comida. Esto enjuagará muchos trozos de comida que quedan en los dientes. Anima a los niños a que tomen agua durante y al final de las comidas para enjuagar cualquier azúcar que quede.

Ofrece menos bocadillos durante el día.

Después de que tu niño coma un bocadillo, asegúrate de que se cepille los dientes. Si no es posible, haz que tu niño se enjuague con agua varias veces.

Cuando mastique chicle, elije un chicle sin azúcar o endulzado con xylitol.

¡El cepillado puede ser divertido!

Cepillarse los dientes con cremas dentales y cepillos de dientes para niños puede ser una actividad divertida. Mira nuestros productos para elegir el correcto para tu niño.