Compendio

Aunque la mayoría de bebés no empiezan a tener dientes hasta los 6 meses de edad, el cuidado dental en bebés es importante muy desde el principio. Muchos dentistas recomiendan una visita inicial antes del primer cumpleaños del bebé para asegurar que sus encías y dientes han sido cuidados y limpiados correctamente.

Es buena idea acostumbrarse a limpiar las encías del bebé pronto después de que nace. Aunque puede haber un poco de molestia al principio, tu bebé se acostumbrará a que le limpies la boca como otras partes de su cuerpo. Muchos niños llegan a disfrutar el cepillado dental como parte de su rutina diaria.

Durante el primer año de tu bebé, existyen unas cuantas afecciones para tener en cuenta, incluyendo:

Dentición
Entre los 3 y los 9 meses, los dientes de leche de tu bebé comienzan a salir. La dentición puede hacer irritable a tu bebé o ponerlo de mal humor y causar inquietud, babeo o pérdida del apetito. Sin embargo, no se ha demostrado que cause ningún otro síntoma en la infancia.

Caries Dental de Biberón
La Caries de Biberón — también llamada "caries de la infancia temprana" — es uno de los problemas más importantes en el cuidado dental de un bebé. Está afección es causada por la exposición frecuente a bebidas azucaradas, con el pasar del tiempo, pueden dañar seriamente los dientes del bebé y la salud bucal en general.

Chupetes
La succión es una parte normal del desarrollo que es reconfortante para los niños bien durante los primeros años de sus vidas. De hecho, succionar a menudo trae comodidad incluso después de que un niño ya no necesita alimento de pecho o de un biberón. Durante los primeros años del niño, el hábito de succionar probablemente no dañará la boca del bebé. Pero una succión frecuente y a largo plazo puede causar problemas. Esto es especialmente cierto si el hábito continúa después de que los dientes de leche comienzan a caerse.

Comprensión

Aunque la mayoría de los dientes del bebé se desarrollan normalmente durante la infancia, es importante saber qué está pasando, así puedes prevenir problemas en el futuro.

Dentición
Aunque los bebés recién nacidos usualmente no tienen dientes visibles, la mayoría tienen por lo menos parcialmente desarrollados un conjunto de dientes de leche primarios que comienzan a aparecer de los 3 a los 9 meses después de haber nacido. Durante los primeros años de vida, todos los 20 dientes de lleche saldrán a través de las encías. La mayoría de niños tienen un conjunto completo de dientes de leche alrededor de los 3 años.

El proceso de dentición empieza con los dos primeros dientes frontales inferiores (incisivos), seguido de los cuatro incisivos tanto en la mandíbula superior como en la inferior. Luego salen los primeros molares, seguidos de los caninos (colmillos), y luego los molares secundarios más atrás ien la boca.

Caries Dental de Biberón

Es importante para los padres entender las causas de las caries dentales de biberéon para poder prevenirlas. Los causantes comunes incluyen la leche, fórmula, y los jugos de fruta, porque los líquidos azucarados de estas bebidas se quedan alrededor de los dientes por largos periodos de tiempo mientras tu bebé duerme. Esto puede conducir a las caries, que se desarrollan en los dientes frontales superiores e inferiores.

Planeación

Dentición
Algunos bebés pueden tener encías adoloridas o inflamadas cuando comienzan a salirle los dientes. Frota delicadamente las encías con un dedo limpio, un masajeador de encías para bebé o una gaza húmeda pueden ser calmantes. Un anillo de dentición limpio para que tu bebé masque también puede ayudar.

Tu puedes aliviar la molestía causada por la dentición de tu bebé al:

Frotar las encías del bebé para aplicar bebé

Darle a tu bebé un anillo de dentición frío para que masque

Los Primeros Dientes
Cuidar los primeros dientes de tu bebé es muy importante, y ayuda a establecer la plataforma para una boca saludable.

Consejos para limpiar la boca de tu bebé:

Sienta a tu bebé en tu regazo. La cabeza debe estar cerca a tu pecho para que puedas mirar directamente la boca del bebé.

Limpia las encías y dientes — cuando salgan — frotando con un pañito húmedo, a lo largo de las encías superior e inferior. También puede usar dediles de tela, que se ponen sobre tu debo y están fabricados para este propósito.

Sigue estos pasos por lo menos dos veces al día — una vez después del desayuno, y una vez después de la última comida del día.

Cuando los dientes empiecen a salir, comienza a cepillárselos por los menos de dos a tres veces al día con un cepillo de dientes de cerdas suaves y agua. No se recomienda usar crema dental hasta que el bebé cumpla dos años. En ese momento, supervisa el cepillado para asegurar que tu niño no trague crema dental.

Caries
Este doloroso proceso ocurre por el ácido formado por las bacterias sobre los dientes, que proviene de azúcares en alimentos y bebidas, daña el esmalte dental, el cual causa desmineralización, y finalmente puede llevar a las caries. Para evitar las caries, nunca dejes que tu niño se quede dormido con un biberón en su boca o alimentarlo continuamente mientras dormita. Si tu bebé necesita algo para succionar mientras se queda dormido, dale un biberón con agua o un chupete.

Chupetes
Si tu bebé usa chupete, asegúrate de que sea usado de manera segura: Nunca ates el chupete a un cordel o a un collar alrededor del cuello del bebé, ya que podría llegar a estrangularse accidentalmente.

Elige un chupete que:

Que sea de una sola pieza en vez de estar compuesto de varias piezas.

Tenga agujeros de ventilación en los lados.

Sea lo suficientemente grande para que tu bebé no pueda tragárselo

Sea hecho de un material flexible, no tóxico.

Tenga un mango para que sea fácil de sujetar.

Revisa siempre el chupete antes de dárselo a tu bebé. Asegúrate de que no esté roto o desgarrado. Si es así, reemplázalo. Nunca sumerjas el chupete en miel o ninguna otra sustancia dulce antes de dárselo a tu bebé.

¿Cómo cuidar los primeros dientes de tu bebé?

Tan pronto como los primeros dientes del bebé salen es muy importante empezar a cuidarlos. Prueba una crema dental formulada especialmente para tus niños.