Salud Bucal Para Personas Mayores

¿Cómo mantengo una buena salud bucal en la tercera edad?
Con el cuidado doméstico adecuado y revisiones dentales periódicas, los dientes pueden durar toda la vida. Independientemente de su edad, mantenga sus dientes y encías saludables cepillándose por lo menos dos veces al día con una pasta de dientes y enjuague bucal con flúor, utilice el hilo dental diariamente y visite al dentista en forma periódica para realizarse limpiezas profesionales y revisiones.

¿Qué debo conocer como persona mayor acerca de la salud bucal?
Durante la tercera edad, es posible que enfrente alteraciones referidas a su salud bucal, aun si usted se cepilla y utiliza hilo dental con regularidad. El uso de prótesis dentales, el tomar medicamentos y los trastornos generales de la salud suelen ser comunes en la tercera edad. Afortunadamente, el odontólogo y el médico pueden ayudarle a enfrentar la mayoría de esos desafíos satisfactoriamente.

  • Las caries y el deterioro de las superficies radiculares de los dientes son más comunes en las personas mayores. Por lo tanto, es importante cepillarse con una pasta de dientes con flúor, utilizar el hilo dental diariamente y visitar al dentista con regularidad.
  • La sensibilidad puede agravarse a medida que se avanza en edad . Las encías se retraen con el tiempo, exponiendo zonas del diente que no están protegidas por el esmalte. Esas zonas son particularmente propensas al dolor ante alimentos o bebidas frías o calientes. En casos severos, puede presentarse sensibilidad al aire frío, a bebidas y alimentos ácidos y dulces. Si experimenta sensibilidad, pruebe una pasta de dientes para dientes sensibles. Si el problema persiste, consulte al dentista, ya que la sensibilidad puede indicar un trastorno más serio, como una caries o un diente dañado o fracturado.
  • La sequedad en la boca es un trastorno común en las personas mayores, que puede ser causado por medicamentos o ciertos trastornos médicos. Si no se trata, esto puede dañar los dientes. Su dentista le recomendará varios métodos para recuperar la humedad de la boca, además de tratamientos o medicamentos apropiados para evitar los problemas relacionados con la sequedad bucal.
  • Los trastornos de salud preexistentes, como diabetes, afecciones cardíacas o cáncer pueden afectar su salud bucal. Asegúrese de comunicarle a su dentista cualquier problema de salud, para que comprenda su situación general y lo ayude a satisfacer sus necesidades especiales.
  • Las prótesis dentales le hacen la vida más fácil a las personas mayores, pero requieren cuidados especiales. Siga cuidadosamente las instrucciones del dentista y visítelo si surge cualquier problema. Las personas que utilizan prótesis dentales deben realizarse un examen anual.
  • La enfermedad de las encías es un trastorno potencialmente grave que afecta a personas de todas las edades, pero especialmente a aquéllas mayores de 40 años. Diversos factores pueden aumentar la gravedad de la enfermedad de las encías, entre los que se cuentan:

  • Una dieta inadecuada
  • Una higiene bucal deficiente
  • Enfermedades sistémicas, como diabetes, afecciones cardíacas y cáncer.
  • Factores ambientales como: el estrés y el tabaquismo
  • Ciertos medicamentos que afectan el estado de las encías

Debido a que las primeras etapas de la enfermedad de las encías son reversibles, es importante identificarlas precozmente. Los exámenes dentales periódicos aseguran la detección y el tratamiento de la enfermedad de las encías. En ocaciones es posible evitar la aparición de la enfermedad de las encías si se practica una correcta higiene bucal.

  • Las coronas y los puentes se utilizan para reforzar los dientes dañados o reemplazar los faltantes. Una corona se usa para cubrir o "enfundar" por completo un diente dañado. Además, se puede utilizar para mejorar su aspecto, forma o alineación. Los puentes se suelen utilizar para reemplazar uno o más dientes que faltan, cubriendo el espacio dejado por los mismos. Los puentes se adhieren con cemento a los dientes naturales o a los implantes que rodean el espacio vacío.

OTROS ARTÍCULOS

Afecciones comunes en ADULTOS DE MÁS DE 55 AÑOS

  • Enfermedad de las encías
    Esta afección potencialmente grave ocurre cuando los tejidos que rodean las encías se infectan debido al aumento de la placa de los dientes y las encías. La gingivitis es la primera etapa de la enfermedad de las encías y se reconoce en la inflamación, enrojecimiento o sangrado de las encías. La enfermedad de las encías es una preocupación de los adultos mayores debido a una serie de razones, incluido el aumento de la placa en los dientes y las encías por no haber desarrollado hábitos de cuidado bucal adecuados antes durante la vida.

  • Caries dentales o de raíz
    Aún con más de 55 años, los adultos pueden desarrollar caries o caries en la raíz si la recesión de las encías ya ha ocurrido. Es importante que los adultos mayores se limpien los dientes, las encías y las superficies de las raíces expuestas de forma eficaz, a fin de remover la placa y los desechos de comida.

  • Dientes sensibles
    En algún momento todos hemos rechazado un agradable vaso de agua fría haciendo una mueca ante una sensación aguda y de hormigueo en los dientes. Varios factores causan sensibilidad dental, incluido el cepillado demasiado agresivo con un cepillo de cerdas duras, el esmalte dental gastado, una grieta o fractura dental.

Ayude a su boca a envejecer con gracia

Cuidar de la boca es aún tan importante como siempre. Pruebe uno de nuestros productos para mantener la sonrisa sana a cualquier edad.