Cómo usar hilo dental y volverlo un hábito diario

Si cuando el dentista le pregunta si se pasa hilo dental periódicamente y usted responde tímidamente “no siempre”, sepa que no es el único. Algunas estadísticas indican que casi el 80% de las personas no usan hilo dental.

Aunque tal vez haya escuchado mil veces que pasarse hilo dental es primordial, probablemente deje de prestar atención cuando su dentista o higienista dental comienzan a hablar del tema. Por algún motivo, es un hábito difícil de incorporar, probablemente porque lleva tiempo, es complicado y es una actividad más para agregar a su rutina.

Bien resulta que esta parte de su rutina diaria valga la pena cada segundo. Como su cepillo dental no puede llegar a cada lugar de su boca (principalmente entre sus dientes), pasarse hilo dental es la mejor forma de retirar las partículas de comida y la placa para evitar que se formen caries en sus dientes y que sufra de gingivitis (inflamación de las encías). Como complemento, también ayuda a prevenir el mal aliento, ya que evita que se formen bacterias en esos lugares difíciles de alcanzar.

Pasarse hilo dental también es importante para mantener unas encías saludables y así evitar la enfermedad periodontal. Su salud bucal está relacionada con su actividad física, y no cepillarse o pasarse hilo dental en realidad puede volverlo más propenso a sufrir infecciones. Puede leer más sobre los beneficios de pasarse hilo dental en la sección de recursos de Cuidado Bucal de Colgate.

Además de reconocer que pasarse hilo dental es un buen hábito, ¿cómo puede agregar esta actividad a su rutina diaria? Hay muchas opciones que puede utilizar para limpiar las zonas entre sus dientes. La primera son las horquillas y los sujetadores para hilo dental. Estas herramientas son fáciles y rápidas de usar, y son limpias. Para quienes tienen espacios entre sus dientes, pueden usar cepillos interdentales, que tienen un asa y un cepillo para limpiar dichas zonas. Al final, cuando termine de pasarse hilo dental notará la limpieza que logra como si acabara de regresar del dentista. Es una sensación muy agradable.

Fuente: Wikimedia Commons

OTROS ARTÍCULOS

Cómo USAR HILO DENTAL

  1. Saque de 45 a 60 cm de hilo dental del dispensador.

  2. Enrolle los extremos del hilo en sus dedos índice y medio.

  3. Sujete el hilo con firmeza alrededor de cada diente formando una C; mueva el hilo hacia adelante y hacia atrás jalando y empujando, de arriba hacia abajo contra el lado de cada diente.

Cómo CEPILLARSE

  1. Ponga el cepillo en un ángulo de 45 ° con respecto a la línea de las encías. Mueva el cepillo de atrás hacia adelante, y repita dichos movimientos en cada diente.

  2. Cepille la superficie interna de cada diente, usando la misma técnica de atrás hacia adelante.

  3. Cepille la superficie masticatoria (parte de arriba) del diente.

  4. Use la punta del cepillo para cepillar la parte de atrás de cada diente –con cepilladas de adelante y atrás, arriba y abajo, en la parte superior e inferior.

  5. No se olvide de cepillar la lengua para quitar el mal olor causado por las bacterias.

No ignore su salud bucal

El cepillado y el hilo dental son las claves para una sonrisa saludable. Consulte los productos para encontrar cuál es el correcto para usted.