Niño pequeño jugando fútbol

¿Qué es el labio hendido bilateral?

El labio hendido, comúnmente conocido como labio leporino, es una condición frecuente y tratable de nacimiento que puede afectar uno o ambos lados del labio superior. Mientras que la aparición de una única fisura se conoce como labio hendido unilateral, cuando se presenta de ambos lados se conoce como labio hendido bilateral. En ocasiones, la causa del labio leporino está clara, pero la razón por la que aparece a menudo se desconoce. Cualquier bebé puede nacer con un labio hendido.

Labio hendido unilateral y bilateral

Cuando las partes del labio no se cierran al principio del embarazo, el labio hedido es una consecuencia frecuente cuyo efecto puede ser unilateral o bilateral. La hendidura puede producir muescas o ranuras pequeñas que casi no se notan o bien fisuras extensas que causan problemas estéticos más graves. Cuando la condición se extiende hasta el paladar, se conoce como labio leporino con paladar hendido. En ocasiones, sin embargo, los labios terminan de desarrollarse completamente y solo el paladar está hendido.

Si el labio hendido es bilateral, es probable que el paladar también esté hedido. El Hospital Infantil de Seattle (Seattle Children's Hospital) afirma que el 86 por ciento de los casos de labio hendido bilateral se presentan junto con un paladar hendido, mientras que solo el 68 por ciento de los casos de labio hendido unilateral se extienden hasta el paladar. Sin embargo, el labio hendido bilateral es relativamente infrecuente: el labio leporino unilateral se presenta con una frecuencia nueve veces mayor.

Aunque las fisuras bilaterales pueden ser simétricas, el aspecto de ambos lados de la boca no siempre es igual. También pueden ser asimétricas, con, por ejemplo, una muesca de un lado de la boca y una fisura del otro. El Instituto Craneofacial Internacional (International Craniofacial Institute) explica que otra diferencia entre un labio y un paladar hendido unilateral y uno bilateral es que, en el caso de las fisuras bilaterales, una parte de la boca puede presentar un crecimiento excesivo. Cuando una fisura bilateral se extiende más allá de los dientes frontales, el área que se encuentra al centro de ambas fisuras se puede protruir hacia adelante y hacia abajo, formando lo que se conoce en inglés como prolabium, lo cual quiere decir que se encuentra al frente de los labios.

 

Causas del labio hendido

Hay muy pocos casos de labio leporino que son hereditarios, pero existen muchas otras causas posibles. Según el Hospital Infantil de la Universidad de Missouri (University of Missouri Children's Hospital), la edad de la madre, el entorno y la exposición a ciertos medicamentos y químicos son factores que pueden jugar un papel en la incidencia de las fisuras orales tanto unilaterales como bilaterales. La Escuela de Medicina de la Universidad de Virginia (University of Virginia School of Medicine) también alerta sobre el peligro de la rubeola (o sarampión alemán) durante el embarazo, así como del consumo de tabaco y alcohol y las deficiencias de vitaminas. En muchos casos, por supuesto, la causa sigue sin conocerse.

Cuidados bucales

Los dientes mal posicionados, malformados y faltantes son comunes cuando hay fisuras labiales y palatales bilaterales y unilaterales, pero, con buenos cuidados bucales, es posible tener dientes sanos a pesar de este defecto. La Fundación del Paladar Hendido (Cleft Palate Foundation) recomienda acudir a dentistas que tengan experiencia en el tratamiento de bebés y niñas y niños pequeños con este tipo de fisuras. Los tratamientos con flúor, las limpiezas profundas y las dietas saludables son igual de esenciales para disminuir los riesgos de padecer de problemas dentales. En cuanto aparezcan, los dientes de leche deben ser cepillados dos veces al día con un cepillo dental de cerdas suaves, y la primera consulta dental debería tener lugar alrededor del primer cumpleaños (o antes, si se presentan otros problemas).

Hoy en día, existen equipos de especialistas que pueden tratar el labio hendido para reducir su impacto en el aspecto, la salud y en habilidades importantes como masticar y hablar. Los cuidados oportunos por parte de profesionales de la medicina pueden asegurar que cualquier niño o niña con un labio leporino unilateral o bilateral padezca menos efectos a largo plazo.

 

La finalidad de este artículo es fomentar la comprensión y el conocimiento de temas generales de salud oral. Su propósito no es sustituir la opinión, el diagnóstico o el tratamiento profesionales. Solicita siempre la opinión experta de tu dentista u otro proveedor de salud Calificado y Dile siempre cualquier pregunta que tengas en relación con alguna enfermedad o tratamiento médico.