Implantes dentales: el injerto óseo es una opción

Para aquellos a quienes les faltan uno o más dientes, el efecto cosmético de un implante dental es casi imbatible. Los implantes dentales funcionan igual que un diente normal, y un implante exitoso es casi imperceptible. Siempre es importante, sin embargo, asegúrese de que entiende todos los aspectos variados de una cirugía bucal, y los implantes dentales no son diferentes. Una de las principales cosas a tener en cuenta es la posibilidad de necesitar un injerto de hueso para implantes dentales.

Un implante dental tiene básicamente dos piezas: un cilindro de metal que se coloca en el hueso de la mandíbula y que funciona como la raíz del diente y un pilar que se atornilla en la primera pieza. Luego se coloca una corona sobre el pilar, creando la apariencia de un diente.

Según la Asociación Americana de cirujanos Bucales y maxilofaciales (AAOMS), el cirujano bucal debe explicarle a usted acerca de someterse a un injerto de hueso para implantes dentales, si el cirujano cree que el hueso de la mandíbula es demasiado delgado o suave para mantener el implante en su lugar en ese estado actual. Si el hueso no puede soportar el implante, entonces, esto puede causar que la cirugía de implante falle.

En un procedimiento de injerto de hueso, el cirujano obtendrá una sección de hueso de otra zona de su cuerpo, o - como suele ser el caso - usar un hueso de material especial para el injerto, e injertarlo en el hueso maxilar. Luego tiene que esperar, probablemente varios meses, mientras que el injerto crea hueso nuevo y suficientemente fuerte, para asegurarse de que el implante sea estable y seguro. Es posible que sólo se necesite un injerto menor, y que el procedimiento pueda realizarse al mismo tiempo que la cirugía de implante, pero el odontólogo tomará la decisión final. Un injerto de hueso éxito permite a su hueso de la mandíbula ser lo suficientemente fuerte para soportar el implante dental.

Una vez que el injerto de hueso se ha realizado, se puede continuar el resto de la cirugía de implante. Como con cualquier otro procedimiento quirúrgico, es importante discutir su historial médico personal y todos los riesgos y beneficios de la cirugía con su especialista dental. Una vez que su médico decide que usted es un buen candidato para el procedimiento, usted puede esperar a lucir una nueva sonrisa.

OTROS ARTÍCULOS

Mejores consejos para el cuidado bucal de los IMPLANTES

La mayoría de los implantes dentales tienen éxito, y usted puede tomar algunas medidas para ayudar a garantizar que resulte exitoso y que dure.

  • Practique una buena higiene bucal – Cepíllese dos veces por día y use hilo dental todos los días. Usar cepillos interdentales, cepillos que se deslicen entre los dientes puede ayudar a limpiar las partes que están alrededor del implante, más difíciles de alcanzar.

  • Deje de fumar – Fumar puede debilitar su estructura ósea y hacer que el implante no cumpla su cometido.

  • Visite al dentista – Las limpiezas y exámenes cada seis meses pueden ayudar a que su implante esté en buenas condiciones y a mantenerlo así.

  • Evite masticar alimentos duros – No mastique elementos duros como hielo o caramelos duros, pues pueden romperle la corona y los dientes naturales.

  •  

Salvaguarde sus implantes para el futuro

La longevidad y el éxito de los implantes depende de su higiene bucal. Utilice uno de nuestros dentífricos para mantener su boca limpia y sana.