¿Dolor de muela en niños? Cómo ayudar a tus pequeños en el proceso

Familia feliz y sonriente

Cuando a tu hijo le salgan sus primeros molares, te habrás vuelto todo un experto en tratar el dolor de muela en niños. Pero los molares que salen a esta edad podrían sentirse como un mayor obstáculo en el desarrollo oral de tu pequeño. Aunque la superficie de estos dientes sea mayor, no existe una diferencia significativa en su proceso de erupción comparado con los otros dientes primarios.

Lo que hacen los molares primarios

Los molares primarios suelen ser los últimos dientes en salir y los últimos en caerse en el camino hacia los primeros, segundos y terceros molares de tu hijo, tal como lo describe la Asociación Dental Americana (ADA). Los primeros molares permanentes tienen un trabajo único. Conocidos como los «molares de los seis años», según la ADA, sirven como «marcadores de posición» en tu boca y preparan el escenario para la forma de tu mandíbula inferior ya que establecen el soporte para el posicionamiento del resto de los dientes. Esta es la mejor manera de cuidar los molares de tu hijo que van saliendo.

Dolor durante la erupción

Cuando comienza la dentición de tu bebé, la zona circundante se enrojece y se inflama. El primer diente central suele ser el más sensible, pero los molares que salen también pueden causarle dolor a tu niño. A diferencia de cualquier incisivo, que puede pasar a través de la encía más fácilmente, la superficie más grande y menos puntiaguda de los molares hace que el proceso sea más incómodo para algunos niños. La tolerancia al dolor es diferente en cada niño, pero la sensibilidad de la zona de la encía puede hacer que comer sea particularmente difícil.

Cambio en la dieta para los nuevos molares

Por esta razón, cambiar la dieta de tu hijo podría ayudarle a tratar el dolor. Cambiar de alimentos sólidos a líquidos, como una dieta que incorpore puré de manzana y yogurt. Las frutas congeladas como el plátano machacado en una bolsita de red (para evitar que se pueda atragantar) también pueden ayudar a aliviar el dolor. Una buena regla es buscar alimentos que puedan contrarrestar la presión del diente en erupción. El extremo grueso de una zanahoria fría y sin cortar, por ejemplo, puede ser un buen antídoto para el dolor de las muelas en erupción. No solo es un alimento fácil de roer, sino que la superficie dura —unida a la temperatura fresca— suele aliviar la irritación de la encía que se está abriendo.

El agua helada también proporciona un alivio eficaz. Si tu bebé lo toma, llena su biberón con agua fría o helada para ayudarle a adormecer la zona adolorida. Esto puede ser muy intenso para algunos niños, pero otros lo agradecerán cuando sientan los efectos desensibilizadores.

Cuidados orales para la erupción de los molares

Con la erupción de sus molares, los niños tienen su conjunto completo de los 20 dientes primarios, y aprender a lavarse estos dientes es importante. Los molares tienen una superficie mayor, pero son más difíciles de alcanzar al lavarse los dientes. Esto puede aumentar la cantidad de placa acumulada y desarrollar caries temprana.
Cuando estos molares salgan, usa los tiempos como marcadores de dónde deberías estar en el régimen de tratamiento de cuidados orales de tu hijo. La Academia Americana de Odontología Pediátrica recomienda:

Marcar una cita con el dentista en cuanto salga el primer diente o en el primer cumpleaños de tu hijo, y programar chequeos cada seis meses.
Usar crema dental antes de que el primer diente de tu hijo haga erupción.
Lavar los dientes de tu hijo dos veces al día.
Lavar los dientes de tu hijo con un cepillo dental pequeño de cerdas suaves hecho para niños.

¿Sucede lo mismo con los molares permanentes?

Claro, un niño mayor al que ya le estén saliendo sus dientes permanentes podrá experimentar la sensibilidad familiar. Por suerte, el ibuprofeno, los alimentos blandos y el agua helada podrán aliviar su incomodidad en esta etapa. Solo recuérdale a tu hijo que debe usar el hilo dental correctamente para llegar a esta zona de difícil acceso, y usar un pequeño espejo para ubicar las zonas donde pudo haberse quedado alimento. De igual manera, es particularmente importante programar una cita con el dentista de tu hijo para asegurar que los molares permanentes estén haciendo erupción correctamente, así como chequeos regulares.

Además de aliviar el dolor a corto plazo, céntrate en los cuidados orales más extensos que le ayudarán a tu hijo a desarrollar molares sanos y buenos hábitos de cara a la adultez.

La finalidad de este artículo es fomentar la comprensión y el conocimiento de temas generales de salud oral. Su propósito no es sustituir la opinión, el diagnóstico o el tratamiento profesionales. Solicita siempre la opinión experta de tu dentista u otro proveedor de salud Calificado y Dile siempre cualquier pregunta que tengas en relación con alguna enfermedad o tratamiento médico.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Condiciones Comunes Durante la EDAD ADULTA

A medida que envejecemos, el cuidado dental para adultos es crucial. Estas son algunas de las condiciones a tener en cuenta:

Enfermedad de las Encías – Si tu rutina de cepillado y uso del hilo dental en casa se ha descuidado y has dejado de realizarte algunas limpiezas dentales regulares, placa bacteriana y sarro pueden acumularse en tus dientes. Si no se les da tratamiento, la placa y el sarro pueden finalmente causar daño irreparable a tu maxilar y estructuras de apoyo, y podría llevar a la pérdida de dientes.

Cáncer Bucal– de acuerdo con el Instituto Nacional de Investigación Dental y Craneofacial, los hombres mayores de 40 años tienen el mayor riesgo de cáncer bucal. Aproximadamente 43,000 personas serán diagnosticadas con cáncer de boca, lengua o el área de la garganta, y el ACS estima que más o menos 7,000 personas morirán a causa de estos tipos de cáncer. El uso de productos de tabaco y alcohol aumenta el riesgo de cáncer bucal. La mayoría de cánceres bucales son diagnosticados inicialmente por el dentista durante un chequeo de rutina. 6

Descomposición de Empastes Dentales – los empastes tienen una esperanza de vida de ocho a 10 años. Sin embargo, pueden durar 20 años o más tiempo. Cuando los empastes empiezan a descomponerse en tu boca, la comida y las bacterias pueden alojarse debajo de éstas y causar caries en lo profundo del diente.

Mantén tus dientes limpios con una rutina de cuidado bucal.

Establecer una rutina de salud bucal es importante para una boca saludable. Prueba uno de nuestros productos de salud bucal para ayudarte a establecer un calendario.