Remedios y tratamientos para el herpes labial Qué se puede hacer

Mujer sentada preocupada y pensativa

Aunque a los brotes de herpes también se les conoce como ampollas febriles, el herpes labial no está relacionado con el virus que causa el resfriado común. En lugar de eso, es ocasionado por el virus herpes simplex, tipo 1 (VHS-1). No se espante; el VHS-1 es bastante común y alrededor del 50 % de la población en los E.U.A. lo contrae antes o alrededor de los 20 años de edad, según los Institutos Nacionales de Salud de los E.U.A. (National Institutes of Health, NIH).

Aunque muchas personas tienen el virus, algunas nunca llegan a tener una úlcera bucal o llaga. No hay cura para el VHS-1, pero, si usted lo tiene, un remedio para el herpes labial puede ayudar a tratar los brotes, disminuir su gravedad o incluso prevenir su aparición.

Medicamentos antivirales

Aunque un medicamento antiviral no eliminará el virus de su sistema, puede ayudar a reducir la duración del brote de herpes labial. Famciclovir es un ejemplo de un medicamento antiviral que tiene esta propiedad. Igual que con otros tipos de antivirales, famciclovir es más efectivo si lo toma en cuanto empiece a percibir los síntomas de una úlcera bucal, como comezón o una sensación cosquilleante en el labio. De acuerdo con Medline Plus, por lo general es suficiente tomar una sola dosis de este medicamento para que sirva como remedio para las úlceras bucales. Por lo general se encuentra en forma de tableta, y funciona evitando que el VHS-1 se extienda a otras partes del cuerpo. Esto permite que la úlcera bucal se cure más rápidamente y evita que se formen nuevas.

Famciclovir es solo un tipo de antiviral recetado que puede ayudar con las úlceras bucales. Otras opciones incluyen penciclovir, una crema tópica que se aplica en los labios para ayudar a aliviar los síntomas ocasionados por un brote. Otro medicamento oral para las manifestaciones del virus del herpes es acyclovir, el cual, al igual que el famciclovir, funciona mejor si se toma al primer síntoma de un brote.

Remedios de venta sin receta para el herpes labial

Por lo general, los medicamentos antivirales sólo están disponibles con receta médica, pero también hay opciones de venta sin receta que pueden ayudar a reducir el dolor y la molestia ocasionados por una úlcera bucal. Estas opciones suelen ser cremas tópicas que contienen ya sea un antiviral o un anestésico local. Una opción antiviral es doconasol, que se debe aplicar directamente sobre las llagas para reducir el dolor y ayuda a que desaparezcan más rápidamente.

También puede aplicar productos que adormezcan el área para aliviar las molestias ocasionadas por las úlceras bucales. El ingrediente activo de estos productos suele ser la benzocaína, un tipo de anestésico local. Una forma de más sencilla para desensibilizar el área es usar una compresa fría o de hielo: colóquela sobre los labios en cuanto perciba el brote.

No más úlceras bucales

Cuando se trata del herpes labial, más vale prevenir que curar. Si usted tiene brotes regulares, su dentista podría prescribirle un medicamento antiviral que usted deberá tomar con regularidad para ayudar a mantener el virus bajo control. En algunos casos, descubrir qué desencadena los brotes de herpes labial podría ayudarle a evitarlos a largo plazo.

Algunas personas, por ejemplo, pueden padecer brotes después de pasar mucho tiempo al sol, por lo que el uso de protector solar para los labios, así como evitar demasiada exposición solar, pueden ayudar a controlar los brotes. Otras personas experimentan brotes cuando están en situaciones de estrés, de modo que encontrar formas de controlar o reducir sus niveles de ansiedad también podría ser de ayuda. Debido a que es posible transmitir este virus a otras personas y a otras partes del cuerpo, es importante que evite compartir vasos y otros utensilios. Además, evite tocar la llaga y luego otra parte del cuerpo.

Aunque quizá no haya cura para el herpes labial, hay muchas maneras para enfrentarse a los brotes. Para encontrar el tratamiento que mejor funcione para usted podría hacer falta un poco de prueba y error, pero, con el tiempo, encontrará uno que reduzca los brotes o que los elimine con rapidez.

La finalidad de este artículo es fomentar la comprensión y el conocimiento de temas generales de salud oral. Su propósito no es sustituir la opinión, el diagnóstico o el tratamiento profesionales. Solicita siempre la opinión experta de tu dentista u otro proveedor de salud Calificado y Dile siempre cualquier pregunta que tengas en relación con alguna enfermedad o tratamiento médico.

OTROS ARTÍCULOS