Posibles causas del dolor de dientes: no siempre es una cavidad

Mujer reflexionando en el sofá

No importa qué tan concienzudamente lleve a cabo su rutina de cuidado bucal: es probable que en algún momento experimente la molestia del dolor de dientes. Aunque lo más probable es que la culpa la tenga una cavidad, esta es solo una de varias causas posibles.

Sensibilidad de los dientes
Si usted experimenta dolores agudos al comer o beber alimentos calientes o fríos, puede ser que tenga una cavidad. También podría ser una señal de que tiene los dientes sensibles, ya sea por encías retraídas o por un adelgazamiento de su esmalte dental. Mientras aguarda la consulta dental para confirmar la causa de la sensibilidad, el uso de un cepillo dental de cerdas suaves y una crema dental diseñada para dientes sensibles podrían ayudarle a aliviar los síntomas.

Algunos dolores dentales son más graves
Si el dolor que experimenta al morder un alimento es agudo y punzante, la causa del dolor dental podría ser una cavidad o un diente fracturado. Si, en cambio, se trata de un dolor hormigueante e incesante, podría tener un absceso dental o una infección, que deben tratarse tan pronto como sea posible.

Tal vez ni siquiera sean los dientes
Una causa menos común del dolor de dientes, pero de importancia, es una infección sinusal. Si solo le duelen los dientes superiores de ambos lados de la cara, la culpable podría ser la sinusitis. Este tipo de dolor dental tiende a estar acompañado o precedido por una congestión nasal y sensibilidad alrededor de los senos nasales. Si sospecha que esta es la causa de su dolor dental, quizá quiera hacerle una visita a su médico.

Si el dolor es más bien parecido al dolor de mandíbula, podría ser provocado por trastornos temporomandibulares causados por una herida o trauma directos en la mandíbula, por rechinar los dientes (bruxismo), por artritis o cáncer que afectan la mandíbula. Si no le han quitado las muelas del juicio, los molares retenidos también podrían causarle dolor de mandíbula.

Consulte a su dentista para cerciorarse
Los dolores de dientes no siempre son graves. El dolor intermitente podría parecer poco más que una molestia por la que no vale la pena llamar al consultorio dental, pero esperar a que el dolor empeore pocas veces es la mejor opción. Sin importar cuáles sean el tipo y la gravedad de su dolor dental, lo mejor es que llame a su dentista y haga una cita. Las causas de los dolores dentales no siempre son claras, y la mejor medida que puede tomar es siempre un diagnóstico concluyente sobre el origen del dolor, junto con el tratamiento profesional subsecuente.

Encuentre consejos sobre cómo tratar los dolores de dientes en los recursos de Cuidado Oral de Colgate.


 

La finalidad de este artículo es fomentar la comprensión y el conocimiento de temas generales de salud oral. Su propósito no es sustituir la opinión, el diagnóstico o el tratamiento profesionales. Solicita siempre la opinión experta de tu dentista u otro proveedor de salud Calificado y Dile siempre cualquier pregunta que tengas en relación con alguna enfermedad o tratamiento médico.

OTROS ARTÍCULOS

SENSIBILIDAD DENTAL

Definición

La sensibilidad dental se produce cuando el esmalte que protege los dientes pierde espesor, o cuando se produce la retracción de las encías, exponiendo la superficie subyacente, la dentina, y reduciendo, por lo tanto, la protección que el esmalte y las encías dan a los dientes y la raíz.

Causas

Si los alimentos o las bebidas calientes, frías dulces o muy ácidas, o si respirar aire frío, le provocan sensibilidad o dolor en los dientes o un diente, puede que usted esté sufriendo sensibilidad dental. La sensibilidad dental puede aparecer y desaparecer con el tiempo.

¿La sensibilidad dental da calambres a tu estilo?

La sensibilidad dental puede hacer que comer y beber sea una experiencia dolorosa. Pruebe uno de nuestros productos de alivio de la sensibilidad que, con el uso continuado, puede ayudar a prevenir futuras ocurrencias.