Mujer embarazada feliz sonriendo

Ácido fólico: La supervitamina prenatal y para la salud bucal

Seguramente ha oído hablar del ácido fólico, pero tal vez se pregunte qué es exactamente, qué hace y si usted debería agregar un complemento de esta sustancia a su dieta. A continuación, examinaremos las respuestas a cinco preguntas sobre el ácido fólico.

¿Qué es el ácido fólico exactamente?

El ácido fólico, que es el nombre de este folato sintético, también se conoce como vitamina B9. Y la vitamina B9 no solo es importante durante el embarazo, sino que también puede mantener sana su boca. Ya sea que venga de folatos naturales (los que se encuentran de forma natural en los alimentos) o en el ácido fólico (un folato sintético que se encuentra en complementos alimenticios o en alimentos fortificados), nuestro cuerpo necesita la vitamina B9, entre otras cosas, para formar glóbulos rojos.

Cuando una persona no tiene suficientes glóbulos rojos (una condición conocida como anemia) es difícil que las células en su cuerpo reciban el oxígeno necesario para funcionar bien, lo cual incluye a sus encías y su lengua. Además, se ha descubierto que el folato por sí mismo juega un papel importante en la salud bucal, tanto así, que consumir suficiente folato puede ayudar a prevenir la enfermedad de las encías. También se descubrió que aumentar el consumo de ácido fólico está asociado con una menor incidencia de gingivitis e inflamación de las encías.

Bueno, eso sí que suena importante. Pero, si siempre lo necesitamos, ¿por qué tanto revuelo en torno al ácido fólico durante el embarazo?

La vitamina B9 ayuda en la producción de glóbulos rojos, así que es verdad que nuestro cuerpo siempre necesita suficientes glóbulos rojos para transportar el oxígeno. Pero la anemia no solo afectará nuestra salud bucal. Y, durante el embarazo, el cuerpo requiere de una producción aún mayor de glóbulos rojos. El embarazo hace que el cuerpo tenga que producir mucha sangre adicional: el volumen de la sangre aumentará aproximadamente en un 50 % a lo largo de un embarazo normal.

Además de ayudar con este aumento en la producción de glóbulos rojos, otro motivo por el que hace falta más folato durante el embarazo es contribuir al crecimiento y al desarrollo generales del feto. Sin embargo, la razón por la que se habla tanto del ácido fólico durante el embarazo es porque juega un papel de suma importancia en la reducción de defectos congénitos cerebrales y de la columna vertebral.

Alto, ¿cómo estuvo eso? ¿El ácido fólico ayuda a reducir la tasa de defectos congénitos?

consumir suficiente ácido fólico puede ayudar a evitar defectos del tubo neural, como, por ejemplo, la espina bífida. Dos estudios influyentes a principios de la década de 1990 confirmaron esta relación e instaron a la Administración de Alimentos y Medicamentos de los EUA (Food and Drug Administration, FDA) y a la agencia de gobierno canadiense Health Canada, entre otras autoridades de todo el mundo a fortificar las harinas con ácido fólico, después de lo cual la tasa de incidencia de defectos en el tubo neural bajó de forma drástica.

¿Para quién son los complementos de ácido fólico?

Tanto los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos (CCPEEU) como la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomiendan el consumo diario de complementos de ácido fólico de 400 microgramos (mcg) para todas las personas que se encuentren en las etapas iniciales del embarazo (las primeras doce semanas de gestación). De hecho, los CCPEEU recomiendan que todas las mujeres en edad de maternidad tomen complementos de al menos 400 mcg y consuman alimentos ricos en folato como parte de una dieta variada.

Esto se debe a que la columna vertebral se desarrolla durante el primer mes del embarazo, lo cual es tan temprano que es posible que usted ni siquiera sepa del embarazo a tiempo para tomar el complemento. Las personas que tienen un historial de defectos del tubo neural podrían recibir una receta médica para consumir una dosis más elevada de ácido fólico, por lo que es importante que hable con su profesional de la salud acerca de la dosis.

¿Los complementos son solo para las personas embarazadas?

¡No! Incluso si usted no es una mujer en edad de maternidad, los complementos de ácido fólico pueden ser una buena opción para usted. Y son muy fáciles de conseguir: debido a la fuerte recomendación para la salud pública, es común que los multivitamínicos de venta al público general contengan la dosis usualmente recomendada para las mujeres en edad de maternidad (al menos 400 mcg). Hable con su profesional de la salud si le interesa incorporar un complemento a su dieta, ya que algunos grupos de personas están en riesgo de tomar, sin darse cuenta, cantidades excesivas de ácido fólico (sobre todo si toman muchos complementos).

Lo ideal es obtener el folato de nuestras dietas, pero muchas personas pueden beneficiarse de la toma de complementos de ácido fólico. Las personas con condiciones que impiden que el intestino absorba nutrientes, por ejemplo, como la enfermedad celiaca, pueden no estar recibiendo suficiente vitamina B9 de sus dietas a pesar de consumir suficiente como parte de su dieta. Y las personas con dietas restringidas (por la razón que sea) podrían no estar recibiendo suficientes folatos de su alimentación.

Ah, ¡ya entendí! ¿Qué alimentos contienen folatos?

No podemos almacenar folato en el cuerpo, pero una dieta balanceada tendría que brindarle a su cuerpo el folato suficiente para cada día. Las lentejas son uno de los alimentos que están llenos de folatos naturales. Los vegetales de hojas verdes oscuras, como la espinaca, también son fuentes excelentes de esta vitamina esencial. Comer brócoli y espárragos también puede brindarle este nutriente. Nuestros cuerpos necesitan el folato para desempeñar muchas funciones importantes.

Además de ayudar a prevenir defectos del tubo neural y fomentar la producción de glóbulos rojos, el folato también es un elemento importante para el crecimiento saludable de las células, la salud del corazón, el funcionamiento del cerebro y la salud mental. El consumo suficiente de folato incluso está asociado con una menor tasa de cáncer en estudios de población. La buena noticia es que, además de los complementos de ácido fólico y las fuentes naturales de folato, muchos alimentos básicos como la harina, el arroz, el pan y los cereales para el desayuno están fortificados con ácido fólico en los Estados Unidos y el elemento debe estar mencionado en la etiqueta de información nutricional.

La finalidad de este artículo es fomentar la comprensión y el conocimiento de temas generales de salud oral. Su propósito no es sustituir la opinión, el diagnóstico o el tratamiento profesionales. Solicita siempre la opinión experta de tu dentista u otro proveedor de salud Calificado y Dile siempre cualquier pregunta que tengas en relación con alguna enfermedad o tratamiento médico.