Higiene bucal en niños

Nunca es demasiado temprano para promover una higiene bucal adecuada en niños. Los dientes de su hijo están en riesgo de deteriorarse tan pronto como erupcionan. De acuerdo con la Academia Americana de Pediatría, las caries en los niños, también conocidas como caries en la infancia temprana, es la enfermedad crónica infantil más común en los E.U.A. En algunos casos, las caries graves puede resultar en la pérdida de un diente. La buena noticia es que las caries pueden prevenirse en su totalidad. Así que, ¿qué puede hacer para establecer una buena higiene y salud bucal para su hijo? Es tan fácil como seguir las siguientes recomendaciones básicas.


Primera erupción de los dientes

Revise los dientes de su bebé. Por lo general, el primer diente primario brota entre los 6 y los 9 meses de edad; a los 3 años, su hijo debería tener 20 dientes primarios. Si el primer diente de su hijo no sale antes de los 9 meses de edad, consulte al pediatra. Los dientes primarios saludables son blancos, sin puntos ni manchas, y las encías saludables son firmes y de color rosa. Si los dientes de su hijo tienen puntos o manchas, haga una cita con su profesional de cuidado dental. La Asociación Dental Americana recomienda acudir a una consulta al dentista seis meses luego de la aparición del primer diente, pero no después de su primer cumpleaños.


Limpieza de los dientes primarios para un cuidado bucal óptimo

Desde el nacimiento y hasta los 12 meses, es importante que frote las encías de su bebé con suavidad, usando un paño limpio para bebés o una gasa. Cuando aparezca el primer diente, limpie la superficie usando un cepillo dental para bebés y agua. De acuerdo con la Academia Americana de Pediatría, el mejor momento para limpiar los dientes de su bebé es después del desayuno y antes de dormir.

Para niños de 12-24 meses de edad, use un cepillo dental de tamaño infantil y una cantidad de crema dental del tamaño de una gota. A menos que su dentista o pediatra haya recomendado explícitamente una crema dental con fluoruro, lo mejor es no usarla hasta que su hijo pueda escupir bien para evitar que ingiera cantidades excesivas de crema dental. La Academia Americana de Pediatría establece que el fluoruro es una sustancia segura, de origen natural, que es muy efectiva para la prevención de las caries. Si no vive en una comunidad que añada fluoruro al agua potable, su dentista o pediatra podría recomendarle un suplemento de fluoruro. Para los niños con bajo riesgo de desarrollar caries desde la infancia temprana, no se recomiendan los suplementos, por lo que será necesario buscar otras fuentes de fluoruro.

Cepillarse los dientes y usar hilo dental son partes fundamentales del régimen de higiene bucal de su hijo, por lo que es muy importante usar la técnica apropiada. Para lavarle los dientes a su hijo:


  • Incline el cepillo dental formando un ángulo de 45 grados en relación con las encías.

  • Mueva el cepillo con suavidad desde la encía hasta el borde del diente.

  • Cepille todas las superficies del diente (exterior, interior y la superficie para masticar).

  • Para cepillar la superficie interna de los dientes delanteros, incline el cepillo dental verticalmente y cepille con suavidad de arriba hacia abajo.

  • Cepille la lengua para retirar bacterias.

Para limpiar los dientes de su hijo con hilo dental:


  • Corte aproximadamente 45 cm de hilo dental.

  • Envuelva un extremo alrededor del dedo medio y el resto alrededor del otro dedo medio.

  • Sostenga el hilo tensado entre los pulgares y los índices, e insértelo con cuidado entre los dientes.

  • Haga una C con el hilo y muévalo de arriba hacia abajo mientras lo mantiene pegado contra el diente.

  • Repita este paso con todos los dientes, y no olvide la parte de atrás de las muelas.

El uso del hilo dental se inicia después de que su hijo tenga 2 dientes que se tocan, lo que normalmente ocurre entre los 2 y los 2 años y medio. Aunque los niños pueden lavarse los dientes por sí mismos a los 6 años, tienden a tener problemas para usar hilo dental hasta que tienen entre 8 y 10 años. Una buena herramienta que le ayudará a su hijo mientras aprende a usar hilo dental es un soporte de hilo dental. Para niños más grandes, amarrar los extremos de un trozo de hilo dental juntos para hacer un anillo de aproximadamente 25 cm les ayudará a sostener el hilo entre el pulgar y el índice, lo que hará mucho más fácil su uso con la técnica apropiada.

Lo más importante es que cuide sus propios dientes. Practique lo que enseña. Usted y su niño pueden cepillarse los dientes y usar hilo dental juntos. La higiene bucal no tiene que ser una tarea ardua. En lugar de eso, puede ser una actividad familiar divertida para usted y su hijo.

La finalidad de este artículo es fomentar la comprensión y el conocimiento de temas generales de salud oral. Su propósito no es sustituir la opinión, el diagnóstico o el tratamiento profesionales. Solicita siempre la opinión experta de tu dentista u otro proveedor de salud Calificado y Dile siempre cualquier pregunta que tengas en relación con alguna enfermedad o tratamiento médico.

OTROS ARTÍCULOS