5 hábitos bucales para mantener tu boca sana

Mujer joven lavándose los dientes

Si a lo largo de los años no has seguido una rutina bucal consistente y ahora te gustaría mejorarla, tenemos buenas noticias: ¡Por supuesto que podés hacerlo! Para lograrlo, concentrate primero en establecer el nuevo hábito: una vez incorporado, uno tiende a realizar automáticamente la tarea fijada a partir de unas señales contextuales. Identificá objetivos realistas, intentá llevarlos a cabo cada día a la misma hora durante 10 semanas y hacé un registro de los logros. Independientemente de tus hábitos de cuidado bucal anteriores, nunca es tarde para volver a empezar con estos 5 sencillos hábitos para una boca sana.

1. Primero, cepillate

ANTES DEL DESAYUNO

Acostumbrate a cepillarte los dientes apenas te despertés. Además de experimentar la agradable sensación de empezar el día con la boca fresca, el cepillado al despertar elimina cualquier bacteria formada durante la noche y evita que el desayuno (y el café) se adhieran a la placa.

CONSEJO: Para refrescarte después del desayuno, usá un enjuague bucal. Aclará rápidamente con agua: se trata simplemente de eliminar las partículas de alimentos sobrantes.

2. Cronometrate

2 MINUTOS

Muchas personas se cepillan los dientes habitualmente, pero no el tiempo suficiente para eliminar la placa con eficacia. Cada vez que te cepillés los dientes, cronometrate 2 minutos para asegurarte de que el cepillado dure el tiempo recomendado.

CONSEJO: Hacé que el cepillado sea un momento esperado: escuchá una canción, mirá las noticias o ponete un podcast.

3. Limpiate la lengua

2 VECES AL DÍA

Después del cepillado, usá un limpiador de lengua. Un suave raspado lingual para eliminar la placa permite eliminar las bacterias que, de lo contrario, podrían terminar en los dientes. El uso de hilo dental todas las noches también te ayudará a anticiparte a las bacterias.

CONSEJO: El raspado de la lengua puede ayudarte a mantener a raya el mal aliento, igual que el uso del hilo dental.

4. Evitá refrescos

SIEMPRE CON PAJITA

Si tenés que tomar bebidas azucaradas como refrescos, intentá usar una pajita para que la bebida no entre en contacto con los dientes. Si tomás bebidas azucaradas como refrescos, usá una pajita para evitar el contacto de la bebida con tus dientes. Con todo, es preferible eliminar su consumo por completo ya que este está asociado a problemas de salud que van desde una caries dentalhasta una mayor mortalidad.

CONSEJO: Tenela siempre a mano incluyendo una pajita de metal reutilizable en el cajón de la cocina, en la guantera del auto y en tu escritorio de trabajo.

5. Vegetales bien crujientes

ELEGÍ TU FAVORITO

Las pautas dietéticas del Ministerio de Salud de Argentina recomiendan a los adultos ingerir un mínimo de 5 raciones de frutas y verduras al día como parte de una dieta equilibrada. Y elegir vegetales crujientes de forma habitual puede ayudarte a mantener la boca sana. La masticación estimula la producción de saliva, que actúa como un enjuague bucal natural.

CONSEJO: Elegí tu verdura cruda favorita, como los palitos de zanahoria, e incorporala a tu surtido de aperitivos.

La finalidad de este artículo es fomentar la comprensión y el conocimiento de temas generales de salud oral. Su propósito no es sustituir la opinión, el diagnóstico o el tratamiento profesionales. Solicita siempre la opinión experta de tu dentista u otro proveedor de salud Calificado y Dile siempre cualquier pregunta que tengas en relación con alguna enfermedad o tratamiento médico.

OTROS ARTÍCULOS

Cómo USAR HILO DENTAL

  1. Saque de 45 a 60 cm de hilo dental del dispensador.

  2. Enrolle los extremos del hilo en sus dedos índice y medio.

  3. Sujete el hilo con firmeza alrededor de cada diente formando una C; mueva el hilo hacia adelante y hacia atrás jalando y empujando, de arriba hacia abajo contra el lado de cada diente.

Cómo CEPILLARSE

  1. Ponga el cepillo en un ángulo de 45 ° con respecto a la línea de las encías. Mueva el cepillo de atrás hacia adelante, y repita dichos movimientos en cada diente.

  2. Cepille la superficie interna de cada diente, usando la misma técnica de atrás hacia adelante.

  3. Cepille la superficie masticatoria (parte de arriba) del diente.

  4. Use la punta del cepillo para cepillar la parte de atrás de cada diente –con cepilladas de adelante y atrás, arriba y abajo, en la parte superior e inferior.

  5. No se olvide de cepillar la lengua para quitar el mal olor causado por las bacterias.

No ignore su salud bucal

El cepillado y el hilo dental son las claves para una sonrisa saludable. Consulte los productos para encontrar cuál es el correcto para usted.