Los cinco culpables del dolor dental fuerte

hombre con dolor de dientes severo

Hay pocas cosas tan molestas como el dolor de dientes. Pero ¿cuándo el dolor dental fuerte es un problema menor y cuándo es motivo de preocupación? La diferencia está en cómo empezó el dolor. Algunos problemas son fáciles de resolver, mientras que otros hablan de un problema más profundo que tendrá que consultar con su dentista. Según sus síntomas, entre los dos podrán desarrollar un plan de tratamiento que le diga adiós al dolor dental para que pueda regresar a una rutina sin molestias.


1. Esmalte desgastado

Cuando morder una paleta de hielo o tomar té caliente hace que se estremezca de dolor, esa sensibilidad al calor y al frío puede ser un problema que va más allá de su dieta. La sensibilidad a la temperatura tiende a ser un efecto secundario del esmalte dañado, que no se puede recuperar una vez que se ha desgastado. El esmalte dañado es una erosión del mineral duro que protege la superficie de los dientes, según lo explica el Instituto Nacional de Investigación Dental y Craneofacial (National Institute of Dental and Craniofacial Research, NIDCR), y suele ser el resultado de la exposición a un ácido o a un exceso en el consumo de azúcar. El esmalte desgastado puede resultar en caries, pero produce sensibilidad a temperaturas extremas mucho antes que eso. Si usted sospecha que esta es la razón de su fuerte dolor de dientes, hable con su dentista y fortalezca sus dientes para ayudar a prevenir daños futuros.


2. Cavidades

Si el esmalte se desgasta hasta el punto de dejar expuestos los nervios de los dientes, tiene una cavidad. Muchas veces, estas cavidades se manifiestan como un dolor agudo, sobre todo cuando muerde algo duro, que no necesariamente tiene que ser caliente o frío para provocar dolor. En esencia, las cavidades son pequeñas fisuras en los dientes, pero tenga en cuenta que pueden conducir a infecciones más complicadas si no se rellenan. Por lo tanto, es importante que visite a su dentista tan pronto como sospeche que tiene una: el dentista puede rellenarla para evitar que empeore.


3. Diente fracturado

Quizá le dio una mordida a un alimento duro o sufrió un accidente en un deporte de contacto. Sea cual sea la causa, los dientes fracturados o astillados definitivamente pueden dar lugar a un dolor dental fuerte porque, igual que con la erosión del esmalte, quedan expuestos los delicados nervios que están en el interior del diente. Si tiene un diente fracturado, su dentista puede colocarle una corona, una cubierta sintética moldeada a su boca para sellar la grieta, para ayudarle a evitar el dolor y a mejorar su sonrisa después del accidente.


4. Relleno o tratamiento dental aflojado

Aunque las coronas y los rellenos están hechos para ser soluciones de larga duración para los problemas dentales, de vez en cuando se pueden agrietar, aflojar o incluso caer por completo. En este caso, es posible que el fuerte dolor de dientes que había surgido por los nervios expuestos regrese, por lo que tendrá que visitar a su dentista para una reparación o reemplazo del tratamiento, o bien para hablar sobre opciones más duraderas.


5. Absceso

Un absceso es quizá uno de los problemas más desagradables, y se presenta cuando se infecta la parte de la pulpa del tejido dental, generalmente como resultado de una cavidad que no fue tratada. De acuerdo con la Asociación Dental Americana (American Dental Association, ADA), esta infección produce inflamación, enrojecimiento, un dolor punzante e incluso un mal sabor de boca. Los abscesos pueden requerir varios tratamientos diferentes: drenaje, antibióticos y un conducto radicular para retirar el tejido infectado y sellar el área, todos los cuales tienen el objetivo de eliminar el absceso y el dolor que lo acompaña.

El dolor dental puede ser más que solo un problema inoportuno. Por lo general, es una señal de que algo más está pasando, y entre antes se trate el problema, más rápido podrá regresar a su vida sin dolor. Consulte al dentista si tiene dolores dentales graves y volverá a la normalidad rápidamente.

La finalidad de este artículo es fomentar la comprensión y el conocimiento de temas generales de salud oral. Su propósito no es sustituir la opinión, el diagnóstico o el tratamiento profesionales. Solicita siempre la opinión experta de tu dentista u otro proveedor de salud Calificado y Dile siempre cualquier pregunta que tengas en relación con alguna enfermedad o tratamiento médico.

OTROS ARTÍCULOS

Afecciones comunes durante la ADULTEZ

A medida que se envejece, el cuidado dental de los adultos es muy importante. A continuación se presentan algunas de las afecciones que tener en cuenta:

Enfermedad de las encías – si ha reducido su rutina de cepillado y uso de hilo dental y ha dejado de lado sus limpiezas dentales regulares, puede aumentar la placa bacteriana y el sarro de sus dientes. La placa y el sarro si se dejan sin tratar pueden dañar de forma irreparable los maxilares y las estructuras de soporte, lo que puede provocar la pérdida de dientes.

Cáncer bucal – de acuerdo con el National Institute of Dental and Craniofacial Research (Instituto Nacional de Investigación Dental y Cráneo-facial), los hombres mayores de 40 años son los que tienen más riesgo de contraer cáncer de boca. A alrededor de 43 mil personas se les diagnosticará cáncer de boca, lengua o garganta, y el ACS estima que cerca de 7 mil personas morirán a causa de estos tipos de cáncer. El uso de productos derivados del tabaco y el alcohol aumentan el riesgo de tener cáncer de boca. La mayoría de los cánceres bucales son diagnosticados primero por el dentista durante un chequeo de rutina. 6

Rotura del empaste dental – Los empastes duran de 8 a 10 años, pudiendo durar hasta 20 años o más. Cuando el empaste comienza a romperse, el alimento y las bacterias pueden entrar debajo de ellos y cariar profundamente los dientes.

Mantenga sus dientes limpios con una rutina de salud oral

Establecer una rutina de salud oral es importante para una boca sana. Pruebe uno de nuestros productos de salud oral para ayudarle a establecer un programa.