RECURSOS EDUCATIVOS

Cartilla: Salud bucal del embarazo a los tres años de vida - Familia

Para niños de 0-2  años

Descargar

ícono lectura
  • Bienvenido

    #welcome (This anchor is only visible on author, please do not remove)

    Apreciado docente del CDI o centro infantil:

    Este programa se creó para mejorar la salud bucal de los niños pequeños y de sus familias. Se enfoca en la salud bucal de los niños desde el nacimiento hasta los 3 años. Muchos niños pequeños sufren de Caries de la Infancia Temprana (cavidades) y otros tipos de caries. La caries dental es prevenible - pero para el momento en que algunos niños ingresan al CDI o a otros programas de pre-escolar, podría ser demasiado tarde.

    Como usted sabe, la caries dental en niños pequeños puede causar dolor e infección. La pérdida dental temprana puede resultar en trastornos del habla, en dientes permanentes torcidos, trauma emocional y baja autoestima.

    Esperamos que usted integre los mensajes recomendados de salud bucal en su programa y los haga parte de su rutina. Como los dientes y encías saludables son importantes para una buena salud y para un autoestima positivo, este programa puede ayudarle a mejorar la salud general y la autoconfianza de los niños y sus familias.

    Le deseamos mucho éxito con el programa..

    Marsha Butler, Firma

    Marsha Butler, DDS
    SBFB Iniciativa Global de Cuidado Oral
    Colgate-Palmolive Compañía

  • Acerca de este programa

    Trabajando de la mano con los padres

    Sonrisas Brillantes, Futuros Brillantes® de Colgate, del Embarazo hasta los 3 Años, está diseñado para brindarle la información que usted necesita para hablar con los padres o cuidadores del CDI o centro infantil sobre el cuidado bucal del niño pequeño desde el nacimiento hasta los 3 años.

    Sonrisas brillantes desde el comienzo
    Salud Bucal del embarazo a los tres años de vida
    • Contexto para el docente: Este manual le brinda la información actualizada que usted debe conocer acerca de la salud bucal para niños más pequeños. En las páginas 5 a 13, la sección le brinda el contexto que usted necesita para poder hablar de salud bucal con los padres/cuidadores.
      Encontrará detalles acerca de temas como Caries de la infancia Temprana (cavidades), prevención de las lesiones dentales en casa y diferentes formas en las que los niños pueden obtener la cantidad adecuada de flúor.

    • Información en el embarazo: Al final de esta guía, también encontrará información especial para madres embarazadas, relacionada con el cuidado de su propia salud bucal para ayudar a asegurar la salud del bebé que no ha nacido. Esta importante sección, que incluye un folleto reproducible, puede encontrarse en las páginas 14-19.

    • Folleto para que los padres lleven a casa: Este programa también incluye un folleto para que los padres lleven a la casa. El folleto Sonrisas Brillantes Desde el Comienzo, respalda la información de esta guía, y se presenta en un formato de lista de chequeo de fácil acceso para usar en casa.

  • Cuidado bucal en casa

    #lessons(This anchor is only visible on author)

    En el niño, la buena salud bucal comienza mucho antes de la salida del primer diente. Tan pronto nace el bebé, los padres pueden empezar a asegurarse que su hijo tenga una sonrisa que dure toda la vida.
    • A medida que un niño crece, hay acciones sencillas que los padres pueden llevar a cabo en casa a diario para ayudar a proteger los dientes y encía de los bebés.

    • También hay algunos cambios específicos para los cuales hay que estar alerta... y formas de mantener los dientes de los niños sanos y a salvo por muchos años.

    Cuidado bucal en casa

    Los padres pueden empezar a combatir la caries antes de que el bebé tenga dientes.

    1. Limpie la encía y los dientes

    • Limpie la encía del bebé a diario después de la lactancia materna o la alimentación con biberón, y antes de irse a dormir, con un cepillo dental suave del tamaño adecuado o con un paño húmedo limpio.

    • A medida que los dientes de leche empiezan a aparecer, los padres deben empezar a cepillarlos dos veces al día, usando una cantidad muy pequeña de crema dental fluorada y un cepillo suave para la edad del bebé (ilustración del tamaño adecuado vs. el tamaño de una arveja).

    • Una vez que el niño alcance la edad de 2 años, los padres deben comenzar a cepillarlo dos veces al día con una cantidad de crema dental con flúor del tamaño de una arveja.

      • Antes de irse a dormir es el momento más importante para cepillarse.

      • Es importante que el niño escupa la crema dental y no se la trague.

    • Recuerde que muchos medicamentos para niños contienen endulzantes. Estos pueden causar caries dental, así que asegúrese de limpiar la encía del bebé (o cepillar los dientes del niño) después de dar el medicamento.

    2. Conozca los dientes y la boca del niño

    • Los niños cambian rápidamente, así que es importante que los padres se familiaricen con la boca de sus hijos. Esto incluye levantar el labio del niño y buscar cambios en los dientes y encía mensualmente. De esta forma, los padres serán capaces de notar cambios y problemas potenciales inmediatamente.

    • En particular, los padres deben observar los dientes anteriores y posteriores para buscar manchas de color blanco, café o negro. Si ven estos signos tempranos de caries, deben llevar al niño al odontólogo tan pronto como sea posible.

    3. Evitar la propagación de gérmenes

    • Los adultos pueden propagar los gérmenes que causan las cavidades. Los padres nunca deben compartir con el niño cucharas, tazas o cepillos dentales (o cualquier cosa que haya estado en su boca). Compartirlos puede pasarle al bebé las bacterias (gérmenes) que el padre pueda tener en su propia boca. Esto puede causar caries dental..

  • Comprendiendo el Flúor

    #fostering (This anchor is only visible on author)

    Una de las mejores formas de proteger los dientes y ayudar a combatir la caries dental es con el fluoruro. El fluoruro es un elemento natural que se combina con el esmalte en los dientes y los hace más fuertes. El fluoruro protege los dientes haciéndolos más resistentes al ácido y además puede ayudar a revertir los signos iniciales de la caries. El fluoruro es importante para asegurarse que los dientes de los niños permanezcan saludables.
     

    Fuentes comunes de fluoruro para niños pequeños:

    • Crema dental fluorada.

    • Barniz de fluoruro (aplicado en el consultorio del odontólogo o del médico, o en el colegio).

    •  
    • Fluoruro en gel (aplicado en el consultorio odontológico).
    • Beber agua fluorada de la llave, cuando esté disponible, ayuda a construir una base para tener unos dientes saludables. El fluoruro adicionado al suministro público de agua se absorbe y metaboliza en el cuerpo humano exactamente como se absorbe el fluoruro natural.

      • Los padres pueden llamar al acueducto o al departamento local de salud para conocer si el agua tiene fluoruro.

      • Algunas aguas embotelladas también contienen flúor – motive a los padres a revisar la etiqueta para ver si dice “flúor” o “fluorada”.”

    • Suplementos de fluoruro, como gotas. Estos son formulados por el odontólogo sólo si el niño no toma agua fluorada. Algunos alimentos pueden contener fluoruro también – especialmente si están elaborados con agua fluorada (como las bebidas) o reconstituidos con agua fluorada (como la fórmula infantil o el cereal).

    Comprendiendo el Flúor

     

    La cantidad adecuada de fluoruro

    El fluoruro es crítico en la prevención de la caries – pero es posible que un niño reciba mucho fluoruro, si en el área donde vive el agua tiene un alto contenido natural de fluoruro. Recuerde a los padres que pregunten al odontólogo acerca del potencial de fluorosis, una condición que puede causar defectos en el esmalte dental, como manchas blancas. La fluorosis afecta sólo a los dientes permanentes.

    El odontólogo puede ayudar a estar seguro que el niño reciba suficiente fluoruro sin que sea demasiado.

  • Visitando al odontólogo

    Visitando al odontólogo
    Las visitas frecuentes al odontólogo deben comenzar a los 6 meses de edad. El odontólogo es un aliado para la salud oral durante toda la vida. Los padres no deberían esperar hasta que haya problemas con el color de los dientes o cuando el niño tenga dolor – la meta general es prevenir los problemas.

    En la visita odontológica

    El odontólogo y el higienista oral revisarán la encía y dientes y responderán todas las preguntas.

    Posiblemente:

    • Limpien y pulan los dientes.

    • Apliquen tratamientos con fluoruro (en gel o en barniz).
    • Tomen radiografías de los dientes o los maxilares.
    • Usen la seda dental, una vez los dientes del bebé se estén tocando entre sí.

    Lista de chequeo en la visita al odontólogo

    Recuerde a los padres que:

    • Hablen con el odontólogo acerca del fluoruro – especialmente si el agua que toman los niños está fluorada. Si el niño no toma agua fluorada, el odontólogo puede prescribir gotas con fluoruro.
    • Pregunten al odontólogo acerca del uso de “antimicrobianos” para el niño. Estos pueden ayudar a prevenir la caries dental y podrían ser recomendados a algunos niños.
    • Cuiden su propia salud bucal. Los niños aprenden observando, así que los padres deben cepillarse, usar la seda dental y visitar al odontólogo regularmente. Esto ayuda a prevenir la propagación de las bacterias que causan la caries al bebé o al niño.
  • Todo acerca de los dientes de leche

    #defender (This anchor is only visible on author)

    Los dientes de leche empiezan a salir alrededor de los 6 meses de edad. A los 2 años, usualmente hay 20 dientes de leche (temporales) – diez en la parte superior y diez en la parte inferior.

    Los padres deben cuidar los dientes de leche de los niños a diario. ¡Conduce al niño hacia el camino de una buena salud bucal para toda la vida!

    Por qué son importantes los dientes de leche

    Aunque los dientes de leche serán reemplazados por dientes permanentes, son una parte muy importante del desarrollo saludable de los niños. Los dientes de leche:

    • Guardan el espacio para los dientes permanentes. Ayudan a permitir que los dientes permanentes que crecen por debajo de ellos salgan derechos.
    • Ayudan a los niños a formar sonidos y palabras. Si un niño pierde los dientes de leche prematuramente por enfermedad dental o por trauma, se podría afectar su habla.
    • Contribuyen a la forma de la cara. Les ayudan a sonreír y a sentirse bien con la forma como se ven, ayudando a promover el autoestima.

    Consejos para el dolor de la salida de los dientes

    Desde los 6 meses hasta los 3 años, un niño puede tener la encía sensible a medida que los dientes de leche “erupcionan” o crecen.

    Los padres podrían:

    • Dejar que el bebé muerda un anillo de dentición limpio (que puede refrigerarse primero), una cuchara fría o paños húmedos y fríos.

    • Frotar la encía del bebé suavemente con un dedo limpio.
    • Los padres deben preguntar al odontólogo acerca de los geles para la dentición.
     
    Los padres deben empezar a llevar al niño al odontólogo por tarde cuando cumpla el primer año. Desde ese momento, el odontólogo creará un plan individualizado para el niño que tenga en cuenta los factores de riesgo y los factores protectores. Los padres juegan un papel importante en el cepillado y en el mantenimiento de una dieta balanceada en casa.
  • Previniendo la caries de la infancia temprana

    #printouts (This anchor is only visible on author)

    Hay una enfermedad dental conocida como Caries de la Infancia Temprana (cavidades) que puede afectar a los niños más pequeños. También conocida como Caries de Biberón, es causada por líquidos azucarados que rodean frecuentemente a los dientes - por ejemplo cuando el niño se va a dormir (o camina) con el biberón en la boca.

    Puede llevar a la aparición de dolor o caries severa en los dientes de leche del niño. Sin embargo, la buena noticia es que la Caries de la Infancia Temprana (Cavidades) es prevenible.

    Previniendo la caries de la infancia temprana

    Lo que deben hacer los padres:

    • Amamantar al bebé con un horario regular de alimentación. Después de alimentarlo las madres deben retirar al bebé del seno y limpiar la encía y dientes del bebé con un paño húmedo o cepillar los dientes.

    • Si los padres alimentan al bebé con biberón, deben retirar el biberón tan pronto como el bebé termine de alimentarse. Esto evita que el niño pase mucho tiempo con el biberón. Luego deben limpiar la encía o los dientes con un paño húmedo o cepillar los dientes.

    • Nunca acueste al niño a dormir con el biberón en la boca con un contenido diferente al agua, y nunca deje que el niño sostenga el biberón o camine con él en la boca por largos períodos de tiempo.

    • Nunca permita que el bebé tome jugos de fruta en el biberón. Los jugos de fruta sólo deben ofrecerse en un vaso con las comidas o durante el refrigerio.

    • Enséñele al niño a usar un vaso con boquilla a partir de los 6 meses. Aun así, no se debe permitir al niño que camine con el vaso en la boca o permanezca tomando de él por largos períodos de tiempo.

    • Restrinja la cantidad de alimentos y bebidas que contienen azúcar. Asegúrese que el niño tome agua después y se cepille los dientes con crema dental fluorada.

    • Suspenda el uso del biberón a la edad de 1 año. Los padres no deben permitir el uso continuo del biberón o la lactancia a demanda porque la exposición frecuente a los azúcares en bebidas, fórmula, leche y leche materna pueden ocasionar caries.

    • Suspender la succión de otros elementos, como el dedo o el chupo, a partir de los dos años de edad.

    • Programar visitas odontológicas regulares para la familia.

  • Elección de refrigerios y alimentos

    Hay unas bacterias, conocidas como “placa” que viven en la boca de todas las personas – incluso en la boca de los niños muy pequeños. Cuando los alimentos (o cualquier bebida diferente al agua) entran en contacto con la placa, ésta produce ácido que puede atacar los dientes. Entre más frecuente sea este “ataque de la placa”, es más probable que cause caries.

    Elección de refrigerios y alimentos

    Recuerde a los padres que:

    • Restrinjan los alimentos y bebidas que contienen azúcar a menos de 3 veces al día. A muchos niños les gustan los refrigerios dulces, pero el azúcar causa el ataque más rápido de la placa. Concientice a los padres que es mejor para el niño que los alimentos dulces hagan parte de una de las comidas principales, en vez de ser un refrigerio durante el día.

    • ¡Entre más temprano un niño aprenda acerca de alimentos, refrigerios y bebidas saludables, es mejor! Estimule a los padres a ofrecer opciones que sean bajas en azúcar para ayudar a prevenir una exposición alta a refrigerios dulces. Los refrigerios bajos en grasa como los vegetales crudos, las frutas frescas, el queso bajo en grasa, el yogurt y la leche, o las galletas o pan integral son buenas opciones.

    ¡No todos los azúcares son dulces! Los alimentos con almidones, que incluyen refrigerios que les gustan a los niños como las papas fritas y los pretzels, contienen azúcar, y el azúcar contribuye a la  caries dental. Limite los refrigerios dulces y salados y ofrezca agua en lugar de bebidas azucaradas.

     

    Los padres pueden ayudar a prevenir la caries restringiendo el número de veces que el niño come refrigerios durante el día.
  • Prevención de lesiones

    Las lesiones en los dientes y en la boca son muy comunes en los niños. Sin embargo, los padres pueden prevenirlas con el cuidado y el seguimiento de unas guías simples de seguridad en casa.
    Prevención de lesiones

    Motive a los padres a que:

    • Modifiquen su casa para que sea a prueba de niños, removiendo elementos que puedan provocar tropiezos como cables, y cubriendo las puntas de las mesas. Cubran las tomas eléctricas y mantengan a los niños lejos de los cables eléctricos para evitar descargas eléctricas o quemaduras.
    • Guarden con llave los productos de aseo y otros materiales potencialmente dañinos; si son ingeridos, algunos pueden causar quemaduras de la boca y causar lesiones severas.
    • Siempre se aseguren que el niño esté con el cinturón de seguridad en un asiento de carro, adecuadamente sujetado. Muchos concesionarios de vehículos y estaciones de policía ofrecen inspecciones gratis de los asientos para carro.
    • Usen los cinturones de seguridad en los coches o carros del mercado.
    • Se cercioren de que el niño use un casco cuando esté listo para usar un triciclo. También se debe usar casco si el niño va en la silla de bebés de una bicicleta.
    • Guarden los teléfonos de emergencia en un sitio que esté a la mano, incluyendo el número del odontólogo en caso de una lesión en la boca.
  • Preguntas y respuestas comunes

    Como ustedes saben, trabajar con las familias de su comunidad los pone en una posición en la que es necesario contestar muchas preguntas acerca de la salud bucal de los niños y sus familias. Aunque muchas de estas preguntas y respuestas ya les son familiares, hemos recopilado una lista de preguntas y respuestas para resaltar las más frecuentes. Además, las primeras dos preguntas pueden ser de interés particular para ustedes, ya que cubren nueva información científica del campo de la salud bucal.

    ¿Puedo transmitir gérmenes orales a mi bebé?

    Sí. Los gérmenes que causan la caries pueden transmitirse por medio del contacto – por ejemplo cuando el bebé pone las manos sobre la boca de un adulto y luego las lleva a su propia boca. Por eso es tan importante mantener sus propios dientes y encía saludables. (Nota: Como docente, debe estar consciente que en algunas culturas es común que las madres mastiquen los alimentos por sus bebés).

    Además, la investigación ha mostrado que como la madre en embarazo comparte sangre con su bebé que no ha nacido, una infección en la boca – como la enfermedad periodontal (de la encía) – puede contribuir al nacimiento pretérmino o al bajo peso al nacer.

    ¿Cuál es la relación entre la salud bucal y la salud general (sistémica)?

    Los estudios recientes y en curso han mostrado que hay una relación definitiva entre las enfermedades de la cavidad oral, especialmente las infecciones periodontales, y las enfermedades sistémicas. Los efectos de la enfermedad periodontal en la boca son bien conocidos, pero esta nueva investigación indica que también puede producir efectos sistémicos – tales como el aumento de riesgo de enfermedad cardíaca y diabetes – en el cuerpo. Las familias deben discutir las condiciones médicas y dentales con el odontólogo y con el médico.

    ¿Es mejor la lactancia materna que la alimentación con biberón para la prevención de la caries de la infancia temprana?

    Muchos expertos recomiendan la lactancia materna por encima de la alimentación con biberón para la salud general de sus hijos. Sin embargo, la lactancia materna puede llevar a la Caries de la Infancia Temprana (cavidades) de la misma forma que la alimentación por biberón. Para prevenir la Caries de la Infancia Temprana con la Lactancia Materna: Evite la alimentación durante la noche (por ejemplo si lleva al niño a la cama con usted y le permite la lactancia a libre demanda). La leche puede acumularse en la boca del niño y causar la formación de ácidos continuamente durante la noche. Este ácido lleva a la caries dental. Quite al niño del seno materno tan pronto como deje de alimentarlo: no deje que el bebé se quede dormido en el seno después de la alimentación. Destete al niño del seno a los 12 meses.

    ¿Está bien si mi hijo chupa dedo?

    La succión digital es normal en los niños pequeños: la mayoría dejan de hacerlo a los 2 años. Si su niño se chupa el dedo después de los dos años, trate de interrumpir el hábito antes de los 4 años. La succión digital después de los 4 años puede llevar a dientes torcidos o apiñados y otros problemas de mordida.

    ¿Está bien si mi hijo usa un chupo?

    Si, pero no lo sumerja en azúcar, miel o líquidos dulces. Además, trate de que su hijo deje el chupo para la edad de 2 años. Tenga en cuenta que mientras que el chupo y la succión digital no crean una diferencia en cuantoa la salud del niño, el chupo puede ser una mejor opción porque es más fácil suspenderlo que la succión digital.

    ¿Cuándo debo empezar a limpiar los dientes de mi bebé?

    La limpieza debe empezar en cuanto aparezca el primer diente. Limpie la encía a diario después de la lactancia o la alimentación por biberón y antes de irse a dormir. Use un cepillo dental suave para la edad del bebé o un paño húmedo. Cuando los dientes del bebé empiecen a aparecer, empiece a cepillarlos dos veces al día. Use una pequeña cantidad de crema dental fluorada y un cepillo dental suave adecuado para la edad.

    ¿Cuál es la mejor forma de cepillar los dientes de los niños?

    Use un cepillo dental pequeño y de cerdas suaves. Realice movimientos circulares o de atrás hacia adelante en todas las superficies dentales, especialmente donde el diente se une con la encía. Cuando empiece a usar la crema dental fluorada, use una cantidad del tamaño de una arveja hasta los 6 años.

    ¿Cuándo debo empezar a usar crema dental para mi hijo?

    Una vez el niño comprenda que él debe escupir la crema dental, a pesar de gustarle su sabor. El fluoruro es seguro y necesario para mantener los dientes fuertes, pero sólo en niveles apropiados. Los niños más pequeños tienden a tragarse la crema dental en cantidades excesivas, y esto puede llevar a la aparición de fluorosis, que causa manchas blancas en los dientes. Y recuerde – aun si el agua es fluorada, usted tiene que usar crema dental fluorada. El fluoruro es necesario tanto en las formas “tópicas” (crema dental y gel o barniz de fluoruro) como en las formas ”ingeridas” (agua o suplementos fluorados).

    Yo uso agua embotellada en casa, y no está fluorada. ¿Está bien?

    Si usted usa agua embotellada para beber o cocinar – o si el agua de su comunidad no es fluorada – asegúrese de informarle al médico o al odontólogo. Ellos podrían prescribir suplementos fluorados para el bebé.

  • Información especial de cuidado oral para mujeres en embarazo

    Panorama general

    Durante el embarazo, lo más importante que puede hacer una mujer por ella misma y por su bebé es prestar atención a su salud general y seguir los consejos de los profesionales de la salud. Lo más importante que puede hacer una mujer embarazada por su salud bucal es cepillarse y usar seda dental a diario y visitar al odontólogo temprano durante el embarazo para una revisión.

    Mujer embarazada

    Cuidado oral para mujeres en embarazo

    No es inusual que las mujeres embrazadas desarrollen inflamación y sangrado en la encía. Esto usualmente se puede prevenir o al menos disminuir, con el cepillado diario y el uso de seda dental. También es importante visitar al odontólogo porque puede tener caries o enfermedad de la encía que requiera tratamiento. Muchos odontólogos prefieren no tomar rayos X o hacer tratamientos complicados en el primer trimestre. Y, como puede ser incómodo acostarse en el sillón odontológico en el último trimestre, el segundo trimestre es usualmente el mejor momento para el tratamiento odontológico.

    La salud bucal de la madre puede afectar al bebé

    La investigación ha mostrado que entre más cavidades no tratadas tenga la madre, más gérmenes causantes de la caries puede tener. Estos gérmenes causantes de la caries pueden pasar al bebé a través del contacto diario como el que ocurre al compartir alimentos o dejar que el bebé ponga sus dedos en la boca de la madre. Esta es una razón importante para que la caries sea tratada antes de que el bebé nazca. También hay evidencia que muestra la posible relación entre la enfermedad periodontal de la madre y el riesgo potencial de bajo peso o de partos pretérmino.

    La dieta también es importante

    Hay dos mensajes con respecto a la dieta. Las mujeres embarazadas deben evitar el consumo de refrigerios con gaseosas, dulces y alimentos almidonados porque son causantes de la caries. También deben comprender que los dientes de los niños ya se están formando y que se requiere un suministro adecuado de todos los nutrientes, especialmente de calcio. (Sin embargo, sólo una deficiencia severa de calcio puede causar daño a los dientes del bebé). El calcio se encuentra en la leche, queso, yogurt, fríjoles secos, y vegetales de hojas verdes. 

  • Mensajes clave para la salud bucal: Prenatal

    1. Visite al odontólogo

    Es crucial para una mujer en embarazo que comprenda la importancia de que revisen y limpien sus dientes durante el embarazo y que le realicen el tratamiento odontológico que requiera. Usted puede reforzar este mensaje diciéndoles cómo la sangre que corre por los dientes y por la boca es la misma sangre que corre por todo su cuerpo. Una infección en la boca – como la enfermedad periodontal (de la encía) – afecta la salud de todo el cuerpo y puede afectar la salud del bebé. Enseñe a las madres que entre más cavidades sin tratar tengan, habrá más gérmenes que causan la caries; estos gérmenes pueden transmitirse al bebé.

    2. Cepillarse cuidadosamente al menos dos veces al día con crema dental fluorada

    Las mujeres en embarazo deben comprender que necesitan tener un cuidado adicional especial de sus dientes y encía. Motívelas a cepillarse mínimo dos veces al día usando un cepillo dental suave y una crema dental fluorada, especialmente después del desayuno y antes de irse a dormir. Es importante que pongan el cepillo de dientes en la zona donde se unen el diente y la encía. Allí es donde empieza la enfermedad de la encía.

    3. Use seda dental a diario

    El uso de seda dental debe ser una vez al día. Demuestre cómo sostener la seda dental.

    4. Restrinja el número de veces que come refrigerios dulces o almidonados.

    Usted puede reforzar la importancia de la salud general de la mujer en este punto. Recuerde a las mujeres que restrinjan el consumo de refrigerios como gaseosas, dulces o alimentos con almidón como las papas fritas, porque pueden causar caries.

    5. Busque cuidado prenatal.

    Durante el embarazo, lo más importante que una mujer puede hacer por ella y por su bebé es cuidar de su salud general y seguir las recomendaciones de los profesionales de la salud.

    6. Coma alimentos y refrigerios nutritivos y obtenga una cantidad adecuada de calcio

    Los dientes del bebé ya se están formando, por lo tanto es importante el consumo de alimentos nutritivos y la obtención de abundante calcio. El calcio y otros nutrientes son necesarios para los dientes y huesos del bebé. Comer alimentos saludables como frutas, vegetales, granos y productos lácteos, es importante para la salud de la madre y el bebé y para su desarrollo.

  • Material para imprimir