Consejos para tratar y aliviar las molestias de las úlceras bucales

Pareja comiendo

¿Te ha salido alguna vez una llaga blanca y dolorosa con bordes rojos dentro de la boca? A este tipo de llagas se las denomina úlceras aftosas, más conocidas como aftas. El motivo por el que aparecen es, en parte, un misterio. Sin embargo, generalmente las causas son las siguientes: estrés; una herida leve en los tejidos blandos de la boca; prótesis dentales que no encajan de manera adecuada, uso de frenillos dentales; consumo de alimentos demasiado ácidos, como naranjas, fresas y tomates; y deficiencias nutricionales.

Síntomas de las aftas

Las aftas salen en el interior de la boca: en la parte interna de los labios, en las mejillas internas, en la lengua e incluso en la pared bucal superior o paladar. Es una zona dolorosa en la que se produce hipersensibilidad al tocarla. Por lo general, las aftas no son contagiosas. El proceso de curación de estas lesiones comunes podría tardar una o dos semanas. Si el afta es más grave, podrías considerar visitar al odontólogo para realizarte una exploración bucodental.

Síntomas de los herpes

Por otro lado, si se forma un racimo de ampollas pequeñas que se convierte en una llaga más grande en la zona de los labios, podrías tener un herpes, causado por el virus del herpes simple. Este tipo de úlcera bucal posterior es provocada por un virus y es altamente contagiosa. Es posible que el médico te recete un medicamento antiviral para tratar el herpes.

Remedios caseros

Una de las soluciones más comunes para aliviar el dolor de las úlceras bucales es aplicar hielo sobre ellas. Envuelve un cubo de hielo en una toalla de papel y mantenlo presionado sobre la llaga. Nunca coloques el hielo directamente sobre la piel. Este método solo alivia el dolor de manera temporal, pero da una sensación de bienestar porque calma el ardor.

Otro remedio es colocar una bolsa de té húmeda sobre la zona ulcerada. El té negro contiene tanino, que posee propiedades analgésicas muy eficaces.

Remedios de venta libre

Afortunadamente, existen productos para tratar las úlceras bucales que calman el dolor y contribuyen al proceso de curación. Uno de los métodos más comunes para aliviar el dolor de estas lesiones es hacerse buches con un enjuague bucal antibacteriano. Esta fórmula libre de alcohol no solo limpia la boca, sino que también calma la irritación, incluso en bocas sensibles. La mayoría de los odontólogos lo recomiendan porque contiene peróxido de hidrógeno y un sabor refrescante.

Aumenta la inmunidad del cuerpo con nutrientes saludables

El consumo de alimentos naturales y saludables le proporciona al cuerpo vitaminas y minerales con propiedades curativas. Es posible que exista una conexión entre las aftas y el bajo consumo de hierro y de varias vitaminas B, como la B12. Asegúrate de que tu dieta contenga una gran cantidad de los siguientes alimentos: frutas, verduras, huevos, carnes y granos enteros, para incorporar sus nutrientes. Tomar suplementos multivitamínicos puede permitirte incorporar estos nutrientes. Por último, ten el hábito de consumir yogur. Los alimentos probióticos mantienen saludable el sistema digestivo y ayudan a prevenir las aftas.

Lamentablemente, tendrás que sobrellevar este fastidioso proceso, pero el uso de estos remedios puede ayudar a que la espera sea menos molesta.

La finalidad de este artículo es fomentar la comprensión y el conocimiento de temas generales de salud oral. Su propósito no es sustituir la opinión, el diagnóstico o el tratamiento profesionales. Solicita siempre la opinión experta de tu dentista u otro proveedor de salud Calificado y Dile siempre cualquier pregunta que tengas en relación con alguna enfermedad o tratamiento médico.

ARTÍCULOS RELACIONADOS