Problemas relacionados con los tonsilolitos y el mal aliento

amigas-riendo-sin-problemas-de-mal-aliento-por-tonsilolitos

¿Cuál es el problema de los tonsilolitos? El mal aliento, la irritación y una mancha blanquecina en la parte posterior de la garganta son algunos indicios de la presencia de tonsilolitos o piedras en las amígdalas. Pero, ¿deberías preocuparte especialmente? Los cálculos amigdalinos no se presentan en todas las personas, y muchas que sí los tienen no sienten ninguna molestia. Si te preocupan esas protuberancias blancas que aparentan estar incrustadas en las amígdalas, aquí encontrarás todo lo que siempre quisiste saber de los tonsilolitos.

Cuáles son las causas de los cálculos amigdalinos

Cuando abres la boca y dices "ahhh", por lo general, puedes ver dos glándulas, conocidas como amígdalas, ubicadas al fondo de la cavidad bucal. Las amígdalas ayudan al sistema inmunitario filtrando los virus o las bacterias que ingresan al cuerpo por la boca o, como señalan los especialistas de la Academia Americana de Otorrinolaringología, las amígdalas son "la primera línea de defensa del cuerpo".

Aunque pueda sonar un tanto repugnante, las amígdalas están recubiertas por mucosa, que es la misma que recubre el interior de la boca. A lo largo de este revestimiento, se encuentra una serie de fosas y criptas. La cantidad de criptas de las amígdalas varía de persona a persona. Los restos de comida, las bacterias y otros desechos pueden quedar atascados en estas criptas o fosas. Los desechos se calcifican o se endurecen y se convierten en un tonsilolito. Si presentas inflamación o irritación en las amígdalas con frecuencia, es más probable que se te formen cálculos amigdalinos.

¿Son causa del mal aliento?

Muchas personas que tienen estos cálculos no presentan ningún tipo de problema. Como se informó en un estudio publicado en 2013 en la revista Journal of Clinical and Diagnostic Research, los cálculos amigdalinos son poco comunes y muy pequeños cuando aparecen. A pesar de que muchas personas que tienen cálculos amigdalinos no presentan síntomas e incluso ni siquiera los pueden ver, es posible que el mal aliento y otros signos y síntomas estén asociados con estas protuberancias.

Los tonsilolitos pueden ser los responsables de la halitosis, y podría estar vinculada a aproximadamente el 3 por ciento de los casos de mal aliento, según se indicó en una reseña publicada en 2014 en la revista Otolaryngology Head and Neck Surgery. En la reseña también se señaló que deberían realizarse más investigaciones para determinar cuán importante es el rol que cumplen los cálculos amigdalinos y las amígdalas en el origen del mal aliento.

Otros problemas relacionados con los tonsilolitos

Cuanto más grande sea el cálculo amigdalino, mayores serán las posibilidades de que provoque síntomas, según se indicó en un informe de caso publicado en 2014 en la revista Journal of Surgical Case Reports. En el informe de caso se compartió la historia de una paciente de 17 años que tenía disfagia o dificultad para tragar. Los médicos que la atendían le descubrieron un cálculo amigdalino grande en la amígdala izquierda. Los médicos le extirparon tanto el tonsilolito como las amígdalas.

Qué puedes hacer ante su presencia

Mal aliento, dificultad para tragar e inflamación. Los tonsilolitos no son para nada divertidos. La buena noticia es que es poco frecuente que los cálculos amigdalinos generen problemas. La mejor noticia es que puedes evitarlos.

Si te cepillas los dientes con regularidad, se eliminarán de la boca los restos de los alimentos, las bacterias y otros desechos antes de que puedan quedar atascados en las amígdalas. Si te preocupa el mal aliento, ya sea que esté o no relacionado con los cálculos amigdalinos, hazte enjuagues bucales con un colutorio para refrescar el aliento y así eliminar la mayoría de las bacterias de la boca.

Si los cálculos amigdalinos te causan muchas molestias u otros problemas, te recomendamos que consultes con el odontólogo o el médico. Aunque ya no se realiza con tanta frecuencia como antes, en ocasiones, una amigdalectomía (extirpación quirúrgica de las amígdalas) es la mejor opción para prevenir los tonsilolitos y cualquier otro problema que generen las amígdalas.

Piensa en las amígdalas como si fueran el apéndice de la boca. Ayudan al sistema inmunitario, pero si te causan problemas, puedes vivir sin ellas.

La finalidad de este artículo es fomentar la comprensión y el conocimiento de temas generales de salud oral. Su propósito no es sustituir la opinión, el diagnóstico o el tratamiento profesionales. Solicita siempre la opinión experta de tu dentista u otro proveedor de salud Calificado y Dile siempre cualquier pregunta que tengas en relación con alguna enfermedad o tratamiento médico.

OTROS ARTÍCULOS

MAL ALIENTO

Definición

Aliento maloliente o desagradable causado normalmente por la descomposición de alimento. El mal aliento, conocido también como halitosis comienza, la mayoría de las veces, por la boca y son muchas sus posibles causas, entre las cuales se encuentran:

Causas

  • Partículas de alimento maloliente, como ajo o cebolla

  • Fumar

  • Algunas enfermedades

  • Infecciones respiratorias

  • Reflujo ácido

  • Mala higiene bucal

  • Boca seca

  • Dieta insuficiente

¿El mal aliento te hace sentir mal?

El mal aliento puede ser molesto para ti y para quienes te rodean. ¿Por qué no pruebas uno de nuestros productos para refrescar el aliento?

Colgate® Total 12 Professional Aliento Saludable