Introducción

Si un diente se ha roto o ha sido dañado por caries, su dentista tratará de solucionarlo con una restauración, corona u otro tratamiento dental. Pero cuando hay demasiado daño para que el diente sea reparado, este puede necesitar ser extraído.

Más allá de daños y caries, aquí están algunas otras razones comunes para la extracción de dientes:

Algunas personas tienen dientes extras que bloquean que otros dientes salgan.

A veces los dientes temporales no caen a tiempo para permitir que los dientes permanentes salgan.

Las personas que van a recibir ortodoncia pueden necesitar que se extraigan dientes para crear espacio para los dientes que se van a corregir.

Las personas que reciben radiación en la cabeza y cuello pueden necesitar que los dientes en el campo de radiación sean extraídos.

Las personas que reciben medicamentos contra el cáncer pueden desarrollar infecciones dentales ya que estos fármacos debilitan el sistema inmunológico. Los dientes infectados puede que necesiten ser extraídos.

A menudo se extraen muelas del juicio, también llamadas terceros molares, antes o después de que erupcionen en la boca. Comúnmente salen al final de la adolescencia, comienzo de la veintena. Estos necesitan ser removidos si están cariados, infectados, o si no hay suficiente espacio en la boca.

Comprensión

Hay dos tipos de extracciones:

Extracción simple

En una simple extracción, el dentista afloja el diente con un instrumento llamado elevador. Entonces el dentista utiliza un instrumento llamado fórceps para extraer el diente.

Extracción quirúrgica

Los cirujanos orales maxilofaciales suelen realizan este procedimiento, aunque los dentistas generales también pueden realizarlos. El médico hace una pequeña incisión (corte) en su encía para eliminar quirúrgicamente el diente roto o muela del juicio afectada. Puede que sea necesario quitar un poco del hueso alrededor del diente o cortar el diente por la mitad para extraerlo.

Si recibe una sedación consciente, puede que le administren esteroides, así como otros medicamentos en su línea de sedación intravenosa. Los esteroides ayudan a reducir el dolor y la hinchazón después del procedimiento.

Durante la extracción de un diente, puede esperar sentir presión pero sin dolor. Si siente cualquier dolor o pinchazo, dígalo a su dentista.

Planificación

La extracción de dientes, es un procedimiento quirúrgico. Puede esperar algunas molestias leves incluso después de extracciones simples. Investigaciones han demostrado que tomar medicamentos que incluyen el ibuprofeno, Advil, Motrin y otros, puede reducir el dolor después de una extracción dental. Tome la dosis que su médico le recomiende, 3 a 4 veces al día. Tome las primeras pastillas antes de que la anestesia local desaparezca, y siga tomando las medicinas los 3-4 días siguientes o como su dentista le recomiende.

Las extracciones quirúrgicas generalmente causan más dolor después del procedimiento que las extracciones simples. El nivel de malestar y cuánto dura depende de lo difícil que fue quitar el diente. Su dentista puede prescribir un medicamento para el dolor por unos días. La mayor parte del dolor desaparece después de un par de días.

Aquí están algunos consejos para ayudar a minimizar su malestar y aumentar la velocidad de recuperación:

Puede poner compresas de hielo en la cara para reducir la hinchazón. Por lo general, se dejan encima durante 20 minutos y luego son retirados durante 20 minutos. Si su mandíbula está dolorida y tensa después de que la inflamación desaparezca, pruebe con compresas calientes.

Coma alimentos blandos y fríos durante unos días.

Un suave enjuague con agua tibia con sal, comenzado 24 horas después de la cirugía, puede ayudar a mantener limpia el área. Utilice media cucharadita de sal en una taza de agua. La mayoría de la hinchazón y sangrado termina un día o dos después de la cirugía. Una cura completa tarda al menos dos semanas.

No debe fumar, tomar bebidas calientes o escupir después de la cirugía. Estas acciones pueden succionar el coágulo de sangre del agujero donde estaba el diente.

Si necesita puntos de sutura, el médico puede utilizar los que se disuelven solos. Esto dura generalmente una o dos semanas. Enjuagar con agua tibia salada ayudará a que los puntos se disuelvan. Algunos puntos necesitan ser removidos por el dentista o el cirujano.

Llame a su cirujano oral o dentista si:

La hinchazón empeora, en vez de mejorar.

Tiene fiebre, escalofríos o enrojecimiento.

Tiene dificultad para tragar.

Tiene un sangrado incontrolable en el área.

La zona continúa supurando o sangrando después de las primeras 24 horas.

Su lengua, mentón o labio se siente entumecida más de 3 a 4 horas después del procedimiento.

El área de extracción comienza a doler mucho. Esto puede ser un signo que ha desarrollado una alveolitis seca.