Lengua geográfica: causas, síntomas y cuidados

Familia feliz sonriendo

¿Has observado alguna vez tu lengua en el espejo y has pensado que parece un mapa de las carreteras de Florida? O quizá otro día se parecía más a Pensilvania. Quizá tengas un trastorno llamado lengua geográfica. Pero no te preocupes. Esta afección benigna no representa un riesgo para tu salud.

 

Presentamos algunos hechos interesantes sobre este trastorno (también conocido como glositis migratoria).

 

Lengua geográfica: causas y síntomas

 

La causa exacta de la glositis migratoria es desconocida, pero según la Organización Nacional de Trastornos Poco Frecuentes (NORD), el aspecto de la lengua similar a un mapa se presenta debido a una inflamación. Normalmente, la lengua está cubierta por una capa de pequeños bultos llamados papilas, pero si por alguna razón cualquiera de estas proyecciones en forma de dedo se pierden, estas áreas de la lengua se verán lisas y rojas con las esquinas ligeramente elevadas. Estas zonas afectadas pueden cambiar de tamaño y de lugar a diario, haciendo que la lengua luzca diferente cada vez que la observas.


Aunque la lengua geográfica puede persistir por semanas, la buena noticia es que en la mayoría de los casos no hay incomodidad, y no es necesario ningún tratamiento. Para muchas personas, desaparece aunque puede volver en el futuro.

 

¿Necesito consultar a un médico si tengo lengua geográfica?

 

El Centro de Información sobre Enfermedades Genéticas y Raras de los Institutos Nacionales de Salud afirma que cerca del 5 % de las personas con lengua geográfica sienten dolor o sensibilidad, especialmente al comer alimentos picantes o ácidos. Si tienes dolor en la lengua, se irrita fácilmente con ciertos alimentos bebidas, o si se ha inflamado gravemente (interfiriendo con tu capacidad de comer, hablar o tragar) consulta a tu dentista para que emita un diagnóstico. Haz una cita con tu dentista en cualquier momento si tienes una lesión en tu lengua que no desaparezca en un plazo de 10 días, así lo aconseja la Mayo Clinic, para descartar cualquier cosa potencialmente grave.

 

Cuidados para la lengua geográfica

 

En situaciones dolorosas, tu dentista podría recomendarte fármacos antiinflamatorios para ayudar a aliviar la incomodidad. Para problemas más tenues de ardor o sensibilidad, como lo explica la Mayo Clinic, hasta que el episodio termine es posible que solo tengas que evitar los alimentos picantes y el alcohol, según los Institutos Nacionales de Salud.

 

Siempre se recomienda tener una higiene oral exigente, pero presta atención especial a tu salud oral si tienes lengua geográfica. Esto significa que hay que cepillarse los dientes y la lengua dos veces al día. Y no olvides usar el hilo dental a diario.

 

Factores de riesgo de la lengua geográfica

 

La Organización Nacional de Trastornos Poco Frecuentes informa que la glositis migratoria ocurre en cerca del 3 % de la población, siendo las mujeres más propensas que los hombres. También afecta a los adultos jóvenes con más frecuencia. Parece que se transmite en las familias, por lo que se cree que puede haber algún vínculo genético. Las personas con una lengua fisurada, un trastorno en el cual la lengua tiene surcos profundos y un aspecto arrugado, también tienen un mayor riesgo de desarrollar glositis migratoria, al igual que quienes tienen una deficiencia de vitamina B3 o tienen una enfermedad inflamatoria de la piel como la psoriasis, como lo explica la Mayo Clinic.

 

Aunque existen ciertos trastornos que suelen ocurrir junto con la lengua geográfica —desequilibrios hormonales, estrés emocional, diabetes juvenil, alergia y síndrome de Reiter— no existen pruebas reales de que tengan un papel en las causas.

 

La lengua geográfica no se puede prevenir ni curar. Mantén siempre tu boca limpia, aléjate de los alimentos irritantes y aprecia lo especial que eres al tener un trastorno tan único, pero inofensivo, que no muchas personas han experimentado.

 

La finalidad de este artículo es fomentar la comprensión y el conocimiento de temas generales de salud oral. Su propósito no es sustituir la opinión, el diagnóstico o el tratamiento profesionales. Solicita siempre la opinión experta de tu dentista u otro proveedor de salud Calificado y Dile siempre cualquier pregunta que tengas en relación con alguna enfermedad o tratamiento médico.

OTROS ARTÍCULOS