5 hábitos saludables del cuidado bucal infantil

Profesora enseñándole a sus alumnos
Cuando lo que está en juego es la salud bucal de tu familia, los hábitos saludables que formes en tus hijos tendrán un efecto inmediato y a largo plazo. Los estudios efectuados por el Hospital Italiano demuestran la relación entre la adherencia a los hábitos de salud alimentaria y la implicación del entorno familiar o grupal. Del mismo modo, podés contribuir a modelar la rutina bucal de tus propios hijos. Empezá hoy mismo a trabajar estos 5 hábitos saludables en el hogar si querés sentar las mejores bases para la salud bucal a largo plazo de tu hijo.

Por qué es importante formar hábitos saludables

Los niños aprenden con el ejemplo, y los padres son el primero y el principal ejemplo de los niños a la hora de adoptar sus propios hábitos saludables. Este artículo sugiere que limitar el acceso a la comida chatarra en el hogar e [incorporar] políticas parentales de fomento de las comidas familiares aumenta la cantidad de alimentos saludables que comen los niños. El hecho es que las golosinas, las gaseosas, los "carbohidratos fermentables" y los almidones cocinados como las papas fritas y los "pretzels" pueden crear un ácido que permanece por más tiempo en la boca de tu hijo; el consumo frecuente de estos productos aumenta el riesgo de caries. Por lo tanto, formar hábitos saludables en materia de dieta y cuidado bucal no es una cuestión menor.

1. Pasá tiempo en familia al aire libre

Aunque la noche de cine en familia es una forma divertida y agradable de pasar tiempo juntos, adquirir el hábito de pasar tiempo en familia al aire libre reduce el riesgo de sufrir enfermedades. Los adultos necesitan 30 minutos de ejercicio al día, mientras que en los niños este tiempo aumenta hasta los 60 minutos. Podés favorecer el ejercicio y la actividad física de tus hijos mediante una actividad divertida que puedan disfrutar todos juntos. Haciendo una excursión familiar o jugando al fútbol en el patio de la casa, estarás promoviendo un estilo de vida saludable que tendrá un efecto duradero en su salud bucal.

2. Llevá una reserva de alimentos saludables para los trayectos largos en el auto

La mayoría de los padres saben que necesitarán recurrir a algún extra para sus hijos en las salidas de casa prolongadas. Y en lugar de incluir una barra de chocolate para vos, preparate alguna colación tan saludable como la de tus hijos. Es importante que tus hijos te vean elegir opciones saludables en el tiempo libre de la tarde o en un largo día de actividades y manejo. Tené siempre una reserva de frutos secos y frutas en el auto o mientras viajás; las proteínas y los azúcares naturales también te sostendrán durante más tiempo para que no pierdas el control cuando tu hijo menor te ponga a prueba.

3. Cambiá el café por el té verde

Puede ser difícil acostumbrarse a tomar té verde en lugar de café, pero los beneficios son increíbles. Comenzar el día con cafeína puede provocar un subidón de cafeína, y es más probable que recurras al azúcar cuando necesites tu inyección de energía, con el consiguiente riesgo de caries. En cambio, el té verde puede darte la dosis justa de cafeína sin manchar los dientes como el café, uno de los principales causantes de las manchas dentales. El té verde protege los dientes contra las bacterias causantes de las caries dentales por su contenido en flúor, aportándoles mejores beneficios para la salud dental, según informan los profesionales. Formar este hábito en los niños demuestra que te preocupás por la sonrisa tanto como tu odontólogo.

4.Mantené un excelente cuidado bucal en vacaciones

Disfrutar de un horario más relajado en vacaciones es fenomenal, pero eso no significa relegar al segundo plano el cuidado bucal. El tiempo de vacaciones con los hijos es una oportunidad para poner en práctica una rutina permanente de hábitos saludables, como usar correctamente el hilo dental a diario, cepillarse al menos dos veces al día durante dos minutos y enjuagar con productos como Colgate Total® 12 después de una cena copiosa. Prestar atención al cuidado bucal en vacaciones enseña a tus hijos que algunas rutinas pueden mantenerse sin renunciar a pasarlo bien.

5.Acudí periódicamente al odontólogo

Uno de los hábitos más duraderos que podés inculcar en tus hijos es mantener un cuidado bucal excelente con visitas odontológicas periódicas. Si podés, hacé coincidir tus citas con las de tus hijos. Hacer del cuidado dental una prioridad les muestra la importancia del cuidado bucal personal.

Crear y mantener hábitos lleva tiempo, y ese tiempo varía según la persona. Siendo constante con estos 5 hábitos saludables y destacando su valor cuando estés con tus hijos, estarás propiciando que ellos mismos mantengan un cuidado bucal adecuado en su edad adulta.

La finalidad de este artículo es fomentar la comprensión y el conocimiento de temas generales de salud oral. Su propósito no es sustituir la opinión, el diagnóstico o el tratamiento profesionales. Solicita siempre la opinión experta de tu dentista u otro proveedor de salud Calificado y Dile siempre cualquier pregunta que tengas en relación con alguna enfermedad o tratamiento médico.

OTROS ARTÍCULOS

Principales consejos para un buen cuidado bucal durante la INFANCIA

He aquí algunas maneras para cuidar los dientes y encías de tu bebé:

  • Antes de que le nazcan los dientes, limpia las encías de tu bebé y luego los dientes frotando un trapo limpio y húmedo a lo largo de las encías superiores e inferiores.

  • Cuando le nazcan los dientes, comience a cepillárselos al menos dos o tres veces al día con un cepillo dental de cedras suaves y con agua.

¿Cómo cuidar los primeros dientes de tu bebé?

Tan pronto como los dientes de leche erupcionen es importante empezar a cuidar de ellos. Utiliza una crema dental con fórmula sin flúor creada especialmente para los más pequeños.