Hablemos sobre los músculos de la lengua

Niña pequeña sonriendo y jugando

Aunque los músculos de la lengua no son los más fuertes del cuerpo, ¡ciertamente son los que más energía tienen! Todo el tiempo le están ayudando a hablar, masticar, tragar y comer. La lengua está completamente hecha de músculos, constituidos por dos pares de cuatro músculos que trabajan juntos. Estos incluyen músculos intrínsecos, que ayudan a darle forma a la lengua y músculos extrínsecos, que facilitan el movimiento y anclan la lengua en ciertas estructuras de la cabeza y del cuello. De acuerdo con Radiopaedia, esto posibilita el complejo movimiento de la lengua, el único músculo del cuerpo que funciona independientemente de cualquier hueso del esqueleto.

Un músculo como ningún otro

La tenacidad y la fuerza de la lengua son únicas y diferentes de casi cualquier otro músculo en el cuerpo. La lengua se puede definir como un hidrostato muscular parecido a los tentáculos de un pulpo, según lo explica Scientific American. La lengua está formada por fibras musculares parecidas que crean una matriz flexible y le ayudan a la lengua a cumplir sus múltiples funciones, de una manera muy parecida a las extremidades de un pulpo.

Los músculos extrínsecos están conectados a varias partes de la boca y de la cabeza: el paladar, la garganta, la mandíbula y el cráneo. Estos músculos impulsan la lengua hacia arriba y hacia abajo, de lado a lado y de atrás hacia adelante. Los músculos intrínsecos le dan forma a la lengua y le permiten contorsionarse de muchas formas, ayudando a hablar, comer y tragar.

Lo bueno, lo malo y lo sabroso

¡Sin lengua, no podríamos hablar, comer, tragar ni cantar bien! La lengua ayuda a pronunciar ciertas letras, a disfrutar la comida y puede ofrecernos pistas sobre nuestra salud general.

Al comer y al tragar, los músculos de la lengua desplazan el alimento masticado hacia la parte trasera de la boca y, con la ayuda de la saliva, comienza el proceso de la digestión. Sin duda, el sabor de la comida también es importante, y las papilas gustativas de la lengua (entre 2,000 y 4,000 en un adulto promedio) se renuevan constantemente para ayudar a mantener la percepción de los sabores en su mejor estado, según PubMed Health.

Además, el tamaño y la posición de la lengua pueden influir en el habla y en el sueño. Los músculos de la lengua pueden ser los culpables de algunos trastornos del habla y del sueño. La lengua puede "engordar" o aumentar de tamaño en adultos con sobrepeso, contribuyendo a trastornos como la apnea del sueño. En el caso de algunos impedimentos del habla y movimientos de la lengua, esta tiene que volver a ser entrenada para que el paciente pueda tragar y hablar correctamente.

¿Qué nos revela el aspecto de la lengua acerca de nuestra salud general? Una lengua de color rojo brillante puede ser el resultado de una deficiencia de vitaminas, mientras que los puntos blancos o una capa blanca pueden ser señal de candidiasis oral, un tipo de infección por hongos. Las úlceras o los bultos rojos pueden ser la manifestación de una úlcera bucal o incluso el comienzo de cáncer bucal.

Así que ¡cuide su lengua! Cepíllese los dientes con un cepillo dental que tenga limpiadores de mejillas y de lengua. Asista con regularidad a las consultas con su dentista o higienista dental, quien examinará la lengua en busca de anomalías. Por último, no dé por sentada la existencia de este músculo tan maravillosamente versátil. ¡Saque la lengua para revisar su apariencia y su salud con regularidad!

La finalidad de este artículo es fomentar la comprensión y el conocimiento de temas generales de salud oral. Su propósito no es sustituir la opinión, el diagnóstico o el tratamiento profesionales. Solicita siempre la opinión experta de tu dentista u otro proveedor de salud Calificado y Dile siempre cualquier pregunta que tengas en relación con alguna enfermedad o tratamiento médico.

OTROS ARTÍCULOS

¿Cuáles son las partes del diente?

Cada diente tiene varias partes diferentes; aquí le presentamos un resumen de cada parte:

  • Esmalte – es la parte externa y más dura del diente que posee el tejido más mineralizado del cuerpo. Pueden dañarlo las caries si no se cuidan los dientes correctamente.

  • Dentina – es la capa del diente que se encuentra debajo del esmalte. Si la caries pasa a través

  • Pulpa – es el tejido blando que se encuentra en la parte central de todos los dientes, donde están ubicados el tejido nervioso y los vasos sanguíneos. Si las caries alcanzan la pulpa, normalmente se siente dolor y puede ser necesario realizar un tratamiento de canal.