Glándula Submandibular: Ubicación, Función Y Complicaciones

Hombre con dolor de garganta

La glándula submandibular es uno de los tres tipos de glándulas que aportan saliva a la boca. Los otros dos tipos de glándulas salivales son las parótidas y sublinguales. La saliva es esencial para la masticación y la digestión de los alimentos, así como la prevención de la caries dental, y los problemas de las glándulas salivales pueden incidir gravemente en la salud bucal.

Ubicación de la glándula submandibular

Las glándulas submandibulares son dos glándulas del tamaño de una nuez situadas a ambos lados de la cara, debajo y dentro de la mandíbula inferior, en la parte trasera de la boca. Según la Universidad Católica de Córdoba, la saliva viaja desde las glándulas a través de conductos que emergen en la superficie lingual y frente al cuello.

Función de la glándula submandibular

La glándula submandibular y las otras glándulas salivales son esenciales para la digestión y la salud bucal. La saliva contiene enzimas que empiezan a descomponer los alimentos antes de que pasen al estómago, y los humedecen para que se deslicen fácilmente por el esófago. Además, la saliva contiene minerales que reducen los niveles de ácidos nocivos en la boca. Sin este efecto protector, los ácidos deterioran el esmalte dental y causan caries.

A pesar de que la saliva cumple una gran función protegiendo el esmalte, ¡no hace daño reforzar aún más la salud del esmalte!

Complicaciones de la glándula submandibular

Algunas de las complicaciones son la obstrucción, la infección, los tumores y el agrandamiento. Expertos en el tema explican que en las glándulas pueden formarse cálculos que atascan la saliva, ocasionando inflamación y dolor. Los signos de la existencia de alguna glándula obstruida suelen aparecer al tomar alimentos o bebidas. Si se obstruye una glándula, las bacterias pueden crecer en la saliva retenida y originar una infección. Las infecciones también pueden migrar a las glándulas submandibulares desde los ganglios linfáticos infectados que se encuentran próximos.

En ocasiones se desarrollan en las glándulas submandibulares tumores benignos y malignos que se manifiestan en forma de agrandamientos o inflamaciones. Los pacientes que experimentan un agrandamiento de las glándulas deben consultar a un médico, especialmente si la hinchazón es dolorosa o causa pérdida de movimiento. Otras causas de agrandamiento de las glándulas submandibulares incluyen el síndrome de Sjögren, el VIH, la diabetes, la artritis reumatoide o el alcoholismo.

Las glándulas submandibulares están ocultas bajo la mandíbula inferior, y es fácil no reparar en lo esencial de su misión para un buen flujo de saliva en la boca. Si sentís molestias en estas glándulas o las ves más grandes de lo normal, o notás la boca seca, hablá con un dentista. La sanación de una glándula submandibular redundará en una mejora global de la salud bucal.

La finalidad de este artículo es fomentar la comprensión y el conocimiento de temas generales de salud oral. Su propósito no es sustituir la opinión, el diagnóstico o el tratamiento profesionales. Solicita siempre la opinión experta de tu dentista u otro proveedor de salud Calificado y Dile siempre cualquier pregunta que tengas en relación con alguna enfermedad o tratamiento médico.

OTROS ARTÍCULOS

¿Cuáles son las partes del diente?

Cada diente tiene varias partes diferentes; aquí le presentamos un resumen de cada parte:

  • Esmalte – es la parte externa y más dura del diente que posee el tejido más mineralizado del cuerpo. Pueden dañarlo las caries si no se cuidan los dientes correctamente.

  • Dentina – es la capa del diente que se encuentra debajo del esmalte. Si la caries pasa a través

  • Pulpa – es el tejido blando que se encuentra en la parte central de todos los dientes, donde están ubicados el tejido nervioso y los vasos sanguíneos. Si las caries alcanzan la pulpa, normalmente se siente dolor y puede ser necesario realizar un tratamiento de canal.