El Nervio Hipogloso: El Cerebro Detrás Del Paladar

Madre e hija sacándo la lengua

El organismo tiene doce nervios craneales. Uno de estos nervios, el nervio hipogloso, está íntimamente relacionado con la cavidad oral. Este nervio también se conoce como duodécimo nervio craneal o par craneal XII, y controla los músculos de la lengua, por lo que es importante para odontólogos, médicos y pacientes por igual.

Anatomía y función

Según El Liberal, el duodécimo nervio craneal parte desde el bulbo raquídeo que integra el troncoencéfalo. De ahí pasa por el espacio que hay debajo de la lengua y llega a los músculos de la lengua. De hecho, “hipo” significa abajo, y “gloso” hace referencia a la lengua, por lo que el nombre del nervio ya describe su trayectoria.

El nervio hipogloso es un nervio motor, y controla los músculos de la lengua encargados del habla y la deglución. La lengua posee músculos extrínsecos (formados en su exterior) y músculos intrínsecos (originados en su interior). Los primeros se encargan del movimiento en todas direcciones, y los segundos, de movimientos ondulatorios. Los músculos extrínsecos controlados por el nervio hipogloso son:

  • El músculo geniogloso, que ayuda a sacar la lengua de la boca.
  • El músculo hiogloso, que mueve la lengua hacia abajo para aplanarla.
  • El músculo estilogloso, que retrae la lengua hacia el interior de la boca y la eleva.

El único músculo de la lengua que no está controlado por el nervio hipogloso es el músculo palatogloso, así lo afirma un artículo de la Universidad de Morón.

¿Qué puede dañar al duodécimo nervio craneal?

 

Es poco común que solo resulte afectado el duodécimo nervio, pese a que la AACS explica que el daño del nervio hipogloso puede provocar parálisis de distintos grados. Sin embargo, se puede experimentar una parálisis del nervio hipogloso, que causa debilidad muscular o parálisis en las zonas de la lengua controladas por este nervio. Aunque poco común, esta condición puede surgir como consecuencia de traumatismos en cabeza o cuello, derrames, tumores cerebrales, esclerosis múltiples, infecciones o enfermedades autoinmunes.

Síntomas del duodécimo nervio craneal dañado

Tal como afirman expertos en neurología, los trastornos del hipogloso causan debilidad o desgaste de la lengua. Esto puede dificultar el habla, la masticación y la deglución, según los datos de la AACS. La lengua también podría sentirse algo agitada e inclinarse hacia un lado según la misma fuente. En ocasiones, el paciente puede experimentar dificultades para hablar o una sensación de ahogo al comer o beber.

Si experimentas cualquiera de estos síntomas, puede que tu doctor lleve a cabo más análisis para determinar la causa precisa del problema. Tal vez realice una resonancia magnética o una tomografía computada, especialmente ante la posibilidad de un tumor ya que su presencia puede afectar negativamente a distintas áreas del cerebro. También puede realizar una punción lumbar.

 

Opciones de tratamiento

El médico explorará las múltiples opciones de tratamiento según la causa del daño nervioso. Si los síntomas se deben a una infección o un tumor, es probable que el profesional médico quiera tomar medidas para controlar la infección o eliminar el tumor. De existir un síndrome subyacente, el médico puede proponer algunos tratamientos para aliviar los síntomas.

La complejidad de los daños en el duodécimo nervio craneal exige la coordinación entre dentistas, neurólogos, médicos de atención primaria o hasta especialistas de medicina infecciosa u oncológica para obtener un diagnóstico adecuado. No dudés en comentar tus inquietudes con el profesional médico o dental si no podés mover la lengua correctamente, y el equipo médico trabajará en conjunto a fin de diseñar el mejor plan de tratamiento para vos.

La finalidad de este artículo es fomentar la comprensión y el conocimiento de temas generales de salud oral. Su propósito no es sustituir la opinión, el diagnóstico o el tratamiento profesionales. Solicita siempre la opinión experta de tu dentista u otro proveedor de salud Calificado y Dile siempre cualquier pregunta que tengas en relación con alguna enfermedad o tratamiento médico.

OTROS ARTÍCULOS

¿Cuáles son las partes del diente?

Cada diente tiene varias partes diferentes; aquí le presentamos un resumen de cada parte:

  • Esmalte – es la parte externa y más dura del diente que posee el tejido más mineralizado del cuerpo. Pueden dañarlo las caries si no se cuidan los dientes correctamente.

  • Dentina – es la capa del diente que se encuentra debajo del esmalte. Si la caries pasa a través

  • Pulpa – es el tejido blando que se encuentra en la parte central de todos los dientes, donde están ubicados el tejido nervioso y los vasos sanguíneos. Si las caries alcanzan la pulpa, normalmente se siente dolor y puede ser necesario realizar un tratamiento de canal.