Fotos escolares: mostrar la sonrisa perfecta

Niñas jugando en el parque

Una de las claves más importantes para asegurar unas buenas fotos escolares es la sonrisa. Los niños se sentirán más cómodos mostrando al fotógrafo una gran sonrisa si están seguros de tener unos dientes perfectos. Ayudá a tu hijo a tener una sonrisa de la cual se sienta orgulloso con unas buenas prácticas de higiene bucal.

Cepillo e hilo dental en casa

Al igual que los mayores, los niños tienen que cepillarse los dientes dos veces al día y usar hilo dental una vez al día. Al menos inicialmente, los niños necesitarán a un adulto que los ayude con el cepillado y la aplicación del hilo dental para asegurarse de hacerlo bien. Se recomienda que los padres cepillen los dientes de sus hijos hasta que estos sean capaces de limpiarse los dientes por sí mismos, a los 4 años, y bajo supervisión hasta los 6 años. Es importante cepillarse siempre durante dos minutos enteros. Por lo general, los irrigadores bucales son más fáciles de usar en los niños que el hilo dental solo.

Consultas periódicas al odontólogo

Llevá a tu hijo al odontólogo para una limpieza y un examen cada seis meses. Este profesional de la salud, te informará sobre la salud de los dientes y las encías de tu hijo y te indicará cómo mejorar la eficacia del cepillado y el hilo dental en caso necesario. Analizará la mordida, la alineación y la estructura mandibular de tu hijo para asegurarse de que se desarrolle correctamente. Como también le practicarán una limpieza a fondo, podría ser una buena idea programar la consulta una semana antes de las fotos escolares. Así, tu hijo tendrá la bien sonrisa blanca.

Aceptar las sonrisas desdentadas

La misma fuente indica que los niños comienzan a perder los primeros dientes alrededor de los 6 años. Los dientes de leche continúan cayendo hasta cerca de los 12 años. Esto significa que es probable que, por lo menos un año, tu hijo luzca una bella sonrisa desdentada en la foto escolar. Es una de esas partes adorables de la infancia que un día extrañarás. En poco tiempo, vas a mirar atrás en el álbum de tu hijo con los dientes perdidos y te vas a preguntar adónde quedaron esos tiempos.

Si tu hijo es consciente de su sonrisa, practicá en casa antes del gran día. Hacé una sesión de fotos con cada uno de los miembros de la familia, tal vez con divertidas muecas. Luego hacé una serie de fotos de tu hijo sonriendo. Decile que tiene una bella sonrisa, que estás deseando ver su foto y que la vas a enmarcar con orgullo junto con todas las demás fotos escolares, quede como quede.



La finalidad de este artículo es fomentar la comprensión y el conocimiento de temas generales de salud oral. Su propósito no es sustituir la opinión, el diagnóstico o el tratamiento profesionales. Solicita siempre la opinión experta de tu dentista u otro proveedor de salud Calificado y Dile siempre cualquier pregunta que tengas en relación con alguna enfermedad o tratamiento médico.

OTROS ARTÍCULOS

Principales consejos para un buen cuidado bucal durante la INFANCIA

He aquí algunas maneras para cuidar los dientes y encías de tu bebé:

  • Antes de que le nazcan los dientes, limpia las encías de tu bebé y luego los dientes frotando un trapo limpio y húmedo a lo largo de las encías superiores e inferiores.

  • Cuando le nazcan los dientes, comience a cepillárselos al menos dos o tres veces al día con un cepillo dental de cedras suaves y con agua.

¿Cómo cuidar los primeros dientes de tu bebé?

Tan pronto como los dientes de leche erupcionen es importante empezar a cuidar de ellos. Utiliza una crema dental con fórmula sin flúor creada especialmente para los más pequeños.