Cemento radicular: función y clasificaciones

Amigos abrazados y felices

Si piensa en la anatomía de la boca, es probable que le vengan a la mente los dientes, la lengua y las encías. Todos ellos trabajan juntos para realizar las funciones diarias indispensables, como masticar, comer y hablar. Sin embargo, hay otras partes de la boca que no se ven, pero que también son importantes. Las papilas gustativas juegan un papel importante al decirle qué alimentos le gustan y cuáles no, y el esmalte mantiene la resistencia de los dientes y los protege de las caries. Otra parte fundamental es el cemento radicular.

¿Qué es el cemento radicular?

Este tejido conectivo se forma a lo largo de la raíz del diente y lo solidifica al conectarlo a las fibras que le dan soporte a su lugar en la mandíbula. Es como el esmalte, pero más suave.

Tipos y clasificaciones del cemento radicular

Este tejido conectivo se puede clasificar en función de cuatro características, según la Facultad de Medicina Dental de la Universidad de Pittsburgh. Estas son la ubicación, la celularidad, la presencia de fibrillas de colágeno y el origen de las fibras de colágeno. Los cuatro tipos de cemento radicular más comunes son los siguientes:

  • Cemento acelular afibrilar  Es producido por cementoblastos y suele encontrarse como cemento dental en los dientes.
  • Cemento acelular con fibras extrínsecas  Se ubica en los dos tercios inferiores de la raíz dental y juega un papel importante al fijar el diente al hueso del maxilar.
  • Cemento celular con fibras intrínsecas  Se encuentra en zonas de reparación de cemento radicular en vez de fijar los dientes.
  • Cemento celular con fibras mixtas  Se encuentra en el tercio apical de la raíz del diente y entre las raíces.

Papel en la sensibilidad dental y en la enfermedad de los dientes

La pérdida del cemento radicular es uno de los principales factores que conduce a la sensibilidad dental, junto con la pérdida del esmalte y las encías retraídas. El resultado es la exposición de la dentina. La sensibilidad dental se siente como un dolor repentino y agudo en uno o más dientes. Si alguna vez se ha estremecido al beber un trago de agua fría, puede que tenga un problema de sensibilidad por el que debería consultar al dentista.

La enfermedad de las encías también puede resultar en la pérdida del cemento radicular. La periodontitis causa a su paso daños irreversibles a los huesos y a las fibras que mantienen a los dientes en su lugar. Durante la etapa avanzada de la periodontitis, se destruyen esos huesos y el cemento radicular. Esto resulta en el aflojamiento o el desplazamiento de los dientes. En algunos casos, esto tiene como consecuencia la extracción del diente.

Proteger los dientes mediante un régimen de cuidado bucal minucioso es el mejor camino para evitar problemas debido a la pérdida del cemento radicular o, en el peor caso, de un diente. Use una crema dental para dientes sensibles que le ayude a aumentar la protección contra la sensibilidad dental y a restablecer los niveles naturales de calcio.

La finalidad de este artículo es fomentar la comprensión y el conocimiento de temas generales de salud oral. Su propósito no es sustituir la opinión, el diagnóstico o el tratamiento profesionales. Solicita siempre la opinión experta de tu dentista u otro proveedor de salud Calificado y Dile siempre cualquier pregunta que tengas en relación con alguna enfermedad o tratamiento médico.

OTROS ARTÍCULOS

¿Cuáles son las partes del diente?

Cada diente tiene varias partes diferentes; aquí le presentamos un resumen de cada parte:

  • Esmalte – es la parte externa y más dura del diente que posee el tejido más mineralizado del cuerpo. Pueden dañarlo las caries si no se cuidan los dientes correctamente.

  • Dentina – es la capa del diente que se encuentra debajo del esmalte. Si la caries pasa a través

  • Pulpa – es el tejido blando que se encuentra en la parte central de todos los dientes, donde están ubicados el tejido nervioso y los vasos sanguíneos. Si las caries alcanzan la pulpa, normalmente se siente dolor y puede ser necesario realizar un tratamiento de canal.