Cómo encontrar a un odontólogo de urgencias cuando lo necesitás

Mujer angustiada en cita odontológica

En los últimos años, el número de pacientes que han visitado los servicios de urgencias de los hospitales estadounidenses para recibir atención dental ha aumentado. Sin embargo, el 54,8% de estas visitas se consideran semi urgentes y el 23,9 % se consideran no urgentes, lo que significa que se pueden administrar en un consultorio dental en lugar de un servicio de urgencias. Si te surge un problema dental y no estás seguro de si se considera una urgencia dental, acá te explicamos cómo discernir qué tipo de atención dental necesitás y cómo encontrar a un odontólogo de urgencias si realmente lo necesitás.

Urgencias dentales comunes

Las urgencias dentales son problemas dentales que requieren un tratamiento inmediato por parte de un odontólogo. El Ministerio de Salud de Argentina explica que las lesiones dentales, como la rotura o la caída de un diente por un golpe, son urgencias dentales frecuentes.

Los abscesos dentales, que son infecciones que pueden desarrollarse si no se tratan las caries, en ocasiones también pueden considerarse urgencias, según las autoridades ministeriales. Un absceso dental puede ocasionar dolor de muelas intenso, hinchazón facial, dificultad para respirar o tragar, e incluso sepsis, y todo eso requiere una atención inmediata.

Una lesión en el tejido blando, como una mordedura en lengua o labios, también puede calificarse de urgencia dental. En estas situaciones, se recomienda limpiar suavemente la zona lesionada con agua y aplicar una compresa fría. Si el sangrado no se detiene, deberá buscarse tratamiento de inmediato.

Problemas dentales no urgentes

Muchos problemas dentales no se consideran urgentes. Las caries son un ejemplo de un problema dental común que no es urgente. Aun así, tenés que buscar tratamiento lo antes posible. Si tenés una caries, podés experimentar dolor de muelas, sensibilidad dental o dolor al masticar, explica en un artículo el periódico La Prensa. Las caries no tratadas pueden traer consigo abundantes complicaciones, como los abscesos dentales, por lo que es importante programar una visita odontológica a la mayor brevedad para evitar la posterior necesidad de una visita de urgencias.

Incluso ante un problema dental que no sea urgente, pese a que no requiera una atención inmediata, tenés que llamar al odontólogo para programar una visita lo antes posible.

Encontrar a un odontólogo de urgencias

Si creés que te encontrás ante una urgencia dental, contactá a tu odontólogo al instante. La mayoría de los odontólogos se reservan unas horas en su agenda para las visitas de urgencias, por lo que es posible que tengas la posibilidad de recibir atención inmediata. Si te encontrás lejos del consultorio de tu odontólogo, podés usar la información del sitio web de la AOA para encontrar a un profesional certificado próximo a tu ubicación.

Si tenés una urgencia dental, incluso fuera del horario laboral normal (por la noche, el fin de semana o en un feriado), probá llamando a tu odontólogo. Su correo de voz puede dar indicaciones válidas en caso de urgencias o facilitar un número de teléfono de un odontólogo de guardia local.

Si no lográs encontrar un odontólogo de urgencia por medio de tu clínica habitual o a través del sitio web de la AOA, acudí al servicio de urgencias del hospital de tu zona. Sin embargo, no es la opción idónea ya que ni los hospitales ni los médicos generales están capacitados para tratar las afecciones dentales, y su actuación generalmente se limita a la prescripción de antibióticos o analgésicos. Aunque puedan ayudarte a paliar una infección o un dolor intenso, aún necesitarás ver a tu odontólogo lo antes posible para abordar el problema dental subyacente.

Tratamiento de las urgencias dentales

El odontólogo evaluará la naturaleza de la urgencia dental y decidirá la mejor opción de tratamiento.

Si se te ha caído algún diente por un golpe, el odontólogo puede intentar volver a colocarlo en su sitio. Es más probable que la intervención sea satisfactoria si visitás al odontólogo dentro de los 30 minutos posteriores a la lesión, aunque también se puede actuar con éxito transcurrido este tiempo.

Como señalan los odontólogos, los dientes astillados, rotos, descoloridos o deteriorados pueden repararse y/o mejorar su apariencia mediante las restauraciones. Con todo, los dientes con daños demasiado dañados tal vez deban extraerse.

Ante un caso de absceso dental, es necesario eliminar la infección, tal como prescriben los odontólogos en el portal de salud Intramed. Un odontólogo de urgencias puede hacer una pequeña incisión en el absceso para drenar el pus y, en ocasiones, también puede ser necesario efectuar una endodoncia. Si no se puede salvar, el odontólogo extraerá la pieza.

Sin duda alguna, una urgencia dental ciertamente puede asustarte, pero estate seguro de que hay odontólogos de urgencias disponibles las 24 horas, los 7 días de la semana, que te darán el tratamiento que necesitás, ya sea tu odontólogo habitual, un especialista de guardia o un profesional de urgencias.

La finalidad de este artículo es fomentar la comprensión y el conocimiento de temas generales de salud oral. Su propósito no es sustituir la opinión, el diagnóstico o el tratamiento profesionales. Solicita siempre la opinión experta de tu dentista u otro proveedor de salud Calificado y Dile siempre cualquier pregunta que tengas en relación con alguna enfermedad o tratamiento médico.

OTROS ARTÍCULOS

Mejores consejos para evitar EMERGENCIAS DENTALES

  • Usar un protector bucal – Si practica deportes de contacto, usar un protector bucal puede ayudarlo a proteger los dientes contra lesiones y traumas.

  • Evitar comidas duras y caramelos – Para proteger los dientes de lesiones al comer, evite morder caramelos duros y hielo.